Gracias a estas tecnología, es muy posible que tu próximo móvil ya no tenga botones físicos

Última actualización el 11/03/2020 a las 22:01

La construcción de los smartphones es un tema apasionante que ha cambiado mucho en los últimos años, lo cual muestra el avance industrial que los fabricantes han experimentado, y que permite que tengamos smartphones más finos, potentes y bonitos. Pero todavía hay tierra que arar, y podemos encontrarnos con aún más cambios en este terreno en los años venideros.

Huawei Mate 30 Pro botones volumen

Ahora mismo tenemos fabricantes en el mercado que han comenzado a eliminar los botones de algunos de sus dispositivos, como pasa en el Huawei Mate 30 Pro en favor de botones virtuales que se activan con un doble toque en la zona lateral superior de la pantalla edge.

Y este parece ser el futuro de la construcción de muchos terminales, ya que dos grandes de la industria se han juntado para desarrollar una tecnología que acabaría con los botones físicos tradicionales que encontramos normalmente en cualquier smartphone.

SDS ButtonBar, ¿el futuro de las botoneras en los móviles?

Por lo general, cualquier smartphone cuenta con un botón de encendido, junto con una doble botonera para subir y bajar el volumen, e incluso hay dispositivos que añaden un botón más para lanzar rápidamente Google Assistant, aunque esto no suele ser lo habitual.

Pues bien, Foxconn y Sentonts, el mayor fabricante de componentes electrónicos a nivel mundial y la compañía responsable de la tecnología de los Air Triggers del ASUS ROG Phone 2 se han juntado para desarrollar SDS Buttonbar, la solución que posibilitaría la eliminación de los botones físicos en favor de botones virtuales en los smartphones.

Las siglas que dan nombre a esta tecnología significan Superficies Definidas por Software, y permitiría a los fabricantes ubicar 20 sensores en un espacio de 1,9 pulgadas en cualquier parte del dispositivo, que serían sensibles a la presión y que funcionarían como los botones de encendido y de volumen que encontramos normalmente en un móvil.

Dicha solución, tal y como explica minuciosamente XDA-Developers, aportaría una mayor flexibilidad, ya que además de ser sensible a la presión, reconocería gestos, como por ejemplo el de deslizar de arriba hacia abajo en esta superficie de 1,9 pulgadas.

Y también podría detectar toques fantasma, por lo que estos botones no se activarían por error mientras tienes el móvil en el bolsillo.

A diferencia de lo que pasa en el Huawei Mate 30 Pro, en el que, con un doble toque lanzamos el indicador de volumen, y una vez esté esto hecho podemos deslizar en la pantalla edge o en el propio indicador para modificar el volumen, esta solución permitiría que, con un toque simple, como el que hacemos en un botón común, accionemos estos botones virtuales.

Bajo mi punto de vista, este método basado en la presión es una mejor solución para integrar los botones virtuales, ya que de esta manera, podemos utilizar nuestro terminal de la misma manera que lo haríamos con botones reales, ejerciendo presión sobre un punto para poder accionarlos cómodamente. Aunque siempre queda la opción propuesta por Samsung con agujeros en los bordes para ubicar los botones.