Samsung Galaxy Note20 Ultra, análisis: este Ultra sí es digno de su apellido

Lo más top de Samsung, a prueba: análisis a fondo del Samsung Galaxy Note20 Ultra con características, precio y opinión.

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung ha vuelto a hacer eso que mejor se le da: tomar su móvil más avanzado hasta la fecha –el S20 Ultra–, reforzar todos sus puntos débiles y acoplarle un S-Pen. Así, nace el nuevo Samsung Galaxy Note20 Ultra.

Hubo quien pensaba que el Galaxy Note10 Plus del año pasado podría llegar a ser la última entrega de la serie dadas las diferencias, cada vez menores, entre los modelos de las familias Galaxy S y Galaxy Note.

Pero la realidad es que Samsung parece estar muy segura del presente y futuro de la familia Note a pesar de esta aparente pérdida de identidad, y así lo demuestra con su última edición, la más avanzada hasta la fecha.

Con el Note20 Ultra, Samsung combina lo mejor del S20 Ultra con lo mejor del anterior Galaxy Note10+, aspirando así a conquistar los corazones –y los bolsillos– de quienes quieren tenerlo todo en un móvil. Esto es todo lo que necesitas saber sobre el Note20 Ultra.

Camaras del Samsung Galaxy Note20 Ultra y parte trasera

La parte trasera del Samsung Galaxy Note20 Ultra.

Índice de contenidos:

Samsung Galaxy Note20 Ultra, ficha técnica de características

Samsung Galaxy Note20 Ultra
Especificaciones
Dimensiones164,8 x 77,2 x 8,1 mm
PantallaDynamic AMOLED de 6,9 pulgadas
120 Hz, relación de aspecto 19.3: 9, Gorilla Glass Victus
ResoluciónWQHD / 3200 x 1440 píxeles, 508 ppi
ProcesadorCPU Exynos 990 5G Octacore de 2,7 GHz
RAM8/12 GB
Sistema operativoOne UI 2.5 basado en Android 10
Almacenamiento128/256/512 GB UFS 3.1 ampliables por microSD
CámarasTrasera: 12 MP Ultra Gran Angular, tamaño del píxel de 1.4μm, FOV de 120˚ f/2.2 | 108 MP Gran Angular PDAF, OIS, tamaño del píxel de 0.8μm , FOV: 79˚, f/1.8 | teleobjetivo de 12 MP Space Zoom con zoom 5x híbrido óptico, OIS y tracking AF
Frontal : 10 MP Dual Pixel AF, FOV de 80º
Batería4.500 mAh con carga rápida (carga hasta el 50% en 30 minutos) y carga inalámbrica rápida
OtrosS-Pen con latencia de 9 ms, reconocimiento facial, lector de huellas digitales en pantalla, Samsung Pay, Samsung Knox, Dual-SIM + eSIM, Bluetooth 5.0, USB Typ-C (Gen 3.2), NFC, WiFi 6, DeX inalámbrico

El modelo analizado es un Samsung Galaxy Note20 Ultra 5G de 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento en color Mystic Bronze.

La prueba se ha realizado sobre la última actualización de firmware disponible en España, correspondiente a la versión N986BXXU1ATGI basada en Android 10 con One UI 2.5 y el parche de seguridad del mes de julio de 2020.

Lo mejor del Samsung Galaxy Note20 Ultra

De entre todas las características del Note20 Ultra, hay algunas que destacan sobre el resto. Esto es lo mejor del nuevo modelo de Samsung.

Diseño

Este año, Samsung ha optado por no variar en exceso la apariencia física de su nuevo móvil estrella, y en su lugar mantener el lenguaje visual introducido junto a la serie Note10 del año pasado.

Eso, por tanto, nos deja con un teléfono construido en metal y vidrio, con unos bordes laterales curvos y líneas muy rectas en los bordes superior e inferior, que de no ser por las distintas protuberancias en los cantos y el reparto de pesos entre la parte superior e inferior, casi permitirían sostener el móvil de pie sin necesidad de un apoyo.

Aún siendo un móvil similar al S20 Ultra, su estética es claramente distinta, y sin duda es uno de los aspectos en los que Samsung sigue poniendo empeño con el objetivo de diferenciar bien sus dos principales gamas.

Parte trasera del Samsung Galaxy Note20 Ultra

La trasera del Note20 Ultra en color Mystic Bronze.

Un año más, la calidad de construcción del último modelo de la serie Note es excelente. El Note20 Ultra es uno de los terminales mejor construidos que jamás haya pasado por mis manos, gracias al uso de materiales de calidad que le otorgan un aspecto robusto y agradables curvas que contrarrestan la dureza de sus esquinas y líneas rectas.

Del mismo modo que el año pasado con el llamativo acabado “Aura Glow”, esta vez Samsung ha querido otorgar el protagonismo que se merece al color del dispositivo. Ahora, el acabado de referencia es al que la marca llama “Mystic Bronze”, de color cobre y con un acabado mate en la parte trasera que sienta genial a la mano y otorga un aspecto elegante y atractivo al terminal.

El Galaxy Note20 Ultra “Mystic Bronze” es el único de los tres acabados disponibles con la parte trasera mate.

Al margen de eso, el cuerpo del terminal cuenta con añadidos ya típicos de un móvil de esta categoría como la última generación del cristal Gorilla Glass, ahora más resistente a arañazos o la certificación IP68 que respalda la resistencia al agua y al polvo.

Pantalla

Aún más llamativo que su diseño es el panel frontal del Galaxy Note20 Ultra, con una impresionante diagonal de 6,9 pulgadas que lo impulsa a ser uno de los mayores que hayamos visto en un móvil hasta la fecha.

La pantalla, basada en tecnología Dynamic AMOLED con una resolución de 3200 x 1440 píxeles, es una maravilla en todos los sentidos.

Es extremadamente brillante, la reproducción de colores –en el modo de pantalla “Natural”– es excelente y su diseño sin apenas márgenes, sumado a las curvas que se extienden casi hasta el chasis de metal y al orificio de la parte superior, más pequeño que el del año pasado, lo hace parecer un móvil directamente venido del futuro.

Samsung Galaxy Note20 Ultra, software y pantalla

La pantalla del Galaxy Note20 Ultra.

Por si fuera poco, además, Samsung ha decidido reforzar uno de los puntos débiles del anterior Note10+ al dotar al terminal de una pantalla con alta tasa de refresco de 120 Hz. Y lo ha hecho –cómo no– a lo grande, integrando la primera pantalla con tasa de refresco variable vista en un móvil.

Al margen de la extrema fluidez y suavidad que conlleva ver el mundo a través de una gran ventana a 120 hercios, la tecnología que integra el Note20 Ultra –a la que Samsung llama VRR Panel– permite a la pantalla operar a 120, 60, 30 o hasta 10 hercios en base al contenido que se muestra en la pantalla.

De este modo, la pantalla puede conmutar entre distintos modos dependiendo de lo que estamos haciendo con el teléfono: si leemos un artículo o el terminal se encuentra en el modo “Always on Display”, la frecuencia de refresco oscila entre 1 y 11 hercios, pero aumenta hasta superar la barrera de los 24 hercios y llegar a los 120 si vemos una película. A la hora de jugar, dependiendo del título ejecutado, la pantalla se mueve en un rango entre 30 y 120 hercios.

Galaxy Note20 Ultra, esquina

La pantalla curva del Galaxy Note20 Ultra.

La idea detrás de esta tecnología es mejorar la eficiencia energética del panel, reduciendo su consumo en hasta un 22% según datos de la compañía.

Un punto débil del panel reside en la incapacidad de combinar la máxima resolución del panel con la tasa de refresco máxima que admite. Algo que sí es posible en modelos como el OnePlus 8 Pro o el OPPO Find X2 Pro. Si he pagado 1.400 euros por un móvil, quiero poder disfrutarlo al máximo, aún sabiendo que la autonomía vaya a verse gravemente afectada por ello.

Por otro lado, un año más nos encontramos con los ya famosos “toques fantasma” causados por las pronunciadas curvas laterales del cristal. Una buena forma de evitar este problema es usando una funda que cubra los laterales del terminal.

Tras el panel se encuentra el lector de huellas dactilares, basado en la misma tecnología ultrasónica que la firma lleva usando desde los Galaxy S10. Tanto el tiempo de respuesta como la precisión no han variado en exceso, de modo que sigue ofreciendo un funcionamiento correcto, pero sin llegar aún al nivel de los sensores capacitivos como el del Google Pixel 4a.

Rendimiento y experiencia

Pese a las innumerables quejas en contra de los procesadores Exynos, Samsung ha vuelto a equipar el mismo cerebro Exynos 990 que daba vida a los Galaxy S20 en este Note20 Ultra, algo que llama la atención, sobre todo, cuando vemos que el modelo vendido en Corea del Sur y Estados Unidos incorpora el Snapdragon 865+.

A falta de una comparativa directa entre ambas variantes del teléfono, la realidad es que el Galaxy Note20 Ultra vuela, del mismo modo que ya lo hacían los S20 a principios de año.

El procesador es más que capaz de responder bien ante cualquier tarea, por pesada que sea, y los 12 GB de memoria RAM basados en tecnología LPDDR5 hacen que la multitarea sea uno de los grandes puntos fuertes de este teléfono, que permite mantener decenas de app en memoria sin riesgo a que el sistema las cierre automáticamente.

El software que da vida a este teléfono es One UI 2.5, una nueva versión de la capa de personalización de Samsung basada en Android 10.

S-Pen, Galaxy Note20 Ultra

El Galaxy Note20 Ultra llega con OneUI 2.5 basado en Android 10.

Este año, las novedades que introduce el software no son demasiado sustanciales, y los cambios se limitan más bien a mejorar funciones que ya estaban presentes en la edición anterior, como una mejor integración con Windows, que ahora permite usar apps del móvil desde el ordenador o el soporte para Samsung DeX inalámbrico.

Por lo demás, One UI sigue siendo One UI, para lo bueno y para lo malo. Es una capa que funciona rápido y que tiene un diseño coherente y atractivo, además de estar cargada de decenas de funciones y herramientas que pueden resultar útiles en determinadas situaciones.

Eso, sin embargo, también hace que sea una capa bastante pesada y recargada de añadidos, entre los que podemos encontrar bloatware de Facebook y Microsoft por un tubo.

Multimedia

Como todo buen Note, el Note20 Ultra destaca por un apartado multimedia muy superior al de la competencia, tanto en calidad como en cantidad.

El audio del dispositivo, respaldado por un par de altavoces que ofrecen sonido estéreo, es de gran calidad y no distorsiona en exceso en los niveles más altos de volumen. En ese sentido, el nivel máximo de volumen es bastante elevado.

También es bueno el motor de vibración, un rasgo que históricamente se ha dejado de lado, pero que en los últimos años ha ido ganando protagonismo, sobre todo en los terminales más premium.

Al igual que en los S20, el motor háptico ofrece una respuesta firme y precisa, que suma puntos a la experiencia al ofrecer retroalimentación al interactuar con la interfaz o con las aplicaciones.

Parte inferior del Galaxy Note20 Ultra con S-Pen

El audio, uno de los puntos fuertes del Note20 Ultra.

Otro rasgo que vale la pena destacar en un móvil como este es la posibilidad de ampliar la memoria por microSD. Si bien con 256 GB de almacenamiento base no debería haber problemas de almacenamiento, este añadido resulta de gran conveniencia a la hora de transferir archivos, por ejemplo, de una cámara reflex al teléfono.

A todo eso hay que sumar todas las opciones y funciones que habilita el que, sin duda alguna, vuelve a ser el accesorio estrella del último miembro de la serie Note: el S-Pen.

S-Pen

Una vez al año tengo la oportunidad de probar el S-Pen de cada nueva generación de la serie Note. Y una vez al año recuerdo lo útil y conveniente que puede llegar a resulta este pequeño accesorio.

Este año, Samsung no ha optado por cargar al S-Pen de nuevas funciones, sino por pulir su funcionamiento hasta convertirlo en el mejor S-Pen hasta la fecha.

La precisión a la hora de realizar trazos sobre la pantalla con el stylus es comparable a la experiencia que se puede obtener con un lápiz y un papel reales. El tiempo de respuesta es bajísimo, de modo que la carencia de input lag hace que usar este accesorio resulte extremadamente natural.

S-Pen del Galaxy Note20 Ultra

El S-Pen resulta de gran utilidad al editar fotografías desde el móvil.

Como con cada nueva generación de la serie Note, surge el debate de si un accesorio como este puede llegar a ser útil en una pantalla de estas dimensiones. En mi caso, he de decir que el S-Pen se ha convertido en un aliado indispensable a lo largo de estos días sobre todo a la hora de editar y retocar fotografías usando Adobe Lightroom en el móvil.

Tanto es así, que todas las imágenes de este análisis han sido transferidas de una cámara al Note20 Ultra usando el slot para microSD, y editadas aprovechando el S-Pen.

Lo peor del Samsung Galaxy Note20 Ultra

No todo en el Galaxy Note20 es perfecto. Durante nuestras pruebas, hemos encontrado algunos puntos débiles que vale la pena tener en cuenta.

Tamaño

DIseño del Samsung Galaxy Note20 Ultra

El Galaxy Note20 Ultra es uno de los móviles más grandes del mercado.

El Samsung Galaxy Note20 Ultra no solo es enorme. También puede llegar a ser incómodo debido a su formato más rectangular que otros modelos de tamaño similar.

Su hermano mellizo, el Samsung Galaxy S20 Ultra ya tenía un tamaño considerable, que podía resultar excesivo a según qué tipo de público. Y el Note20 Ultra solo acentúa esta sensación con sus esquinas bien marcadas, curvas laterales y líneas rectas.

En definitiva, usar una funda para proteger este móvil es casi indispensable, a menos que quieras probar por ti mismo la resistencia del cristal Gorilla Glass Victus que Samsung introduce por primera vez en este terminal.

Autonomía

Teniendo en cuenta los avances de otros fabricantes en términos de autonomía con sus móviles de referencia, que Samsung siga sin ser capaz de ofrecer una buena experiencia en este sentido es algo de lo que preocuparse.

La batería de 4.500 mAh del Note20 Ultra debería ser suficiente para alcanzar, como mínimo, la jornada y media de uso con el teléfono. La realidad es que llegar al final del día con batería restante es una tarea difícil.

Parte superior del Galaxy Note20 Ultra

Con 4.500 mAh de batería, la autonomía del Note20 Ultra debería ser mejor.

Más molesto aún es el hecho de que, si algo he aprendido en estos últimos años probando terminales de Samsung, muy probablemente los modelos vendidos en Estados Unidos y Corea del Sur, con procesador Snapdragon no tengan los problemas de autonomía y sobrecalentamiento con los que nos hemos encontrado en estos días de prueba.

En ese sentido, la tecnología de carga rápida del terminal soporta una potencia máxima de 25 W. Si bien no es la más potente que hayamos visto, resulta más que suficiente para recargar la batería del teléfono en poco más de una hora. Además, contamos con carga inalámbrica rápida y carga inalámbrica inversa.

Samsung Galaxy Note20 Ultra, así son sus cámaras

Camaras del Samsung Galaxy Note20 Ultra

Tres cámaras forman el sistema fotográfico del Note20 Ultra.

Con el sistema de cámaras del Galaxy S20 Ultra Samsung quiso ir a lo grande sin importar las consecuencias. Y acabó creando un sistema fotográfico que, aún siendo más versátil, quedaba por debajo del de los S20 y S20+ en cuanto a consistencia y calidad de imagen.

Por eso, la marca ha decidido cambiar ligeramente la fórmula en esta ocasión, diciendo adiós al zoom de 100 aumentos, a la cámara delantera de 40 megapíxeles, y dando el apoyo que necesitaba al sensor principal.

Así, nos encontramos con un total de cuatro cámaras: una de ellas en el frontal, y las otras tres a la espalda.

Comenzando por estas últimas, encontramos el mismo sensor principal de 108 megapíxeles de resolución que ya estaba presente en el anterior Ultra, sumado a un sensor Ultra Gran Angular de 12 megapíxeles, y un telefoto con la misma resolución que este último, que basa su funcionamiento en el formato de tipo periscopio que le otorga la posibilidad de realizar zoom óptico de cinco aumentos.

Samsung Galaxy Note20 Ultra, cámaras

Samsung apuesta por un sistema fotográfico lo más versátil posible.

El principal cambio lo encontramos en el pequeño apartado que aparece a la derecha de los tres sensores traseros. Se trata de un sistema de enfoque láser que respalda al sensor principal, y que sin duda mejora las capacidades del dispositivo a la hora de enfocar el sujeto u objeto a capturar, algo con lo que el S20 Ultra sufría en exceso.

Por lo demás, el telefoto es ahora más luminoso de modo que el software del teléfono lo activa en escenas con una cantidad menor de luz.

También ha cambiado la cámara delantera, pues ahora pasa a ser el mismo sensor de 10 megapíxeles presente en el resto de modelos de la serie Galaxy S20.

En cuanto a vídeo, a la opción de capturar clips 8K a 24 o 30 FPS, se añade la posibilidad de grabar vídeo Full HD+ a 120 FPS usando el nuevo “Modo Profesional”, que otorga a los usuarios más avanzados en este campo la posibilidad de sacar todo el partido a las capacidades del sistema de cámaras del Note20 Ultra.

Comportamiento de día, modo retrato y de noche

La del Note20 Ultra es la cámara de un móvil Samsung, de eso no cabe la menor duda: los colores —muy— vivos, un balance de blancos que tiende al lado cálido, y cierta tendencia a la sobreexposición de las escenas serán el pan de cada día al usar el sistema fotográfico del dispositivo.

En general, las capturas realizadas con este Note20 Ultra son de muy buena calidad, al nivel de las mejores que hayamos producido usando un móvil. El rango dinámico es bueno, si bien en ocasiones peca de ser algo más intenso de lo que nos gustaría, y puede acabar generando “halos” alrededor de algunos objetos —por ejemplo, al hacer una foto de una edificio en la que aparece el cielo justo detrás—.

El sensor principal es el que ofrece una mejor calidad de imagen en la mayoría de situaciones, si bien su gran tamaño y resolución pueden llegar a perjudicarlo al utilizarlo para hacer fotos de objetos a una distancia muy corta, pues la menor profundidad de campo generada naturalmente se traduce en bordes desenfocados o en la aparición de algunos artefactos.

Tanto el ultra gran angular como el telefoto ofrecen una calidad de imagen algo inferior, aunque aportan un extra de versatilidad que sin duda se agradece.

El primero, con 12 megapíxeles, ofrece un buen resultado si bien sus fotografías pecan de cierta falta de detalle cuando hacemos zoom. No obstante, para el tipo de imágenes a las que está destinado, el sensor cumple su función a la perfección.

Pero la joya de la corona de este sistema es, sin duda alguna, el sensor de 12 megapíxeles con óptica de tipo periscopio y zoom óptico de 5 aumentos.

Este sensor permite capturar imágenes de grandísima calidad en los rangos de zoom que abarcan los 5 y los 10 aumentos, y se desenvuelve lo suficientemente bien hasta alcanzar los 30 aumentos. A partir de ahí, la pérdida de detalle es notoria.

Sorprendentemente, no es difícil capturar escenas con algo de movimiento usando este sensor gracias a un buen sistema de estabilización. Además, se agradece la posibilidad de utilizar el telefoto en escenas con menor luz.

Cuando cae la noche, el sensor principal saca pecho y demuestra para qué sirve realmente su mayor tamaño: es posible capturar escenas nocturnas bien iluminadas sin necesidad de hacer uso del modo noche, cuyo funcionamiento, por cierto, no ha variado con respecto al de los S20.

También es bueno el modo retrato, al menos en lo relativo a la “calidad” del desenfoque y a la detección de bordes. En la mayoría de casos, eso sí, el desenfoque natural del sensor principal será más que suficiente para capturar retratos con fondo —ligeramente— desenfocado.

En cualquier caso, volvemos a encontrar uno de los grandes problemas presentes en las cámaras de los móviles Galaxy desde hace años: un suavizado de rostros automático e imposible de desactivar, que entra en juego en cuanto la cámara detecta una persona en la imagen. La única forma de eludir este procesado es haciendo uso del modo “Pro” integrado en la app de cámara.

Otro problema lo encontramos en el lag a la hora de capturar las imágenes. En algunas ocasiones, la cámara tarda más de lo normal en hacer una foto tras pulsar el botón de obturación, algo que se vuelve especialmente molesto al intentar capturar escenas con sujetos en movimiento.

Tampoco hay demasiadas quejas —a excepción, de nuevo, del suavizado— en el apartado de los selfies. Pese a que Samsung ha decidido reducir la resolución del sensor, se trata de una buena cámara capaz de ofrecer unos resultados muy dignos en la gran mayoría de situaciones, si bien parece sufrir más de lo esperado en escenas interiores o nocturnas.

Grabación de vídeo

Donde el Note20 Ultra realmente deja en fuera de juego a cualquier otro móvil Android existente es en cuanto a la grabación de vídeo.

Tanto por número de opciones disponibles, como por calidad de imagen capturada, el apartado de vídeo del Note20 Ultra es el mejor que hayamos probado en un terminal Android hasta la fecha, muy cerca de llegar al nivel de los últimos iPhone.

Samsung Galaxy Note20 Ultra, opinión y reflexiones finales de Andro4all

Los Galaxy Note no son móviles para todo el mundo. Nunca lo han sido.

