Close Button
Compartir

¿Es cierto que WhatsApp puede leer los mensajes pese a estar cifrados? Sí... pero no como crees.

WhatsApp vuelve a situarse en el centro de la polémica, después de que un reporte de ProPublica haya acusado a Facebook de saltarse las medidas de privacidad de la aplicación para su propio beneficio, violando de algún modo el sistema de cifrado de extremo a extremo con el que cuenta la aplicación por defecto.

Alegan que, en determinadas circunstancias, algunos de los más de 1.000 trabajadores contratados por la compañía tienen acceso al contenido de los mensajes de los usuarios de la aplicación. Y, aunque es cierto, las técnicas usadas por WhatsApp tienen poco que ver con una supuesta puerta trasera en el cifrado de la aplicación.

Espiar WhatsApp

WhatsApp podrá leer tus mensajes enviados, pero solo si alguien reporta tu cuenta por algún motivo.

No, el cifrado de WhatsApp no tiene una puerta trasera (que sepamos)

Desde hace años, el cifrado de extremo a extremo es una parte esencial de las conversaciones de WhatsApp. Esta técnica impide que cualquiera que pudiera interceptar un mensaje pueda leer su contenido, dado que solo el emisor y el receptor tienen las claves necesarias para descifrarlo y acceder a él.

La medida de seguridad ha sido puesta en entredicho en varias ocasiones por distintos motivos. Y recientemente, este sistema ha vuelto a estar en el punto de mira por culpa de la última herramienta de seguridad incluida por WhatsApp.

Y es que, con el objetivo de encontrar miembros de la plataforma con un comportamiento perjudicial para el resto de usuarios, WhatsApp ahora tiene la capacidad de leer los últimos cinco mensajes enviados por un contacto que ha sido reportado por otro.

La implementación de esta medida resulta lógica de cara a una plataforma como WhatsApp, utilizada cada día por millones de personas de todo el mundo, no todas ellas con buenas intenciones. Al fin y al cabo, un sistema de este tipo permite identificar comportamientos peligrosos más fácilmente, en el momento que un usuario decide reportar a otro.

Pero la manera de “leer” los mensajes que tiene este equipo de moderación no tiene nada que ver con una puerta trasera en el sistema de cifrado. La propia WhatsApp especifica que los mensajes son reenviados desde el chat donde el usuario ha sido denunciado, a una cuenta de WhatsApp creada específicamente para controlar este tipo de comportamientos y abusos –a la que los trabajadores acceden usando herramientas de software específicas de Facebook–.

Los últimos cinco mensajes de un usuario reportado son reenviados a WhatsApp, pero el cifrado de extremo a extremo no se “rompe” durante ese proceso.

De hecho, la propia WhatsApp especifica que, basándose en el feedback de los usuarios, están seguros de que los usuarios ven comprensible que sus mensajes sean recibidos por la compañía cuando alguien decide denunciar su cuenta.

Sea como fuere, está claro que las acusaciones de ProPublica –en este caso, en mi opinión, equivocadas– no van a ayudar a mejorar la imagen de WhatsApp en materia de privacidad. Sobre todo, si se tiene en cuenta que la compañía acaba de ser multada con más de 225 millones de euros por no dejar lo suficientemente claro el tratamiento que hace de los datos de sus usuarios.

Temas relacionados: Aplicaciones, Aplicaciones gratis, WhatsApp

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!