¿Veremos algún día móviles de 2000 euros?

Última actualización el 28/03/2020 a las 10:01

Cuando todos pensábamos que el precio de los smartphones se había estancado, no en vano Apple, una de las firmas que más tendencia crea en el mercado había lanzado su nuevo iPhone 11 a un “precio bastante contenido”, recibimos una buena bofetada de realidad.

Por que las marcas han descubierto nuevas excusas para elevar el precio de sus teléfonos y visto lo visto, las van a utilizar.

iPhone 11 Pro cámaras

Que si cámaras con 108 megapíxeles, 12 GB de RAM más que muchos ordenadores, que si el 5G… este tipo de evoluciones en los smartphones han servido para que las marcas lancen sus nuevos topes de gama a precios que ya superan los 1.000 euros.

Más allá de que nos parezca justo o no que un iPhone 11 Pro o el último terminal de Samsung, el Galaxy S20, supere esta barrera de 1.000 euros, lo que nos debemos preguntar es cuál será el precio máximo que estemos dispuestos a pagar por un teléfono móvil y si en algún momento llegaremos a ver smartphones de 2.000 euros.

¿Pagarías por un teléfono móvil de 2000 euros que no fuese plegable?

Samsung Galaxy S20 Ultra, trasera

Para muchos un teléfono móvil es mucho más que un simple teléfono. Para mucha gente es el accesorio indispensable de su trabajo, su oficina portátil donde guarda todos los documentos y herramientas imprescindibles con las que poder ganarse el pan de cada de día.

De ahí que para esta persona, que para él un smartphone es algo esencial, apueste por un dispositivo caro que le pueda durar bastantes años que no por uno barato que deba renovar año tras año.

Porque digan lo que digan, un teléfono de 100 euros no hace lo mismo que uno 1000.

Incluso podríamos llegar a comparar un teléfono móvil con un ordenador. ¿Acaso Apple no lo hace con sus iPad? Pues bien, si tenemos en cuenta que un teléfono móvil es actualmente algo similar a un ordenador, no sería descabellado que en un futuro los precios de los smartphones se elevasen por las nubes, alcanzando precios nunca vistos hasta entonces.

Como hemos dicho anteriormente, las evoluciones tecnológicas como mejores prestaciones o un apartado fotográfico de mayor calidad tienen sus precios y si queremos tener lo último de lo último en el mercado hay que pagar por ello.

Pero hay que tener en cuenta varias cosas del porqué las marcas siguen y siguen elevando los precios de sus terminales.. La primera es que si un usuario adquiere un smartphone de más de 1000 euros, no lo va a renovar al año siguiente.

Es de lógica. Salvo casos muy concretos en los que el consumidor decide vender su teléfono actual a un buen precio para adquirir el recién lanzado al mercado, cuando uno adquiere un smartphone es para que le dure unos cuantos años.

Eso hace que la gente se gaste menos en teléfonos cada año que transcurre y que las firmas quieran elevar el precio de sus nuevos topes de gama para recuperar pérdidas.

Huawei Mate 30 trasera

La segunda, que a mucha gente le da “igual” el precio de un terminal. Por norma general un dispositivo de 1.400 euros lo financiarán a 2 años, lo que hace que mínimo deba pagar unos 58 euros al mes más intereses.

Un precio más que asumible para cualquier economía. Entonces, ¿por qué no poder pagar también 2.000 euros en cómodos plazos?

En definitiva, el precio de los teléfonos móviles se nos está yendo de las manos. Que a este paso a nadie le extrañe si en uno o dos años veamos el primer teléfono inteligente que supere los 2.000 euros y que no sea un dispositivo plegable.

Nos lo venderán con que tiene la mejor cámara del mercado, 24 GB de RAM para mover el Fortnite y con tecnología 5G para ver nuestras series favoritas en Netflix sin descanso.

Por supuesto la batería seguirá durando un día justo y recibirán las actualizaciones y parches de seguridad justas.

Es decir, características que al usuario medio no le servirán absolutamente de nada pero que le generarán una imperiosa necesidad de tener lo último de la tecnología en las manos.

Es el mercado amigos.

Y vosotros, ¿hasta que precio estaríais dispuestos a pagar por un smartphone?