Adiós a que el vecino te recoja el paquete cuando no estás en casa: llegan las primeras multas

Por primera vez, se ha multado a una compañía de transportes debido a la decisión de un repartidor de entregar un paquete al vecino de un destinatario.

Adiós a que el vecino te recoja el paquete cuando no estás en casa: llegan las primeras multas
UPS ha sido multada por entregar un paquete de MediaMarkt al vecino de un destinatario.

Lo que para muchos puede ser un gesto de amabilidad, para la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) es una infracción meritoria de una multa de 70000 euros: dicha cantidad es la que la empresa de transportes UPS tendrá que pagar en concepto de multa, después de que uno de sus repartidores entregara un paquete a una vecina del destinatario.

Y es que, como se puede leer en el expediente de la AEPD, la decisión del repartidor incumple una de las normas de la Ley de Protección de Datos, pues el paquete de MediaMarkt entregado a una vecina de la comunidad del destinatario podía contener una etiqueta identificativa, cuyos datos deben ser tratados manteniendo la confidencialidad y la integridad.

Una práctica cada vez más común, que podría cambiar más pronto que tarde

El expediente refleja las dos sanciones que la AEPD ha impuesto a la compañía UPS, de 50000 y 20000 euros respectivamente, para hacer un total de 70000 euros.

Revisando el caso, se puede ver cómo la práctica llevada a cabo por la empresa de transporte es cada vez más común en este tipo de entregas: el repartidor no pudo encontrar al destinatario en su domicilio, y decidió entregar el paquete (de un producto de la cadena de electrónica de consumo MediaMarkt, en este caso), a una vecina de la comunidad.

En las propias políticas de servicio de UPS se contempla esta opción como posibilidad en caso de que el destinatario no se encuentre disponible, con el objetivo de evitar los gastos que pudiera acarrear un segundo intento de entrega::

UPS puede entregar un envío al destinatario que figura en la Carta de Porte o a cualquier otra persona que parezca estar autorizada para aceptar la entrega del envío en nombre del destinatario (tales como personas del mismo edificio del destinatario o vecinos de éste). Si el receptor no se encuentra disponible, el paquete podrá ser depositado en el buzón de correspondencia postal del domicilio del receptor, si se considera apropiado, o entregado al vecino salvo que el remitente haya excluido esta opción de entrega mediante la elección del servicio adicional aplicable. El destinatario será informado de cualquier entrega alternativa mediante nota dejada en su establecimiento o domicilio.

Por esa razón, UPS alega que debe ser la empresa de origen del paquete (MediaMarkt, en este caso), quien indique expresamente si el cliente quiere que el producto sea entregado a otra persona. Sin embargo, la culpa recae en la empresa de transporte por actuar sin haber recibido indicaciones expresas por parte de la tienda.

La admisión de la reclamación del comprador afectado, que alega que sus datos fueron cedidos a un tercero sin permiso expreso, sienta un importante precedente que podría cambiar la manera de actuar de las empresas de transporte a partir de ahora. Ahora, solo queda ver de qué manera deciden las compañías de envíos modificar sus políticas con el objetivo de evitar que situaciones de este tipo vuelvan a repetirse.

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!