El Android más vendido de 2019 fue un Samsung de poco más de 100 euros

Última actualización el 27/02/2020 a las 15:01

Ya estamos en el segundo mes de 2020, y por fin contamos con más datos acerca de los resultados de muchas compañías en 2019, de hecho, hace poco te hablamos de cuáles fueron los móviles más vendidos del año pasado, y el oro –como ya se venía sabiendo– se lo llevó el iPhone XR de Apple.

Samsung Galaxy A10, A50 y A30

Y, a nivel Android, llama bastante la atención cuál fue el smartphone más vendido, ya que se trata de un terminal de Samsung de gama media que cuesta poco más de 100 euros y que pertenece a su nueva familia de terminales Galaxy A, que salta a la vista que está teniendo bastante éxito.

Y ese terminal es el Samsung Galaxy A10.

Samsung Galaxy A10, el móvil Android más vendido

Así es, el Samsung Galaxy A10 fue el smartphone Android más vendido en 2019.

Se trata de un terminal que pertenece a la gama baja, y que fue presentado a principios de año con unas especificaciones bastante modestas, pero que vienen cubiertas de un buen diseño.

Samsung Galaxy A10, ficha técnica
Especificaciones
Dimensiones155.6 x 75.6 x 7.9 mm
Peso168 gramos
PantallaLCD IPS de 6,2 pulgadas. Ratio de aprovechamiento del frontal del 81,6%
Densidad de píxeles720 x 1520 píxeles. 271 píxeles por pulgada. 19:9
ProcesadorExynos 7884B. Octa-core a 1.6 GHz
RAM2GB
Sistema operativoAndroid 9.0 Pie con capa Samsung One UI
Almacenamiento32GB, expansibles hasta 512GB mediante tarjeta microSD
CámarasPrincipal de 13MP, apertura f/1.9, HDR y vídeo a 1080p@30fps | Frontal de 5MP, apertura f/2.0
Batería3.400mAh
OtrosBluetooth 4.2, GPS, conector microUSB 2.0, jack de 3,5mm

Como te hemos dicho, es un gama baja, y que fue enfocado más a economías emergentes, lo cual, como podemos ver, les ha salido bastante bien.

En su interior, cuenta con un procesador propio acompañado de 2 GB o 3 GB de memoria RAM, y, como no, cuenta con slot para la microSD y jack de 3,5 milímetros.

Este dispositivo fue el tercero más vendido de 2019, por detrás del iPhone XR y del iPhone X 11, con 30,3 millones de ventas, unas cifras muy buenas que no ha logrado la gama alta de ninguna compañía salvo Apple, y que demuestra que terminales modestos también pueden ser superventas.