Close Button
Compartir

Si eres de los que lleva el móvil y las llaves en el mismo bolsillo, este estudio de DxOMark no te gustará.

Somos muchos los que le ponemos a nuestro móvil una funda y un protector de pantalla, sin embargo, rara vez prestamos atención a lo que sucede con sus lentes. Esto se debe a que las mismas vienen protegidas de serie con un recubrimiento especial fabricado en cristal, además, cubrir las cámaras de nuestro móvil no es que sea precisamente una buena idea…

En cualquier caso, a donde queremos llegar es que, por mucho que uno se esfuerce en proteger su móvil es casi inevitable que la cámara termine sufriendo. A fin de cuentas, con los abultados módulos de hoy en día, es una de las partes más expuestas del dispositivo.

Muy a pesar del recubrimiento de la cámara, este puede acabar con algún que otro arañazo provocado por uso diario, algo que hace que nos preguntemos hasta qué punto pueden afectar estas “marcas” a la calidad de nuestras fotos. ¿Cómo de cuidadosos tenemos que ser? Pues bien, hace una semanas la gente de DxOMark publicó los resultados de un experimento la mar de interesante para averiguar cómo se deterioran las tomas cuando la cámara no está en buen estado, mostrando imágenes comparativas y analizando en profundidad los efectos.

Cámaras Samsung Galaxy A72

Cámaras traseras del Samsung Galaxy A72

Así disminuye la calidad de tus fotos con una cámara arañada

Para empezar, la consecuencia principal de un arañazo a la altura del sensor serán los destellos, pequeñas entradas de luz que se colarán en nuestras fotografías. Por supuesto, estos destellos no son algo exclusivo de los arañazos, ya que pueden ser causados por otros factores (como suciedad o una mala alineación de la lente), pero sí que se verán acentuados a medida nuestra cámara se vaya “rayando”.

La parte buena es que, según los resultados expuestos por DxOMark, una cámara arañada “solo” afectará de manera más flagrante a aquellas tomas hechas en condiciones lumínicas complicadas. Hablamos de fotografías hechas a contraluz, situaciones con mucha claridad o con iluminación artificial.

Además de los destellos, se puede apreciar cierta borrosidad en algunas áreas de la fotografía así como falta de detalle, algo que también afecta a los colores finales de la toma, dado que los destellos acaban impactando en la calibración del contraste.

Cámaras dañadas DxOMark

A la izquierda, la fotografía hecha por una cámara con arañazos. A la derecha, la toma de la misma cámara intacta

Por otro lado, mientas que en las fotografías con efecto bokeh y en los teleobjetivos el efecto no es especialmente grave (más allá de producir un apagado general del color), es en los vídeos donde más dolores de cabeza puede darnos un mal arañazo.

Finalmente, hay que indicar que funciones como el enfoque automático no se ven afectados por los arañazos, siendo los destellos y la falta de contraste y colores los principales damnificados. Por eso mismo, se recomienda mantener la cámara limpia, libre de polvo y pequeñas partículas.

La guía definitiva para hacer mejores fotos con el móvil: trucos amateur y profesionales

Podéis ver el experimento al completo con todas las tomas del antes y el después en la web de DxOMark

Temas relacionados: Fotografía y edición en Android, Móviles

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!