Con el Note20 Ultra, Samsung lleva un nivel más allá esta filosofía al ofrecer el conjunto de características más avanzadas que hayamos visto hasta ahora en un móvil de la marca, creando así un dispositivo que, aún habiendo perdido en cierto modo su esencia, sigue siendo único.

Esta nueva generación toma las bases del Galaxy S20 Ultra y las mejora a través de una ficha técnica, si bien no tan llamativa, sí formada por ideas más pulidas y coherentes, que en cierto modo dejan de lado el más es mejor.

Todo ello queda, un año más, respaldado por aquellos rasgos únicos que desde el primer modelo de esta familia, hacen de la serie Note una de las mejor valoradas y con mayor número de fieles alrededor del planeta.

Triple cámara trasera del Galaxy Note20 Ultra

El Galaxy Note20 Ultra por detrás.

Como ya lo hacía el Note10+ que pude probar el año pasado, este Note20 Ultra sigue emborronando la línea que separa los modelos de esta serie de los terminales de la familia Galaxy S. Pero mientras haya S-Pen, seguirá habiendo futuro para los Note.

El Note20 Ultra es el Note más atractivo hasta la fecha.

En el presente, el Note20 Ultra es el Note más atractivo hasta la fecha gracias a retoques que lo hacen aún más completo y equilibrado que el modelo del año pasado, con una pantalla que al fin adopta los 120 Hz, un sistema fotográfico que —pese a seguir arrastrando los clásicos defectos de los móviles de la marca— ofrece un muy buen resultado en la mayoría de situaciones y una estética simplemente exquisita.

Recomendar la compra de un móvil cuyo precio supera los 1.000 euros siempre es difícil, más aún en una situación como la que atraviesa el mundo en pleno 2020 -al fin y al cabo, por mucho menos dinero, puedes comprarte un móvil tan bueno como el Pixel 4a–. Pero aquellos dispuestos a hacerlo, deben saber que, hoy por hoy, el Galaxy Note20 Ultra es el móvil que más –y mejores– cosas ofrece dentro de su segmento.

Precio del Samsung Galaxy Note20 Ultra y dónde comprar

El Samsung Galaxy Note20 Ultra ya se puede comprar oficialmente, tanto en la página web oficial de Samsung como en distribuidores oficiales.

Su precio es de 1.309 euros para el modelo de 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento, y de 1.409 euros para la variante con 12 GB de RAM con 512 GB de almacenamiento.

Los dos modelos se pueden pre-reservar desde el día de la presentación del teléfono, y los envíos darán comienzo a partir del día 21 de agosto.

Samsung Galaxy Note20 Ultra, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Samsung Galaxy Note20 Ultra?
A favor
  • Samsung vuelve a demostrar ser la referencia en cuanto a calidad de construcción. El diseño del Note20 Ultra es exquisito.
  • Una de las mejores pantallas jamás vistas en un móvil. Ahora, al fin, con tasa de refresco de 120 Hz.
  • Rendimiento impecable, sumado a un software cada vez más coherente.
  • Un sistema fotográfico versátil que soluciona los problemas presentes en el S20 Ultra.
  • Tres años de actualizaciones de Android aseguradas.
En contra
  • Excesivamente grande.
  • Pagar 1.300 euros por un móvil que no permite combinar la máxima resolución del panel con la máxima tasa de refresco resulta incomprensible.
  • La autonomía da para alcanzar el día, pero no mucho más.
  • El 5G sigue sin resultar de utilidad actualmente. Su única función hoy por hoy es la de engordar el precio final del teléfono.
Conclusiones El Galaxy Note20 Ultra lo tiene todo. O, al menos, todo lo que se espera de un móvil de 1.300 euros: la mejor pantalla vista en un smartphone, sumada a una construcción y estética exquisitas, un sistema de cámaras mejorado que, ahora sí, está a la altura de los mejores, y sobre todo, un S-Pen que no encontrarás en ningún otro móvil del mercado.
Puntuación

9.0Samsung Galaxy Note20 Ultra

Un móvil casi “redondo” (a pesar de sus esquinas).

Sigue toda la actualidad de Android en nuestro canal de Telegram oficial, ¡somos más de 50.000 miembros!

Sigue a Andro4all

Archivado en Análisis de móviles, Móviles, Samsung, Samsung Galaxy Note
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion