El sistema de Apple y Google para luchar contra el coronavirus obligaría a cambiar de móvil a 2.000 millones de personas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pixel 4, desbloqueo facial

Anunciada a principios de mes, es probable que la colaboración entre Google y Apple sea una de las más importantes que hayamos podido presenciar en los últimos años en el sector de la tecnología. Las dos gigantes decidieron unir fuerzas con el objetivo de desarrollar un sistema de lucha contra el coronavirus, que aprovecharía las capacidades de los dispositivos Android y iOS con el objetivo de monitorizar los posibles contactos con personas infectadas de COVID-19 utilizando, entre otras cosas, la tecnología Bluetooth que incluyen los dispositivos.

Y, aunque la idea es buena, todo apunta a que la forma de poner en práctica este plan vaya a dejar fuera a una buena parte de la población. De hecho, según apuntan en Ars Technica, varios investigadores de la industria han deducido que cerca de 2.000 millones de personas de todo el mundo no tendrán acceso a este sistema, y se verían obligados a tener que cambiar de móvil en caso de querer beneficiarse de las medidas implementadas por Google y Apple en sus terminales.

En concreto, se nombra a las personas más pobres, así como a la parte de la población de mayor edad como los principales afectados en este sentido. Afirman que la mayor parte de personas que forman parte de estos colectivos no cuentan con los dispositivos con las últimas tecnologías ni versiones de cada plataforma, de modo que no cumplirían los requisitos necesarios para poder contar con el sistema de rastreo desarrollado por ambas firmas.

2.000 millones de personas no podrían usar el sistema de rastreo de Apple y Google

Google y Apple colaborarán para luchar contra la pandemia que nos asola

En el informe se recoge que la plataforma planeada por Apple y Google basa su funcionamiento en tecnologías de redes inalámbricas modernas y en software específico, de las que buena parte de los teléfonos móviles utilizados a día de hoy carecen por haber sido lanzados hace cinco años o más. Por ello, apuntan que aquellas personas que no cuenten con un dispositivo lo suficientemente moderno, no podrán beneficiarse de parte de las ventajas que implica contar con esta tecnología, o de ninguna en el caso de aquellos que sigan utilizando móviles “básicos”.

Uno de los componentes clave en el funcionamiento de esta tecnología es el chip Bluetooth LE –Low Energy– en el que el sistema se basa para detectar dispositivos cercanos y “comunicarse” con ellos, sin llegar a drenar la batería de los dispositivos. ¿El problema? Hoy por hoy, este chip solo está presente en un cuarto de los teléfonos inteligentes en uso actualmente.

En total, cerca de 2 mil millones no se beneficiarán de esta iniciativa a nivel mundial. Y la mayoría de estos usuarios con dispositivos incompatibles provienen del segmento de bajos ingresos o del segmento senior que en realidad son más vulnerables al virus”. – Neil Shah, analista de Counterpoint Research.

Por si esto no fuera suficiente, además, el simple hecho de existir menos personas utilizando este sistema, implicaría una menor efectividad de la tecnología desarrollada por Apple y Google dado que no sería posible llevar a cabo las técnicas de monitorización en los dispositivos de aquellas personas que no cuentan con un terminal lo suficientemente moderno.

Si quieres saberlo todo sobre Android, tienes que seguir nuestro Instagram o unirte a nuestro canal de Telegram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Google
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion