DOOGEE X5 Max, análisis a un terminal con lector de huellas a un precio rompedor

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Análisis DOOGEE X5 Max

La mayoría de fabricantes, y no solo los asiáticos, siguen empeñados en ofrecernos terminales con la mejor relación calidad-precio. La lucha en este terreno es desde hace varios años cada vez más dura, ya que cada poco tiempo aparecen nuevos fabricantes que apuestan por terminales de gama de entrada con características aún más atractivas y a precios aún más bajos.

El fabricante DOOGEE lanzó el pasado año su modelo X5, un terminal que tuvo una gran aceptación, convirtiéndose incluso en el terminal más económico de cinco pulgadas. Pocos meses después lanzaron un modelo que vino a solucionar la ausencia del primero en cuanto a conectividad 4G, denominado DOOGEE X5 Pro 4G. Un año después, el fabricante chino viene se ha superado así mismo presentado el terminal DOOGEE X5 Max. ¿Quieres conocerlo? No te pierdas nuestro análisis a un gama de entrada con características premium a un precio practicamente imbatible.

Análisis en vídeo

Diseño y dimensiones

La principal característica que llama la atención en este sentido es que es cuenta con bordes metálicos, algo no muy habitual en terminales de este rango de precios, pero que sin duda le da un ligero aire premium. El resto del dispositivo está construido en plástico, incluso parte de los laterales. Un diseño sencillo pero realmente elegante. En cuanto a sus dimensiones hay que reconocer que es especialmente tosco, posiblemente por su grosor, 9,9 milímetros, y a un peso de 145 gramos. El resto son 154 mm de alto y 77 mm de ancho.

Su parte trasera, la cual se ensucia con facilidad, trae dos sorpresas. La primera, es que cuenta con sensor de huella dactilar, que además funciona de una manera muy rápida y efectiva. Y segunda, que es posible retirarla, de esta forma vemos que cuenta con batería también extraíble y con entradas separadas, algo que me parece un acierto, para las tarjetas SIM y para una SD.

Parte trasera

Pantalla y sonido

En este sentido no ha mejorado respecto a su antecesor, ya que incorpora el mismo panel IPS de 5 pulgadas con resolución 1280 x 720 píxeles, que supone casi 294 puntos por pulgada, además de una profundidad de color de 24 bits. El resultado es sin duda una pantalla realmente de una calidad más que suficiente para disfrutar de cualquier contenido multimedia.

Personalmente considero que es un tamaño idóneo, además teniendo en cuenta ante el terminal que estamos dispone de unos márgenes aceptables. La misma ofrece un buen nivel de contraste y brillo, ángulos de visión más que correctos y unos colores realistas pero de la misma manera intensos y vibrantes. Lo que no le acompaña en este apartado es el audio, ya que aunque el altavoz que incorpora ofrece un nivel máximo medianamente alto su sonido no es realmente nítido.

Rendimiento, sistema operativo, autonomía y conectividad

De la misma manera que el apartado anterior, en este sentido tampoco hay nada nuevo con respecto al DOOGEE X5, ya que integra el mismo procesador, Mediatek MT6580 de cuatro núcleos a 1,3 GHz. Un microchip muy utilizado y que hemos podido probar en otros terminales de gama de entrada, al cual le acompaña en este caso 1 GB de memoria RAM y la GPU Mali400.

Panel

Su rendimiento es justo, suficiente para el día a día, es decir, para navegar por internet, consultar redes sociales, aunque hemos comprobado como en algunas tiene pequeñas dificultades, y utilizar las apps más habituales, tales como Spotify o Flipboard. De la misma manera a la hora de jugar, a pesar de un pequeño parón no he tenido especiales problemas a la hora de probar diferentes títulos de la Play Store, incluso potentes, tal como GT Racing 2.

La guinda en este apartado es que este DOOGEE X5 Max viene de serie con última actualización de la plataforma de Google, Android 6.0 Marshmallow, que además se mueve de una manera ágil en este dispositivo. La parte negativa es aspecto es que solo dispone de 8 GB de almacenamiento interno, por lo que es indispensable ampliar mediante una tarjeta microSD.

El terminal cuenta con una batería de 4000 mAh, la cual me ha sorprendido gratamente, y es que no es habitual que un terminal sea capaz de superar el día y medio de autonomía con uso moderado. En cuanto a conectividad vuelve a tropezar en la misma piedra que su antecesor, ya que no ofrece soporte a redes 4G, conformándose con 3G. Evidentemente cuenta con Wi-Fi, Bluetooth 4.0, GPS y Radio FM.

Cámara

Cámara

Tal como es habitual, es en este apartado donde los terminales de gama de entrada flaquean, incluso en el caso de este DOOGEE X5 Max. A pesar de que cuenta con una principal de 8 megapíxeles los resultados son pobres, pero aceptables teniendo en cuenta ante el terminal que es, sobre todo en buenas condiciones lumínicas.

De noche, a no ser que exista una potente fuente de luz, las fotografías se verán oscuras y con un importante nivel de ruido. La frontal tampoco es destacable, ya que es de 2 megapíxeles y quizá suficiente para algún que otro selfie.

DOOGEE X5 Max61,00 €COMPRAR
PVP 75 euros €63,66 euros €COMPRAR

X5 Max

Opiniones personales

65

Tal como habéis comprobado DOOGEE ha venido a mejorar su anterior modelo, aunque manteniendo algunas de su especificaciones. Buena pantalla, un diseño con un ligero aire premium, a pesar de ser un terminal un poco tosco, un rendimiento más que suficiente para el día a día y una autonomía insólita, son las principales bazas de este DOOGE X5 Max. Como contrapartida, su apartado fotográfico, una escasísima memoria interna y la ausencia de soporte a redes 4G. Sin duda un terminal recomendable para aquellos que buscan un primer smartphone a un precio asequible.

Archivado en Análisis,
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs