Close Button
Compartir

WhatsApp ha violado la normativa de protección de datos europea, y ahora se enfrenta a una multa millonaria.

WhatsApp se enfrenta a la mayor multa impuesta hasta ahora por la Comisión de Protección de Datos --DPC--: unos 225 millones de euros, que la compañía perteneciente a Facebook tendrá que pagar, salvo que la compañía logre revertir la situación presentando un recurso.

La DPC alega que WhatsApp no ha cumplido sus obligaciones en materia de protección de datos, por culpa de medidas como el envío de datos de los usuarios de WhatsApp a Facebook y otras compañías.

Desde WhatsApp no están conformes con la decisión, e indican que las sanciones son totalmente desproporcionadas, y que apelarán la sentencia con un recurso presentado ante el Tribunal Superior de Irlanda o directamente al Tribunal de Justicia Europeo.

WhatsApp con billetes

WhatsApp tendrá que pagar la mayor multa impuesta por la Comisión de Protección de Datos en toda su historia.

225 millones de dólares por no cumplir la normativa europea de protección de datos

En la sentencia, la DPC indica que WhatsApp no ha sido todo lo clara que debería con el tratamiento de los datos de sus usuarios, y la forma en que estos se comparten con otras compañías.

La investigación dio comienzo en el año 2018, y en diciembre del pasado año, el borrador de la sentencia fue enviado al resto de organismos europeos de regulación de datos para su revisión. De entre todos ellos, ocho de cuarenta no estaban de acuerdo con las conclusiones, y al no alcanzar un consenso, el caso fue elevado a la Junta Europea de Protección de Datos. Así, se ha llegado a la siguiente conclusión:

"Esta decisión contenía una instrucción clara que requería que el CPD reevaluara y aumentara su propuesta de multa sobre la base de una serie de factores contenidos en la decisión del EDPB y, tras esta reevaluación, el CPD ha impuesto una multa de 225 millones de euros a WhatsApp."

Se trata de la sanción más grande impuesta por la DPC hasta ahora, y una de las mayores impuestas en Irlanda en el campo de la protección de datos.

Sin embargo, eso no es todo. Además de la multa, la DPC insta a WhatsApp a tomar las medidas necesarias para cumplir la normativa europea de protección de datos, de modo que la información de los usuarios sea procesada de acuerdo a las leyes vigentes en la actualidad.

Desde WhatsApp afirman que, por las transparencias brindadas a los usuarios en 2018 sobre los cambios en sus políticas de privacidad, las sanciones son desproporcionadas. Habrá que ver, por tanto, en qué queda finalmente el caso, pero es probable que el recurso de WhatsApp sirva, como mucho, para reducir en cierta medida la cuantía de la multa.

Temas relacionados: Aplicaciones, WhatsApp

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!