¿Son los dispositivos Motorola menos interesantes tras la compra de Lenovo?

Última actualización el 01/02/2014 a las 23:15

Muchos son los ruegos y preguntas que corren por la web ahora que el gigante asiático, Lenovo, ha comprado Motorola a Google.

Lo cierto es que más que ruegos y preguntas podemos hablar de dudas y quejas sobre el resultado de los terminales que tiene Motorola en el mercado y sus posibilidades, tanto por futuros compradores como por los usuarios que ya tienen sus dispositivos bajo el sello de la compañía americana.

Siendo sincero es muy difícil saber como van a ser las cosas y poder decir si siguen siendo buenas compras o no, pero hay una serie de factores que me gustaría ir apuntando mientras los voy pensando, porque a decir verdad no tengo ni muy claro por donde llevar los puntos que cambian y los que no.

Lenovo Motorola

Terminales actuales

Motorola Moto X con Kit Kat

En este momento Motorola tiene dos terminales en boca de todos, el primero el Motorola Moto X y el segundo el Motorola Moto G.

En este caso, el segundo terminal es mucho más buscado que el primero por una serie de factores bastantes importantes, pero el principal es su gran relación calidad/precio, muy difícil de batir por casi cualquier otro terminal.

En el caso del Moto X, Motorola ofrece un producto diferente, seguramente con un rendimiento mejor y con unas especificaciones superiores, pero con un precio bastante superior y con unos rivales mejores dentro del mismo segmento –tanto el Google Nexus 5 como el LG G2 son terminales de precios parecidos y prestaciones superiores–.

Hardware

El Motorola Moto X ha sido un pequeño fracaso en el camino de Motorola bajo el brazo de Google, no es que sea un mal terminal, es más desde mi humilde punto de vista es uno de los terminales más interesantes del año 2013.

Un terminal que buscaba algo diferente, no tener más potencia, o ser más grande, sino lo importante, ofrecer una mejor experiencia de usuario, tanto con un hardware diferente como mediante un software adecuado.

El caso del Motorola Moto G es muy diferente, aquí sí que hablamos de un terminal que ha sido un top en ventas. Un terminal con un rendimiento excelente y un precio de gama baja.

Hablando de estos dos terminales, no ha cambiado nada el hecho de que Motorola haya sido vendida a Lenovo, no creo que la venta de estos dos dispositivos cambie, como mucho la única opción es que desde el gigante asiático busquen vender más terminales “Motorola-Lenovo” y bajen el precio del Motorola Moto X, buscando hacerlo más competitivo.

Como terminales puramente dichos, sus prestaciones siguen siendo iguales, muy interesantes las novedades del procesador X10 del Motorola Moto X y muy buena relación calidad/precio del Motorola Moto G.

No va a haber modificaciones en su construcción por hacerlo bajo el brazo de Google o el de Lenovo.

Software

Aquí es donde la gente puede tener más dudas, ya que además, contamos con dos apartados. El primer punto –sobre el que algunos usuarios que no se han empapado de la calidad del software propio del Motorola Moto X, no nos hemos parado a pensar– son algunos avances de la compañía de Illinois en el software propio de su buque insignia, y lo realmente interesantes que son.

Ahí no habrá grandes diferencias, según parece, Lenovo dejará que Motorola trabaje en sus ideas actuales sin modificar mucho su “hoja de ruta” –por lo menos en los próximos tiempos–, por lo que la escucha siempre activa, el sistema de notificaciones o algún otro detalle interesante del software son más que probables en las próximas versiones del sistema operativo.

Por otro lado nos encontramos con las actualizaciones, y es que Motorola como compañía de Google estaba ofreciendo actualizaciones a las últimas versiones de Android de una manera muy rápida.

Aquí tenemos que pararnos a mirar los dos terminales por separado. En el caso del Motorola Moto X, es cierto que si quieren enfrentarse a los tope de gama, tienen que ofrecer un software diferente y actualizado, partiendo de la base de que la potencia del dispositivo es inferior.

En el Motorola Moto G las condiciones cambian un poco –o por lo menos eso es lo que creo yo–, este terminal se enfrenta a una gama que ronda los 200 euros y que por lo general se encuentra varias versiones por detrás de la versión actual del Motorola Moto G.

Se entiende que un usuario busque una actualización a la versión más reciente del sistema operativo, pero, ¿cuántos terminales de la gama actual en ese precio llegarán a Android 4.4 KitKat? Pese a que este Motorola Moto G no cuente con más actualizaciones –cosa que dudo por parte de Motorola si le dejan algo de libertad para trabajar, ya que tienen que hacerla para el Motorola Moto G Google Edition–, el terminal de Lenovo seguirá siendo uno de los más actualizados del mercado durante muchos meses.

El futuro

Motorola-Moto-X8

Aquí es donde nos encontramos más dudas a la hora de predecir nada. Como ya he comentado parece que los rumores dejan a Motorola en una buena situación, en la que podrá por ahora depender de sí misma para actuar.

Eso deja que los proyectos actuales –bañados con un poco de Google– sigan su marcha, hasta convertirse en dispositivos reales.

El trabajo realizado por Motorola hasta ahora de bajo las ideas de Google, solo ha ido creciendo en calidad, mejores terminales, software más sencillo y mayor rapidez de actualización, ¿porqué no va a seguir esa línea ascendente?

Además Lenovo no es ni mucho menos una mala compañía, puede que sus terminales no tengan un conocimiento muy grande fuera del mercado asiático o de la red, pero no hay que olvidar que hasta ahora se dedicaba a hacer terminales de gama media y baja.

Lo que sí que sabemos del gigante asiático es que consigue casi todo lo que se propone, en unos años han conseguido dominar el terreno de los ordenadores, por delante del gigante HP y ahora tienen la vista puesta en superar a Apple y Samsung en el terreno de los smartphones a cinco años vista –ahora mismo es el quinto vendedor mundial de smartphones–.

Una afirmación que puede parecer muy alta, pero que no podemos dejarla pasar.

Conclusiones

Motorola Moto X

Estamos ante dos compañías enormes, y viendo un poco punto por punto, creo que no son menos interesantes los dispositivos de Motorola tras la compra de Lenovo.

Motorola es uno de los nombres más conocidos dentro del sector de la telefonía móvil y Lenovo es una de las grandes compañías de la tecnología actual, sin duda si saben trabajar juntas y aceptar los puntos buenos de cada una, podemos estar ante los futuros dominadores del mundo de los smartphones.

Si Lenovo permite que Motorola trabaje en sus proyectos, que siga sus propias ideas, que firme con su nombre, pero con Lenovo como apellido, y además sabe llevala a su mundo, con sus opciones de mercado, su fabricación y una buena distribución, podría en esos cinco años que ellos tienen en mente, dominar sin ninguna duda el mundo de la telefonía móvil.

¿Un nuevo rey a la vista? Falta mucho pero por lo menos ya se ha sumado a la pelea un aspirante más, y este viene muy bien equipado para la batalla.