Por qué aunque hayas rooteado tu Android sigues teniendo 2 años de garantía

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Suena muy a 2013-2014, pero una de las principales ventajas que tiene el sistema operativo Android frente a la competencia es la posibilidad de hacer root a un dispositivo. ¿Qué es el root? Este concepto hace referencia al hecho de obtener permisos de superusuario o administrador en los sistemas operativos basados en Unix –como MacOS, Linux o Android–, de modo que así sea posible realizar modificaciones avanzadas que cualquier otro usuario con permisos “normales” no podría llevar a cabo.

En la práctica, nos permite desde cambiar la interfaz del sistema operativo hasta modificar ciertos parámetros inaccesibles para el usuario normal. Es decir, en Android el root se lleva a cabo con el objetivo de saltarse restricciones impuestas por el fabricante del dispositivo, o por la propia Google. También es verdad que con los dispositivos de hoy en día el root es cada vez menos imprescindible pero todavía hay una importante base de usuarios a los que les gusta rootear sus smartphones.

Curiosamente también hay mucha gente que no quiere hacer modificaciones en sus dispositivos por miedo a perder la garantía. Una leyenda urbana que ha ido extendiéndose con el tiempo y que realmente no es cierta. Te lo explicamos.

No, hacer root no invalida la garantía de tu smartphone

Root en Android

¡Qué buenos tiempos aquellos del root!

Por supuesto las leyes son diferentes en cada territorio y país, por lo que nosotros vamos a hablar a las que hacen efecto en la Unión Europea. La Directiva 1999/44/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de mayo de 1999, sobre determinados aspectos de la venta y las garantías de los bienes de consumo es lo que tenemos que tener en consideración, ya que las leyes de cada país que se refieren a consumidores se basan en dicha Directiva.

Dicha Directiva viene a decir que todo consumidor (importante este concepto) que adquiera un producto en la Unión Europea, tiene derecho a 2 años de garantía. Es decir, que si un producto como es el caso de un teléfono se estropea antes de los dos años, el vendedor deberá arreglarlo o reemplazarlo por otro igual, todo ello sin que al consumidor le cueste un solo céntimo o euro. En los primeros 6 meses, si el producto falla se da por seguro que es problema del dispositivo por lo que se debe hacer uso de la garantía sí o sí. Después de estos seis meses, deberá ser el vendedor o el fabricante el que tendrá que demostrar que el fallo ha sido por culpa del consumidor.

Así pues, si rooteamos un dispositivo y al año el teléfono empieza a ir mal, el vendedor o fabricante no puede poner como excusa el root para negarse a arreglar o reemplazar el smartphone. Deberá acreditar que el root ha sido la causa de la rotura del smartphone para no hacer uso de la garantía. Por poner un ejemplo, si hemos hecho root y hemos hecho overclock para aumentar la potencia del procesador y con esto lo hemos roto, no podríamos hacer uso de la garantía siempre y cuando el fabricante así lo demuestre. En cambio si hemos hecho root simplemente para cambiar los iconos del dispositivo o simplemente para cambiar la ROM, esto no sería excusa alguna.

Por lo tanto no. El root no invalida la garantía del producto siempre y cuando este no haya sido la excusa de la rotura del dispositivo.

Entérate siempre de la última hora de Android en nuestro canal oficial de Telegram, ¡únete!

Sigue a Andro4all

Archivado en Móviles, Otros Sistemas Operativos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion