Por qué los móviles son cada vez más pesados

Los smartphones son mucho más pesados que antaño. Pantallas más grandes, mayor batería y los materiales de construcción son los principales culpables.

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los teléfonos móviles han cambiado mucho con el paso de los años. Antes de que los smartphones existiesen cuando solo usábamos los móviles para realizar llamadas de voz, enviar mensajes de texto o jugar a la serpiente, lo único que nos interesaba es que fuesen cuanto más pequeños mejor. Una vez que los smartphones llegaron a nuestras vidas y con ellos empezamos a consumir cada vez más contenido multimedia, nuestras prioridades cambiaron. A día de hoy buscamos teléfonos con pantallas grandes y baterías con gran capacidad.

Existen excepciones como el nuevo iPhone SE de Apple pero lo cierto es que el usuario Android no quiere pantallas pequeñas. Huawei ya nos lo advirtió y es que ellos jamás imitarían los movimientos de Apple. Esto entre otros motivos ha provocado que los terminales sean cada vez más pesados, solo hay que ver la gráfica hecha por Phone Arena para darse cuenta de ello.

Los teléfonos son mejores con el paso del tiempo pero también mucho más pesados

grafica peso smartphones

Esta gráfica muestra el aumento de peso de terminales Apple y Samsung con el paso del tiempo

Cojamos como ejemplo Samsung y Apple, posiblemente las dos compañías que más teléfonos venden en la actualidad y comparemos sus dispositivos de antes con los de ahora. El iPhone 3GS de Apple pesaba 135 gramos, el fantástico Galaxy S un poco menos, 118 gramos. Lo curioso es que mientras Samsung ha ido haciendo cada vez teléfonos más pesados hasta llegar a los 163 gramos del S20 actual, cuyo completo análisis podéis consultar en el siguiente enlace, el caso de Apple no es idéntico.

Con el iPhone 5, la compañía de Cupertino consiguió un terminal muy compacto y bastante ligero para la alegría de unos cuantos. Sin embargo esto pronto cambiaría ya que Apple cambiaría de parecer y comenzaría a hacer teléfonos con pantallas más grandes y por lo tanto más pesados. El último ejemplo, su iPhone 11, el teléfono más vendido a día de hoy con un peso de 194 gramos.

Pero ojo, que las pantallas más grandes no son la única causa del mayor peso en los terminales móviles de hoy en día. Mientras que muchos terminales antiguos estaban fabricados en plástico -Samsung lo usaba hasta hace poco en sus gamas altas- a día de hoy el cristal y el metal son los materiales más utilizados por los dispositivos premium. Evidentemente esto también ha provocado un mayor peso. Y no nos podemos olvidar tampoco del incremento de las baterías. Porque dispositivos móviles con pantallas más grandes y un hardware más potente, requieren baterías con un mayor número de mAh.

¿El futuro? Que nadie espere teléfonos más livianos. Salvo un cambio drástico, los teléfonos serán cada vez más potentes, grandes y pesados. A esto hay que sumarle dispositivos dedicados al gaming (pantallas muy grandes, grandes baterías y muy pesados) o los terminales plegables, que más o menos pueden pesar el doble que un smartphone normal. Así si estabais esperando encontrar teléfonos compactos y ligeros… lo sentimos, hace años que dejaron de fabricarse.

Si quieres saberlo todo sobre Android, tienes que seguir nuestro Instagram o unirte a nuestro canal de Telegram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion