La razón por la (probablemente) ya no verás más móviles con la parte trasera de metal

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hubo un tiempo en que el aluminio era el mejor aliado de los fabricantes de móviles a la hora de construir sus terminales. Desde que Apple diese el pistoletazo de salida a la moda de crear terminales con cuerpos construidos a partir de un solo bloque de aluminio con el iPhone 6S, fueron muchas las marcas que decidieron seguir sus mismos pasos y hacer de este material el nuevo plástico. Pero todo cambió con la llegada del vidrio.

Y, si bien los diseños totalmente metálicos en móviles siguen teniendo sus fieles, es innegable que cada vez es más fácil encontrar teléfonos cuyas partes traseras estén construidas completamente en aluminio. Pero no creas que se trata de una moda que tarde o temprano se recuperará. De hecho, es muy probable que los móviles con chasis unibody metálicos se hayan ido para no volver.

OnePlus 5 y OnePlus 3T

Los OnePlus 3 y 5 fueron dos de los últimos móviles de la marca con trasera de aluminio

El 5G y la carga inalámbrica aseguran un futuro “libre de metal” en la industria telefónica

Los fabricantes no han decidido apostar por el cristal por el hecho de ser un material más frágil que el aluminio, a pesar de que lo que digan los más conspiranoicos. La realidad es que la mayoría de metales son extremadamente eficaces a la hora de bloquear las señales inalámbricas necesarias para el normal desempeño de los dispositivos, de modo que el uso de estos materiales puede afectar en gran medida a aspectos como la recepción de señal Wi-Fi o de cobertura de red. De ahí que la gran mayoría de terminales cuenten con líneas de plástico en sus bordes, fabricadas en plástico, que permiten que las señales puedan comunicarse sin demasiados problemas con los modems y demás elementos electrónicos que forman el interior de los dispositivos.

Parte inferior del OnePlus 8 Pro: altavoz

Esas dos líneas de plástico están destinadas a aumentar la recepción de señal

Y esa es, precisamente, la razón a la que Quentin Ting, líder de diseño de Huawei, alude en una entrevista ofrecida a PhoneArena, al ser preguntado sobre la razón por la que la gran mayoría de smartphones actuales son tan parecidos entre sí. Y, como suele ser habitual últimamente, el 5G tiene buena parte de la culpa:

Debido al 5G tuvimos que abandonar el uso de metal para la cubierta posterior porque esto interrumpiría la señal. Con esto, comenzamos a experimentar con nuevos y emocionantes materiales. En el pasado solo había una cámara, ahora con más opciones tenemos más opciones en nuestro diseño para mostrar las cámaras, esto nos permite crear diseños más interesantes …

Guste o no, el 5G es el futuro, y por muy avanzada que sea la tecnología que respalda a este tipo de redes, una simple trasera de metal puede convertirse en un obstáculo que torpedear en gran medida su funcionamiento.

Tampoco hay que dejar de lado el hecho de que la carga inalámbrica está más presente que nunca, y poco a poco se trata de un rasgo que se va extendiendo entre la gran mayoría de móviles de los principales fabricantes. Y, como explicamos en su momento, esta tecnología basada en inducción es totalmente incompatible con los móviles con trasera metálica:

El metal actuaría como conductor, y la energía emitida por la bobina de la base de carga sería inducida al cuerpo metálico del teléfono, generando así más calor de lo normal y bloqueando por completo el proceso de carga

Parece bastante evidente que los móviles construidos en metal en su totalidad están prácticamente abocados a desaparecer. Quizá, en un futuro, la industria avance lo suficiente como para desarrollar un material capaz de combinar la durabilidad del aluminio, con las ventajas del cristal en términos de recepción de señal. Algo como… ¿el plástico?

¡Por cierto! ¡Tenemos nuevo episodio de nuestro podcast! Escucha Conectando en Ivoox y en Spotify.

Sigue a Andro4all

Archivado en Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion