Alexa podría ser una oportunidad perdida. Te contamos por qué

Amazon no puede sacar el partido que necesitan para que Alexa sea rentable. Te contamos por qué.

Alexa podría ser una oportunidad perdida. Te contamos por qué

Alexa es el asistente de voz por defecto de Amazon. Haciendo rivalidad con Siri o Google Assistant, el asistente de la gran ex compañía de Jeff Bezos está de capa caída. Tal y como vimos hace unos días, Alexa estaría haciendo perder dinero a Amazon, en torno a 10.000 millones de dólares por año.

Con esta gran suma de dinero perdido, Alexa está siendo dejada de lado por varios motivos. Nos preguntamos por qué el asistente puede llegar a convertirse en una oportunidad perdida para la gran empresa estadounidense.

Amazon no tiene ganancia con la venta de dispositivos con Alexa

El primer y principal problema que encontramos con Alexa a día de hoy es que Amazon no puede obtener ganancias al vender sus productos Alexa, como los altavoces echo, los relojes despertadores etc. Estos dispositivos se venden a un precio y, a partir de entonces, Amazon ya no consigue ganancia alguna de esos dispositivos.

Altavoz Amazon Echo Dot con Alexa

Para Amazon no es rentable vender sus dispositivos con un precio tan ajustado

El mantenimiento de los servidores y la creación de los dispositivos es bastante costoso para la compañía. Los bajos precios ajustados de estos dispositivos para Amazon hacen que no sea rentable mantener una división como la que tienen en la actualidad.

Usamos Alexa de una manera demasiado básica

Los usuarios usamos los asistentes de una manera muy básica el asistente. Es decir, solemos usar el asistente para sobre todo poner música, preguntar sobre el tiempo que hará en un sitio o, como mucho, poner alguna que otra alarma.

casa conectada Alexa

Podemos controlar la casa desde la app de Alexa, pero no es tiene tanta automatización como debería

Alexa tenía funcionalidades que, a priori eran muy buena idea para el consumidor, han acabado no siendo usadas por los clientes, siendo olvidadas o borradas del asistente. En su momento, añadieron la posibilidad de poder pedir online a distintos sitios. La verdad, es que no acabamos de usar funcionalidades de este estilo del todo. A esto, debemos sumar que los comandos no pueden ser monetizados del todo, por lo que no hay mucho margen de ganancia para Amazon.

Amazon está perdiendo una oportunidad de oro con Alexa

Alexa no está preparada del todo para dar el salto de calidad que busca Amazon para poder obtener beneficio real. Alexa puede ya controlar y automatizar una casa, pero se puede hacer desde la misma aplicación, lo que hace que no sea tan automático como quisiéramos. Aparte, como hemos visto, sería muy costoso actualizar o tener una casa de este estilo en la actualidad, lo que hace que nos pensemos un par de veces si de verdad es rentable dar el salto.

Podríamos configurar el asistente para que realizara múltiples funciones, como pueden ser las rutinas. Incluso imaginar una casa que fuera autónoma para muchas funciones como por ejemplo que el asistente nos avisara cuando la lavadora ha terminado o al entrar en casa se encendieran las luces automáticamente.

Echo Show 5

La mayoría de los comandos de voz que usamos es para poner música, alarma o el tiempo

Creemos que Alexa es una oportunidad totalmente perdida tanto para Amazon como para nosotros. Imaginemos por ejemplo funciones que serían realmente útiles para nosotros, como por ejemplo que el asistente nos avisara antes de salir de casa que llevemos paraguas porque va a llover (sin tener que preguntar nosotros) o nos indicara una ruta más rápida para llegar al destino que queramos sabiendo dónde vamos sin tener que preguntar.

A día de hoy sin embargo, Amazon sigue perdiendo miles de millones de dólares con la división de Alexa, por lo que podemos entender por qué la empresa plantea dejar de lado la división. El futuro decidirá si los asistentes como Alexa siguen siendo útiles y mejoran para ser rentables a las compañías o si definitivamente acaban por dejar de existir.

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!