Coronavirus: respiradores con máscaras de buceo de Decathlon y prototipos hechos con impresoras 3D

Última actualización el 24/03/2020 a las 19:01

El coronavirus se sigue expandiendo con el paso del tiempo, una epidemia mortal que mantiene en cuarentena a millones de personas, que tan solo pueden salir de sus casas para ir a trabajar, al supermercado o a la farmacia, o para sacar al perro.

Son muchas las compañías y países que están aportando su granito de arena para luchar contra este virus, como Xiaomi, que ha donado mascarillas a España, o Singapur, que ha lanzando su propia app para luchar contra el coronavirus.

En las últimas horas más personas y organizaciones se han sumado para aportar su granito de arena en la lucha contra este virus, y han salido a la luz interesantes proyectos que van desde respiradores con máscaras de buceo de Decathlon, hasta prototipos hechos con impresoras 3D.

Isinnova máscara buceo respirador

El primero de estos proyectos llega de la mano de un hospital italiano, que está modificando máscaras de buceo de Decathlon para convertirlas en respiradores para las personas enfermas.

En la gran mayoría de países afectados por el coronavirus se está sufriendo una escasez de material y personal sanitario, como en Italia o en España, por lo que se han comenzado a tomar otra serie de medidas que ayuden a luchar contra esta epidemia.

En esta ocasión, el hospital ha conseguido modificar máscaras de buceo de Decathlon para convertirlas en respiradores. Unas máscaras que, como se aprecia en el vídeo bajo estas líneas, se conectan mediante una válvula 3D al respirador.

El equipo que consiguió fabricar respiradores mediante impresión 3D en apenas seis horas, ahora ha tenido la idea de convertir las máscaras de buceo de Decathlon en respiradores.

Para ello, Cristian Fracassi, CEO de Isinnova, ha fabricado una válvula 3D que conecta la máscara de buceo de la conocida tienda de deportes con el respirador.

Tras su experimento, Renato Favero, director del hospital Gardone Valtrompia, contactó con Fracassi para utilizar dichas mascarillas improvisadas para salvar a los pacientes con afecciones más graves del hospital.

Además, la compañía ha querido compartir las instrucciones por si cualquier hospital quiere replicar esta idea y aclarar que no reciben “ningún beneficio por la válvula ni por las ventas de las máscaras de Decathlon”.

Un prototipo de respirador desarrollado por investigadores asturianos que podría ser utilizado en los hospitales

sistema reesistencia Coronavirus makers

Por otro lado, un equipo dentro del movimiento ‘Coronavirus maker’ ha desarrollado un respirador automático en 3D para hospitales con el fin de ponerlo a disposición de Sanidad y de la red hospitalaria.

Tras un estudio en el que se estima que el 3% de los infectados con el virus COVID-19 precisarán sistemas de ventilación mecánica, unos números que “superan con mucho la cantidad de estos aparatos disponibles en el sistema sanitario”, explican un grupo de makers denominado Reesistencia Team.

Aunque existen modelos de ventilador mecánico Do It Yourself, que se crearon en momentos de la gripe A, no son aplicables para un uso mantenido, que es exactamente lo que necesitan aquellas personas enfermas por el coronavirus.

Te recomendamos | Multan a un hombre por salir a jugar a Pokémon GO durante la cuarentena del coronavirus.

Debido a ello, el equipo Reesistencia ha cambiado las válvulas de control y la implementación de un sistema ventilatorio Jackson Rees, que “permite ajustarse más a las necesidades actuales”.

Cabe señalar que en apenas unos días han logrado construir un primer prototipo de respirador autónomo, llamado Sistema Reesistencia, que se ha concretado en dos prototipos: el REESPIRATOR23 y el REESPIRATOR17.

Incluso Reesistencia, de origen asturiano, trabaja con la Consejería de Ciencia del Gobierno de Asturias para que dichos respiradores “puedan ser utilizados en los hospitales españoles para paliar los efectos del Covid-19”.

Además, el equipo hace hincapié en que llevan trabajando sin descanso día y noche desde que fue decretado el estado de alarma, “investigando, generando documentación y código abierto, imágenes que ilustren el prototipo en el que están trabajando y demás contenidos que ayuden a que cualquier persona con impresora 3D desde cualquier lugar pueda imprimir las piezas con las que poder hacer un respirador automático con el fin de donarlo a los servicios sanitarios locales”.

De la misma manera, esperan poder compartir próximamente toda la información y el código abierto.