Close Button
Compartir

Las razones principales de que las cámaras bajo la pantalla no vayan a ser un estándar próximamente son la mala calidad de las fotos y vídeos que sacan, el alto coste de esta tecnología y la aceptación del agujero en pantalla como una buena forma de "esconder" la cámara frontal.

Cuando los fabricantes de smartphones desarrollan una nueva tecnología la suelen implantar, en primer lugar, en sus terminales de gama alta y si funciona bien y cuenta con el beneplácito de los usuarios la van migrando a los dispositivos de gama media.

Pero, en muchas ocasiones, estas nuevas tecnologías están demasiado verdes y no funcionan correctamente. Esto es precisamente lo que les ha sucedido a las cámaras bajo la pantalla, las cuales todavía están lejos de ser el estándar en el mercado actual y, a continuación, te explicamos porqué.

Cámaras bajo la pantalla

Te contamos porque las cámaras bajo la pantalla no se generalizarán en un plazo breve de tiempo

Estas son las razones por las cuales las cámaras bajo la pantalla no están cerca de convertirse en un estándar

A pesar de que las cámaras bajo la pantalla son una buena idea, ya que les permiten a los fabricantes de dispositivos móviles ganar espacio en la misma al eliminar el notch o el agujero en pantalla, una de las principales razones por las cuales esta tecnología todavía no se ha estandarizado es la mala calidad tanto de los selfies como de las videollamadas.

Los mejores móviles con cámara bajo la pantalla que puedes comprar (2021)

Esta falta de calidad en las imágenes y en los vídeos se explica porque las cámaras bajo la pantalla no son capaces de captar tanta luz como las cámaras frontales tradicionales, porque la tienen que recoger desde detrás de una pantalla. Esto provoca que los resultados conseguidos con estas cámaras estén saturados y sean poco naturales, lo que los sitúa, a nivel de calidad, varios escalones por debajo de los resultados conseguidos con las cámaras sobre la pantalla.

En este sentido, las cámaras frontales sobre la pantalla permiten equipar sensores de mayor resolución y con una menor apertura focal, de tal forma que captarán más luz y conseguirán mejores fotografías.

Samsung Galaxy Z Fold 3, pantalla interior

El Samsung Galaxy Z Fold 3 es el único dispositivo de Samsung que cuenta con una cámara bajo la pantalla

Otra de las razones que explican la escasa adopción de esta tecnología en los terminales actuales es el elevado coste de la misma, algo que incrementa el precio final del dispositivo y que provoca que muy pocos fabricantes se animen a implementarla en sus smartphones de gama alta.

De hecho, en la actualidad solo hay tres marcas que ha implementado la cámara bajo la pantalla en sus dispositivos: Xiaomi en el Mix 4, ZTE en los Axon 20 y Axon 30 y Samsung en el Galaxy Z Fold 3.

3 razones para no comprar aún un móvil con cámara bajo la pantalla

Las última de las razones que nos lleva a afirmar que las cámaras bajo la pantalla no serán un estándar en un plazo breve de tiempo es que la ubicación de la cámara frontal en un agujero en pantalla ha sido aceptada de buen grado por un gran número de usuarios, ya que no obstaculiza el visionado de ningún tipo de contenido multimedia en la pantalla y cumple su función a la perfección.

Temas relacionados: Fotografía y edición en Android, Móviles

Compartir
Disney+ logo
Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!