Todas las diferencias y compatibilidades entre el 5G NSA y el 5G SA

No todas las tecnologías de red 5G son iguales. Esto es todo lo que necesitas saber sobre el 5G NSA y el 5G SA.

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El 5G es una realidad, y ya está entre nosotros… más o menos. La realidad es que el 5G de hoy en día es muy distinto al que estará presente en nuestras ciudades dentro de unos meses, o años. Y es que las diferencias entre el 5G NSA y el 5G SA son más importantes de lo que muchos imaginan.

Pero, ¿en qué se diferencian realmente ambas tecnologías? Ahora que las principales operadoras ya ofrecen cobertura 5G en España, y que las pruebas de despliegue ya han dado comienzo en Latinoamérica, es más importante que nunca aclarar conceptos y conocer las verdaderas diferencias entre los dos tipos de 5G.

5G

5G en un móvil Android de 2020.

Qué es el 5G NSA

Hay quien se refiere a esta tecnología como un 5G que “no es real”, dado que no ofrece la máxima velocidad que pueden llegar a ofrecer este tipo de tecnologías de red.

Y es que para funcionar, el 5G NSA utiliza la infraestructura de redes 4G ya existentes en la mayoría de países, así como los protocolos necesarios para la transferencia de datos entre las antenas 5G y el resto de elementos que forman la red.

No obstante, la comunicación entre nuestros móviles y las antenas de red se llevan a cabo a través de protocolos 5G. Por ello, es imprescindible que nuestro dispositivo esté dotado de un módem compatible con redes 5G.

5G NSA hace referencia a Non-Stand Alone, lo cual se refiere a su necesidad de recurrir a la infraestructura de redes 4G para poder operar. En ese sentido, vale la pena mencionar que pese a usar una infraestructura distinta a la del 5G SA, el espectro radioeléctrico es el mismo para ambos tipos de 5G.

En cualquier caso, el 5G NSA es igualmente capaz de ofrecer una mayor velocidad de navegación y una menor latencia. Siendo exactos, el 5G NSA es capaz de ofrecer velocidades de hasta 2 Gbps y tiempos de respuesta de tan solo 10 milisegundos.

También aprovecha tecnologías destinadas a mejorar la estabilidad de las conexiones incluso en las situaciones más complejas.

Nosotros mismos pudimos comprobar cómo es usar las redes 5G NSA con un móvil compatible, llegando a la conclusión que, si bien el potencial está ahí, y sin duda la mayor velocidad y la menor latencia son dos ventajas muy a tener en cuenta, aún hay aspectos a mejorar antes de hablar del 5G como un sustituto definitivo a las redes 4G.

5G, velocidad de Internet

Una mayor velocidad de conexión es una de las grandes ventajas del 5G.

Qué es el 5G SA

El 5G. El bueno. El de verdad. Cuando hablamos de 5G SA –Stand Alone–, nos referimos a una serie de protocolos y arquitecturas que requerirán cambios estructurales en las infraestructuras de red de todos y cada uno de los países que implantarán esta tecnología.

Su llegada se producirá en la segunda fase del despliegue de redes 5G , y en lugar de utilizar las redes ya existentes, requerirá una evolución hacia la arquitectura conocida como 5GNR –o 5G New Radio–.

Es, además, la tecnología que otorgará protagonismo al espectro millimeter wave o mmWave del que tanto se ha hablado en los últimos meses, y que hace referencia a las frecuencias que se encuentran entre los 24 y los 100 Ghz, respaldadas por torres de celdas pequeñas y de menor alcance, lo cual conlleva mayores costes y esfuerzos en el desarrollo y despliegue, si bien a su vez ofrecerá conexiones más estables en núcleos de población densos.

Por supuesto, esta es la tecnología que permitirá sacar todo el partido a las redes 5G en términos de ventajas tales como velocidades de transferencia o latencia.

