Cuando Samsung lanzó un móvil con teclado llamado Samsung :) en los “locos tiempos” de BlackBerry

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Smiley

Corría el año 2009-2010. Los smartphones como los conocemos a día de hoy no existían. Nadie se imaginaba por un momento que tendríamos dispositivos con pantallas de más de 6 pulgadas y 12 GB de memoria RAM y aunque Android era un sistema operativo bastante conocido por aquel entonces, una marca dominaba por encima del resto.

Hablamos de BlackBerry, esa compañía de dispositivos móviles que para muchos os sonará a algo prehistórico pero que para otros –como yo– es historia viva de la tecnología. Sus dispositivos aunque en un primer momento fueron desarrollados para ejecutivos, pronto se lanzaron para el usuario mundano con terminales como la BlackBerry 8520, la cual todo adolescente tenía en su poder. Un precio no muy elevado y un fabuloso teclado físico con el que enviar miles de WhatsApp al minuto fueron la clave de su éxito. Por lo tanto, ¿por qué no copiarla?

Así fue el Samsung 🙂 Smiley, un raro teléfono que quería parecerse a BlackBerry

No fueron pocos los teléfonos que por aquel entonces quisieron imitar la fama de BlackBerry –no con muy buen resultado por cierto–. Uno de ellos fue el HTC Chachacha, posiblemente uno de los más recordados. Pero tampoco nos podemos olvidar del Samsung 🙂 Smiley, uno de los smartphones con el nombre más divertido que recordamos y que sinceramente, eso fue su mayor logro.

El Samsung 🙂 Smiley poco o nada se parece con los modelos de la firma surcoreana más actuales como el Galaxy S20, no solo obviamente por prestaciones técnicas. Por un lado no contaba con Android pero al contrario que las BlackBerry, era un modelo mucho más limitado en cuanto a la instalación de aplicaciones y servicios.

Como leíamos hace años en CNET, se trataba de un dispositivo con una pantalla de 2,6 pulgadas TFT con una resolución de 240 x 320 pixeles, 50 MB de almacenamiento, una cámara de 1,3 megapíxeles y una batería de 1.000 mAh. Nada particular para la fecha pero como hemos dicho anteriormente, tenía el valor añadido del teclado físico.

Porque seamos sinceros. Aunque a día de hoy nadie lo eche de menos, el teclado físico era algo muy deseado hace años. Permitía a la gente escribir mensajes de texto bastante rápido sobre todo en aquellos momentos en los que las pantallas táctiles todavía no se habían puesto de moda. Sin embargo el Galaxy 🙂 Smiley no fue un éxito de ventas.

Algo normal. El todopoderoso Samsung Galaxy S llegaría en 2010, un teléfono con Android, con un rendimiento espectacular y con la posibilidad de navegar por internet e instalar aplicaciones como la propia WhatsApp, Twitter o Facebook. El Galaxy S y otros teléfonos Android comenzaron a comerse el mercado y dispositivos como las BlackBerry y los feature phone como el 🙂 Smiley se quedaron como modelos residuales.

No sabemos si el teclado físico volverá a ser una moda en algún momento, sinceramente lo dudamos, pero nunca está de más acordarse de cosas del pasado y sobre todo descubrir teléfonos poco conocidos. En este caso Samsung lanzó al mercado un teléfono aprovechándose del tirón de las BlackBerry aunque por lo visto no le fue muy bien. Suerte que se supo levantarse de este fracaso

Sigue a Andro4all

Archivado en Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion