3 razones por las que me compraría antes un Android que un iPhone SE 2020

COMPARTIR 0 TWITTEAR

iphone se 2020

Apple ha presentado hace poco el nuevo iPhone SE 2020, un terminal que, si pasa como pasó con el iPhone XR el año pasado, será de los más vendidos durante este 2020, ya que junta dos factores que no estamos acostumbrados a ver: iPhone y barato. Y esto es algo que a mucha gente le atrae, y más si tenemos en cuenta que se trata de un dispositivo con el mismo procesador con el que cuentan los iPhone 11.

Este terminal ha salido por un precio inferior a los 500 euros, y esta es una de sus claves, pero, pese a su precio y a su procesador, no es un terminal perfecto. Y hoy te voy a dar las 3 razones por las que me compraría un Android de 500 euros antes que un iPhone SE 2020. Y lo repito por si hay confusiones, estas son mis razones personales.

Los motivos por las que me compraría antes un Android de 500 euros que un iPhone SE

En 2020 no puedo volver a un diseño de 2017

El iPhone SE utiliza el mismo cuerpo que el iPhone 8, presentado en 2017 y cuando lo veo, lo único que puedo pensar es que el Samsung Galaxy S7 de 2016 tenía menos marcos que este dispositivo, y, personalmente, si no me compraría un terminal con el cuerpo del S7, que tenía una frontal más optimizada, mucho menos uno con el del iPhone 8.

iPhone SE 2020 negro

Es simplemente cuestión de gustos, llevo unos años utilizando el Xiaomi Mi MIX 2S como móvil personal, y por mis manos han pasado una gran cantidad de móviles que se han ido presentando y que hemos ido analizando aquí en Andro4all, y después de haber podido probar tantas formas de optimización de la frontal, te aseguro que no volvería a un dispositivo con estos marcos.

Y esto, lo repito, no es una cuestión que tenga que ver con Android o con iOS, diría lo mismo de cualquier terminal de Android tan pequeño y con esa gran cantidad de marcos. A no ser, claro está, que comprara este móvil a modo de Palm Phone, para intentar utilizar menos mi smartphone, opción que, entonces, valoraría muy seriamente. Y esto no es ninguna ironía.

El caso es que si vienes de un iPhone 8 y quieres actualizar el hardware de tu smartphone, es la opción ideal, ya que este terminal cuenta con un procesador de lo más potente, una pantalla del mismo tamaño y resolución y un mejor sensor. Sin embargo, no es un terminal que se adapte a mis necesidades.

Samsung Galaxy S8 y S7 edge

El iPhone SE 2020 es lo más potente por su precio, pero la potencia no lo es todo

Este nuevo iPhone SE de 2020 es un dispositivo que cuenta, a priori, con el mejor rendimiento por su nivel de precios, y es gracias al Apple A13 Bionic, el procesador con el que cuentan los iPhone 11, que son ahora mismo los últimos dispositivos lanzados por la compañía, y a los que un Qualcomm de gama media no puede hacer frente.

Esto asegura varias cosas, como que el rendimiento del terminal va a ser muy bueno o que va a recibir un buen número de actualizaciones a lo largo de su vida útil. Pero si pongo esto en una balanza con otros aspectos que valoro en un smartphone, pienso que sigue sin merecer la pena.

Y es que, en un smartphone valoro otras cosas además de la potencia, y pese a que necesito un móvil que vaya sobrado en este aspecto, no estoy dispuesto a renunciar a la autonomía para ello, y este dispositivo cuenta con una batería de alrededor de 1.800 mAh. El A13 Bionic es un procesador muy eficiente, y hay que decir que iOS ayuda a eso. Pero pongo la mano en el fuego a que la batería de este terminal se agotaría antes que la del Galaxy S20+ que estoy probando ahora mismo, con sus 4.500 mAh.

Autonomía del Motorola Moto G7 Power

Pero la batería no es lo único a lo que no me gustaría renunciar por este dispositivo, sino que tampoco me gustaría renunciar a una cámara telefoto y una gran angular, las cuales utilizo bastante cada vez que tengo oportunidad con los terminales que voy analizando. Por no hablar de la pantalla. Aunque bueno, hablemos de la pantalla.

Vivir en el día a día con un móvil de 4,7 pulgadas, ¿es posible?

Me gusta Apple como marca, y los iPhone me parecen buenos dispositivos. Pero no me imagino una realidad alternativa en la que yo, para mi uso, me gastara más o menos 500 euros en un dispositivo con una pantalla de 4,7 pulgadas. Sí, se ha criticado mucho que sea un panel HD, pero seamos claros, las pantallas retina de los iPhone, al menos a la hora de manejar la interfaz, no suelen echar en falta una mayor resolución. Mi principal traba es el tamaño.

Durante estos días he podido leer cómo se alababa al iPhone SE 2020 por ser un móvil pequeño, pero de poco me sirve que el terminal sea compacto si estoy perdiendo pantalla. Y con esto me refiero a que si Apple apostara por no reciclar los componentes de sus móviles antiguos, este terminal podría haber sido un dispositivo sin marcos perfecto, y en el mismo tamaño, quizá podría haber conseguido meter una pantalla de ¿5,5? ¿5,8 pulgadas? Por ahí andará la cosa.

Pantalla bloqueo iPhone 8 Plus

Y esto lo digo por dispositivos como, por ejemplo, el Samsung Galaxy S10e, que quizá es lo más parecido a nivel de tamaño al terminal de Apple y que mete 5,8 pulgadas en prácticamente el mismo tamaño.

El caso es que después de dos años con un móvil de 5,99 pulgadas, tamaño que considero compacto, no podría volver a 4,7 pulgadas. Y esto no lo digo al azar, sino que he intentado utilizar un rato un Redmi 4 Pro de 5 pulgadas que tengo en mi casa para realizar algunas tareas básicas, y el tamaño de la pantalla se me antoja demasiado pequeño para hacer algunas cosas, como editar fotografías, ver vídeos en YouTube o leer. Y, sinceramente, considero el tamaño de pantalla un aspecto con el que me tengo que sentir cómodo.

¡Por cierto! ¡Tenemos nuevo episodio de nuestro podcast! Escucha Conectando en Ivoox y en Spotify.

Sigue a Andro4all

Archivado en iPhone, Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion