Convierte su viejo Nokia Lumia en una cámara réflex 100% funcional

Si tienes un Nokia Lumia 1020, tienes una cámara reflex.

Última actualización el 26/09/2020 a las 13:05

Uno de los aspectos que más se valoran a la hora de comprar un teléfono móvil es su apartado fotográfico. Porque los smartphones de hoy en día, más allá de servir para navegar por internet, las redes sociales o jugar a videojuegos, se utilizan sobre todo para hacer fotografías.

Y es que aunque muchos “profesionales” de la fotografía sigan sin ver con buenos ojos a los dispositivos móviles, lo cierto es que estos aparatos son unos sustitutos perfectos a las cámaras compactas convencionales.

Y ojo, porque todavía estemos algo lejos de la calidad de las cámaras reflex, lo cierto es que con algunos modelos de gama alta podemos hacer fotografías de una calidad sobresaliente.

Así puedes convertir un Nokia Lumia en una cámara réflex

Nokia Lumia 1020

Este Nokia Lumia 1020 ha sido modificado para convertirse en una auténtica cámara reflex

¿Puede la cámara de un teléfono de 2013 plantarle cara a la de un teléfono actual como el Samsung Galaxy Note10+? Es una pregunta que nos hacíamos hace unos meses y cuya respuesta era afirmativa.

Porque aunque hemos dicho que por norma general los teléfonos de gama alta actuales cuentan con el mejor apartado fotográfico, lo cierto es que ya hace hace años algunos dispositivos sobresalían por su cámara, como es el caso del Nokia Lumia 1020.

Efectivamente los Nokia Lumia no terminaron por triunfar, y es que aunque su construcción era increíble y sus cámaras realmente excelentes, el hecho de no tener Android como sistema operativo jugó en su contra.

Sin embargo el Nokia Lumia 1020, uno de los teléfonos con mejores prestaciones de la firma, siempre quedará en nuestro recuerdo por la calidad de su apartado fotográfico.

Y si alguno de vosotros todavía guarda en su cajón este maravilloso modelo, debe saber que según leemos en Pocket Now, un usuario ha conseguido convertirlo en una auténtica cámara reflex incorporándole unos cuantos sensores con mucha paciencia y sobre todo, maña.

El resultado final es realmente asombroso y demuestra que sinceramente los teléfonos móviles cada día se acercan más a la calidad de las cámaras profesionales.

Y si no que se lo digan a Sony y sus últimos modelos.