Close Button
Compartir

Un iPhone sobrevive a una larga caída.

Seguro que a muchos os ha pasado. Una pequeña caída de una silla, cuando lo sacábamos del bolsillo o simplemente mientras se cargaba en la mesa del comedor. No hay cosa peor que ver como nuestro querido smartphone de gama alta se cae al suelo. ¿Lo más terrible de todo? Recogerlo del suelo y ver que se ha roto entero.

Y es que los teléfonos de hoy en día serán todo lo bonitos que queráis pero lo cierto es que su resistencia se ha visto reducida considerablemente, obvio por otro lado ya que los materiales que usan hoy en día son mucho más delicados. Ahora bien, siempre hay excepciones. Y si no que lo digan a este iPhone X que ha sobrevivido a una caída desde 3.000 metros desde una avioneta.

Un iPhone X sobrevive a una caída desde 3000 metros

iPhone X cae de avioneta

Un iPhone X ha sobrevivido a una dura caída de una avioneta como esta

Apple nunca se ha caracterizado por fabricar teléfonos realmente resistentes. Son preciosos no lo vamos a negar, pero al estar hechos de materiales delicados como el cristal no es raro que se rompan ante cualquier golpe o caída. Sin embargo a veces suceden cosas como estas.

Tal y como cuentan desde el foro de aviación Diamond Aviators, un iPhone X cayó desde una altura de más de 3.000 metros y sobrevivió a la caída. David, como así se llamaba el piloto y el propietario del terminal, volaba con una avioneta cuando ocurrió el trágico incidente.

Mientras sobrevolaba los cielos de Estados Unidos, David decidió hacer algunas fotos de su travesía cuando una ráfaga de viento hizo que su terminal se le fuese de las manos cayéndose al vacío. Si bien David había perdido la esperanza de encontrar su terminal, gracias a la aplicación Find My Phone logró rastrearlo y recuperarlo.

Lo más curioso y sorprendente es que el terminal estaba en perfectas condiciones. Es posible que el tipo de suelo amortiguase la caída (una plantación de soja) además de la funda resistente que llevaba, pero lo que no podemos negar es que se trata de un autentico milagro. David tuvo mucha suerte y no tendrá que comprarse otro terminal. De todas maneras, esto solo pasa una vez en la vida. La próxima vez mejor tened más cuidado.

Temas relacionados: iPhone, Móviles

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!