Un apagón de energía de 1 minuto obligará a Samsung a cerrar una de sus fábricas de chipsets durante unos días

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Galaxy Note10, parte trasera en colorines

Samsung está actualmente trabajando en el lanzamiento de dos nuevos productos. Por un lado, una versión Lite del Galaxy Note 10 y, por el otro, el esperado Samsung Galaxy S11, teléfono inteligente que llegaría en tres variantes con diferentes tamaños de pantalla. Sin embargo, la compañía surcoreana ha sufrido un inesperado contratiempo, ya que un apagón de un minuto obligará a Samsung a cerrar una de sus fábricas de chipsets durante unos días.

Un corte de energía de un minuto de duración, que no dañó ningún equipo, ha obligado al fabricante asiático a cerrar una de sus fábricas de chipsets durante dos o tres días, como informan desde Yonhap. Concretamente, la firma surcoreana cerrará las operaciones durante ese periodo de su fábrica de Hwaseong en Corea del Sur, responsable de producir chips de memoria NAND y DRAM, que se utilizan en productos como teléfonos inteligentes y ordenadores.

Te puede interesar | Samsung “xiaomiza” su gama media y registra las marcas de hasta 9 modelos, desde el A12 hasta el A92.

Samsung es actualmente el mayor fabricante de chips de memoria del mundo, pero parece que la compañía deberá dar descanso durante unos días a una de sus fábricas por culpa de un corte de energía sufrido el pasado 31 de diciembre cuando explotó un cable de transmisión de energía, cortando la energía a una sección de Hwaseong, incluida la fábrica de Samsung. Un corte que no duró más de un minuto, aunque, eso sí, tomará al fabricante dos o tres días para que las operaciones vuelvan a estar en marcha correctamente.

Ninguno de los equipos de la fábrica resultó dañado durante el apagón

Pantalla del Samsung Galaxy Note10+

El informe revela que ninguno de los equipos de la fábrica resultó dañado durante el apagón, pero la línea de producción debe ser inspeccionada igualmente y todas las obleas en producción deben descartarse en caso de que la interrupción de la alimentación provoque algún daño.

El fabricante asiático ya experimentó un problema similar en 2018 en su fábrica de Pyeongtaek, costando a la empresa 50 mil millones de wones, unos 43,3 millones de dólares, en pérdidas después de sufrir un apagón de 30 minutos de duración.

Poco tiempo después, la compañía aumentó el precio de los chips de memoria DRAM y NAND. Por el momento se desconoce en alcance de las pérdidas por este nuevo y breve corte de energía, pero se estima que está en el rango de “unos pocos miles de millones de wones”, aunque, eso sí, no se espera que aumente el precio de dichos chipsets.

Sigue toda la actualidad de Android en nuestro canal de Telegram oficial, ¡somos más de 50.000 miembros!

Sigue a Andro4all

Archivado en Samsung
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion