Close Button

Google lanzaría este 2021 su primer smartphone con procesador propio: el Google Pixel 6.

Todo parece apuntar a que el futuro Google Pixel 6 será el smartphone que debutará con el primer procesador propio de Google, dejando de lado a Qualcomm por primera vez en la historia de esta familia de teléfonos.

Varios indicios encontrados en el código de AOSP, y pistas recopiladas de diversas fuentes indican que, tal y como se llevaba rumoreando desde hace tiempo, Google quiere usar sus propios chips en sus teléfonos móviles para disfrutar de un mayor control sobre el hardware de los dispositivos. Y de hecho, este sería el año en el que veríamos los primeros smartphones con un procesador de la compañía.

GS101, el procesador de los Pixel 6 desarrollado junto a Samsung

Pixel 4a y Pixel 4 XL

Dos de los últimos móviles de la serie Google Pixel, los Pixel 4 XL y Pixel 4a.

Las fuentes afirman que los teléfonos de Google que llegarán en otoño de este año 2021 serán los primeros en contar con procesador “Whitechapel”. Ese es el nombre en clave con el que Google se ha estado refiriendo a su propia plataforma móvil, aparentemente desarrollada en colaboración con la división Samsung Exynos especializada en semiconductores.

Google también se refiere a esta plataforma con el nombre “Slider”, y se han encontrado indicios relacionados con ella en la app de cámara de Google, GCam.

No obstante, todo parece apuntar a que Google ha denominado “GS101” a su primer procesador, al menos internamente. Las siglas “GS” harían referencia a “Google Silicon”.

Por la información extraída del código de AOSP, sabemos que serían dos los smartphones que se lanzarán este año y que contarán con un procesador “GS101”. Estos teléfonos se conocen como “Raven” y “Oriole” de manera interna, y es probable que uno de ellos sea el Google Pixel 6.

¿Qué supone el uso de un procesador propio?

Google Pixel 5

El Pixel 5 podría ser el último móvil de la serie en contar con un procesador Qualcomm Snapdragon.

Llevamos tiempo escuchando hablar de la idea de Google de utilizar sus propios procesadores en los dispositivos Pixel. Pero, ¿qué ventajas aportaría esta decisión?

Para empezar, todo parece indicar que la idea de Google es la de ser capaz de optimizar el chip para llevar a cabo tareas concretas. Un informe filtrado a finales del año pasado indicaba que uno de los planes de la compañía era el de mejorar el funcionamiento de los móviles Pixel a la hora de identificar comandos de voz mediante el Asistente de Google, cuando el móvil se encontraba con la pantalla apagada a través de un modo “always on” más eficiente.

Asimismo, la fotografía sería uno de los aspectos beneficiados por el uso de un procesador propio, dado que Google podría diseñar sus procesadores con un mayor enfoque puesto en el apartado fotográfico. En ese sentido, no hay que olvidar que desde los Pixel 2 y hasta los Pixel 4, la marca introdujo su propio co-procesador Pixel Visual Core o Pixel Neural Core, destinado a apoyar en labores de fotografía computacional y machine learning.

Por otro lado, desde los Pixel 2 está presente el chip de seguridad Titan M, otro procesador –aunque a menor escala– diseñado y desarrollado por Google, destinado a reforzar las operaciones de cifrado de los teléfonos.

Aunque es probable que el principal beneficio derivado de esta estrategia vaya a ser una ampliación en el período de soporte en cuanto a actualizaciones con respecto a los tres años que Google ofrece a día de hoy.

Y es que al no tener que depender de que Qualcomm decida, o no, actualizar los drivers de sus procesadores para adaptarlos a cada nueva versión de Android, la compañía podría ofrecer un período mucho más amplio, al contar con un control total sobre el hardware y el software de sus teléfonos.

Aunque es posible que no todo sea positivo. Si los rumores son ciertos, y finalmente el procesador de Google está fabricado por Samsung, es probable que el Pixel 6 no sea un teléfono tan potente como el resto de modelos de gama alta con procesador Qualcomm.

Durante años, Qualcomm ha demostrado su superioridad frente a Samsung en el terreno de los procesadores. En cualquier caso, esto son solo suposiciones y me temo que habrá que esperar hasta ver qué beneficios y desventajas aporta realmente el primer procesador móvil diseñado por Google.

Temas relacionados: Google, Google Pixel, Móviles

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR