Close Button
Compartir

Reparar un iPhone es casi imposible.

No vamos a negar que los iPhone son de los mejores terminales que uno puede comprar a día de hoy. Es posible que muchos usuarios prefieran la libertad que ofrece un sistema operativo como Android, pero el usuario que quiera un smartphone que sea encender y funcionar, encontrará en el iPhone su mejor opción.

Ahora bien, entre los muchos inconvenientes de tener un iPhone como móvil principal, destaca su imposibilidad a la hora de reparar. Salvo que seas un experto, realizar cualquier reparación por pequeña que sea es una pesadilla. Y no lo decimos solo nosotros sino también iFixit, la web número uno de reparaciones en toda internet.

Así es cómo estoy intentando salir del ecosistema Apple: ¿Misión Imposible?

Por qué arreglar un iPhone es tan complicado según iFixit

iPhone 12 Pro Azul

¿Son los iPhone los teléfonos más complicados de reparar?

iFixit ha publicado un interesante vídeo acerca de cuáles son los peores aspectos a la hora de arreglar un iPhone. Porque los dispositivos de Apple son una complicada obra de ingeniería en la que cada una de sus piezas está perfectamente colocada. Sustituir estas piezas no solo es complicado por la forma en la que está diseñado el iPhone sino también porque Apple no pone muchas facilidades al usuario.

Lo primero que destaca iFixit es que para arreglar un teléfono de Apple necesitamos no solo armarnos de paciencia, sino también de disponer de herramientas adecuadas. No sirven destornilladores convencionales, harán falta algunos modelos especiales (los iPhone cuentan con tornillos de varios tipos) además de otras herramientas para separar la pantalla del cuerpo del terminal, por poner un ejemplo.

Una vez que hayamos conseguido "abrir" el terminal, nos daremos cuenta de que está lleno de pegamento o adhesivo. En la pantalla, en la parte trasera e incluso en la batería. Hay que quitarlo con muchísimo cuidado para no romper ninguna pieza por lo que aquí las prisas no son buenas consejeras.

Otra cosa en la que incide iFixit es que conseguir piezas originales de Apple es misión imposible. Si queremos reemplazar una pieza en concreto seguramente no será original por lo que es posible que su funcionamiento no sea el mismo. No solo porque la calidad de las piezas de Apple es mayor sino también porque si iOS detecta una pieza no original, lo más seguro que haga todo lo posible para que nuestro iPhone no funcione correctamente.

Por último y no por ello menos importante. Si difícil es desmontar un iPhone... también lo es volver a montarlo. Cada tornillo tiene que ir en su espacio correspondiente por lo que es importantísimo hacerse un esquema de donde va cada pieza en un papel. La organización es la clave para reparar un iPhone y es que cualquier error puede hacer que tengamos un bonito pisapapeles de unos cuantos cientos de euros.

En definitiva, si lo que buscáis es un terminal fácil de reparar... el iPhone no es vuestra mejor opción. Los terminales de Apple están diseñados para que acudir al servicio de reparación oficial ante cualquier problema y es que ya lo sabemos, a Apple no le gusta ponérselo fácil a sus consumidores. Ni siquiera para cambiar una simple batería.

Temas relacionados: iPhone, Móviles, Tecnología

Compartir
HBO Max logo
HBO MAX al 50% para siempre, ¡últimas horas! Suscribirse
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por 8,99 dólares! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!