5G NSA vs 5G SA: velocidad, estructura y arquitectura

Ya conocemos el funcionamiento a nivel teórico del 5G SA y del 5G NSA. Ahora, es necesario detenerse en las diferencias más importantes que encontramos entre ambas tecnologías.

  • En cuanto a velocidad, el 5G NSA promete velocidades de transferencia de hasta 2 Gbps de bajada, y de hasta 150 Mbps. El 5G SA, la velocidad teórica de descarga parte desde 20 Gbps.

  • La latencia es otro de los puntos mejorados. Con el 5G NSA, se reduce hasta 15 milisegundos, aunque no será hasta la llegada del 5G SA cuando podamos disfrutar de tiempos de respuesta de tan solo 1 ms..

  • Su arquitectura: también es diferente. El 5G NSA se basa en las antenas 4G actuales con núcleo Evolved Packet Core –EPC según su definición por la 3gpp–. Por su parte, el 5G SA requiere de una evolución a la arquitectura 5G New Radio, con bandas inferiores a los 6 GHz –el llamado 5G sub 6– y bandas milimétricas en cada uno de sus dos rangos de frecuencias.

¿Cuándo llegará el 5G SA a España y Latinoamérica?

Pero hablemos de lo importante, ¿cuándo podrás utilizar el 5G? Antes de nada, vale la pena tener en cuenta que lo primero que necesitarás para disfrutar del 5G, sea del tipo que sea, es un móvil con módem 5G integrado.

Además, no todos los móviles compatibles con 5G serán compatibles con las redes 5G SA: solo aquellos que cuentan con procesadores preparados para ello, como el Qualcomm Snapdragon 865 con módem X55.

Teniendo en cuenta esto, ahora sí podemos ver cómo está la situación del despliegue de 5G en España y en Latinoamérica.

En territorio español, Vodafone fue la primera en ofrecer cobertura 5G NSA. Lo hizo a finales de 2019, de manera gratuita para los clientes de sus tarifas de contrato.

Más tarde, en 2020, Movistar anunciaba la activación de sus redes 5G confirmando que, antes de finalizar el año, el 75% de la población tendría cobertura.

Por último, fueron Orange y el grupo MásMóvil a través de Yoigo –pero usando la red de Orange– las operadoras que comenzaron a ofrecer 5G a sus clientes.

En cualquier caso, la implantación del 5G Standalone en España no dará comienzo hasta finales de 2020 o principios de 2021, cuando la infraestructura esté lista.

Antena 5G

Una nueva antena de red 5G.

La cosa cambia en Latinoamérica. Si bien ya son varias las operadoras estadounidenses que han comenzado a ofrecer 5G a sus clientes, en regiones como Colombia, Uruguay o Argentina la implantación de esta tecnología aún se encuentra en pruebas.

En Colombia, los principales operadores ya luchan por llegar primeros a ofrecer conectividad 5G, aunque la realidad es que su despliegue no se espera hasta 2021 o 2022.

Y lo mismo con las demás regiones de Latinoamérica: a pesar de las promesas y los esfuerzos de las operadoras, en la mayoría de casos el 5G aún se encuentra en fase de pruebas y lo más probable es que haya que esperar hasta, al menos, el próximo año para poder ver avances reales en ese sentido.

La cosa tampoco está mucho mejor en México, que pese a contar con cobertura de algunas operadoras estadounidenses, sigue sin tener 5G disponible. De hecho, informes recientes apuntan que dicha tecnología no estará lista hasta, al menos, 2021.

Lo que está claro es que si 2020 ha sido el año del despliegue del 5G a nivel global, 2021 será un año decisivo para la llegada de las nuevas redes a la mayoría de países del mundo, tanto de Europa como de América, y que tarde o temprano el 5G NSA quedará relegado a un segundo plano. Mientras tanto, todo lo que nos queda es esperar a que la industria avance lo suficiente y, sobre todo, a que los móviles 5G bajen de precio.

Sigue toda la actualidad de Android en nuestro canal de Telegram oficial, ¡somos más de 50.000 miembros!

Sigue a Andro4all

Archivado en 5G, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion