Close Button
Compartir

DxOMark amplía sus 'benchmarks' con un estudio de la batería de nuestros móviles, y un Samsung Galaxy de corte medio es el primer campeón de la materia.

Comenzaron por convertirse en la voz más autorizada de la industria en cuanto a fotografía móvil, aunque un turbio asunto con reviews de pago y puntuaciones infladas hizo que DxOMark perdiese prácticamente toda su credibilidad teniendo que reinventarse, añadiendo pruebas de audio a sus benchmarks y ganándose poco a poco de nuevo su sitio como expertos analistas en la industria móvil.

Y ese papel es el que quiere jugar DxOMark de cara al futuro, pues la compañía acaba de anunciar el estreno de sus benchmarks de batería de forma oficial, empezando por explicarnos cómo harán estas pruebas y presentándonos ya un primer y sorprendente ranking.

DxOMark, pruebas de batería

Fiables o no, los expertos de DxOMark amplían sus sesudos análisis también a la batería de nuestros smartphones.

Suena curioso y a la vez extraño, pues asociamos a DxOMark siempre al multimedia, pero no está de más realmente disponer de unas pruebas empíricas y específicas de autonomía, eficiencia y rendimiento que nos permitan comparar móviles, si es que podemos volver a confiar en los laboratorios de la firma francesa.

Ya es oficial que DxOMark también analizará la batería de nuestros smartphones, con un primer vistazo a las pruebas y un 'top 5' que domina Samsung con un modelo de 300 euros: el Samsung Galaxy M51.

DxOMark comienza a puntuar el audio de los smartphones (y ya tiene un primer ránking con los mejores)

Así serán los concienzudos benchmarks de batería que hará DxOMark

Los responsables de la compañía de Boulogne nos confirman que en sus análisis de batería habrá tres vertientes bien diferenciadas, comenzando por una review de autonomía, unas pruebas de carga y un completo análisis de eficiencia.

En base a estas premisas, nos presentan un completo laboratorio en el que existirá una jaula de Faraday para aislar a los terminales de redes y perturbaciones externas, buscando la máxima precisión en los análisis de autonomía con un punto de acceso WiFi y un repetidor móvil que brindarán una conexión estable hasta 4G, sin probar la conectividad 5G por ahora.

Además, se utilizarán robots táctiles para realizar rutinas específicas que simulen el uso real de un smartphone, como desplazarse por la interfaz, tocar y abrir aplicaciones, e incluso controlar la iluminación para simular el cambio de condiciones de hogar, exteriores y oficina.

El escenario presentado por DxOMark nos muestra un smartphone aislado y cargado al 100%, que es sometido a una completa rutina de pruebas de 24 horas realizada con máxima precisión por robots.

GIF DxOMark

También se realizarán pruebas de carga con un osciloscopio, utilizando siempre cables y cargadores oficiales y midiendo desde la energía secundaria que mantiene el cargador sin conectar, hasta la velocidad de carga del dispositivo desde 0% hasta 100%.

Se miden además las capacidades de carga inalámbrica, si las hubiera, y se hacen pruebas de picos de energía para valorar la velocidad de carga en los diferentes márgenes.

Por último, también se harán test de eficiencia que se basan en la medición de una carga, discriminando la cantidad de transferencia de energía que se produce hacia el smartphone y la residual que se consume una vez cargado por completo el dispositivo.

Se mide además la eficiencia de la descarga, para comprobar si los smartphones son energéticamente eficientes y por tanto una batería más pequeña es suficiente respecto a otro móvil con mayor capacidad, pero mucho menos eficiente.

DxOMark, pruebas de batería

DxOMark empieza a realizar test de batería, y ya tiene un primer ranking con este 'top 5'.

Y el primer campeón de batería de DxOMark es... ¡El Samsung Galaxy M51!

Pues sí, además de presentar estos test, desde DxOMark nos enseñan sus primeros rankings de batería, con un campeón inesperado (o no tanto) que deja en muy lugar a Samsung, pues se trata de uno de sus smartphones de corte medio.

De hecho, este Samsung Galaxy M51 que consigue con 88 puntos el primer escalón del podio en estas pruebas de batería, cuesta unos 300 euros y es precisamente el smartphone de Samsung con la batería más grande jamás montada en un Galaxy, subiendo nada menos que hasta los 7.000 mAh.

Cuenta con un chipset Snapdragon 730 de Qualcomm y un panel Super AMOLED Plus de 6,7 pulgadas y resolución FHD+, así que no podíamos esperar otra cosa que no fuese una autonomía brutal, cifrada por GSMArena en las 156 horas, con más de 25 horas ininterrumpidas de reproducción de vídeo o casi 53 horas en conversación telefónica.

Un mastodonte que, eso sí, no dispone de carga inalámbrica, aunque sí de carga rápida hasta 25 W, que supera por dos puntitos a un Wiko Power U30 con 6.000 mAh y por 7 puntos al OPPO Find X3 Neo y sus 4.500 mAh con carga hasta 65 W de potencia. Por si os lo preguntabais, el iPhone 12 Pro Max es cuarto, con el Vivo Y20s en quinta posición cerrado este primer top 5.

Poco más que añadir, si queréis comprobar la autonomía y eficiencia de un smartphone, ahora DxOMark también os propone sus test, así que seguidles la pista porque, fiables o no, siempre sirven para hacernos una idea... ¿O no?

He aquí la clasificación de baterías de DxOMark, al completo
Estos han sido los mejores móviles de 2020 según DxOMark

Temas relacionados: Móviles, Samsung, Samsung Galaxy, Tecnología

Compartir

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Andro4all percibe una comisión.

HBO Max logo
Suscríbete a HBO Max con un 50% de descuento de por vida Suscribirse
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por 8,99 dólares! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!