×

Motorola Moto X, análisis de un terminal innovador

Última actualización el 15/05/2017 a las 12:58

Durante el curso pasado, Google decidió apostar por uno de los fabricantes que peor momento estaba pasando en el sector de la telefonía. Motorola, tras numerosos años siendo una empresa clave en el sector, no conseguía adentrarse en el mercado Android con solidez. Parece que aquello se acabó.

Moto X Destacada

El primero de los terminales lanzados bajo el paraguas de Google fue el buque insignia de la firma hasta hoy, el Motorola Moto X, inaugurando una nueva familia en Android que no ha pasado sin pena ni gloria con los Moto E y Moto G de turno. ¿Sus principales fortalezas? Diseño compacto, conservador, y una apuesta muy clara por buscar innovación y utilidad como no habíamos visto hasta entonces.

Motorola Moto X
Dimensiones129.3 x 65.3 x 10.4 mm
Peso130 g
Pantalla4,7 pulgadas AMOLED HD con Gorilla Glass 3
Densidad de píxeles312
ProcesadorQualcomm dual-coreMSM8960Pro Snapdragon
RAM2GB
Sistema operativoAndroid 4.4.3
Almacenamiento16/32/64
CámarasTrasera de 13 y delantera de 2 megapíxeles
Batería2.200 mAh
OtrosnanoSIM, NFC, Bluetooth 4.0
Precio actual aproximadoDesde 330 euros

Diseño

Motorola ha diseñado un terminal enfocado a una gran mayoría de usuarios en Android, donde las 4,7 pulgadas de pantalla en un tamaño sumamente compacto, pueden hacer las delicias de una gran parte de los consumidores de smartphone a día de hoy. La textura trasera provoca una experiencia muy agradable, que junto con las conseguidas dimensiones del terminal, hacen de su uso algo muy satisfactorio, de los mejores que he podido tener en los últimos meses.

Moto X Trasera

En su parte frontal, nos encontramos con una pantalla que se ajusta prácticamente al completo a sus márgenes laterales y que deja un espacio idóneo en la parte superior e inferior. Si dejamos el terminal sobre una superficie plana, podremos ver como algunos de sus extremos no llegan a tocar en ningún momento la base, ello provocado por la ligera curvatura que presenta este Moto X.

Anchura Moto X

Un diseño sobrio pero elegante, pensado para ser cómodo a la mano y poder llegar a cualquier punto de la pantalla sin problemas. Su uso a diario es agradable y sobre todo asequible, una grata experiencia para cualquier usuario, sin duda.

Pantalla

Mucha gente se preguntará si no es un desacierto apostar por una resolución HD en un terminal de tamaño medio-grande cuando algunos fabricantes ya apuestan por resolución QHD, véase el nuevo LG G3. Pues bien, mi experiencia general ha sido prácticamente inmejorable, con un panel AMOLED que refleja colores vivos y cuyo brillo, ángulos de visión y nitidez final están a la altura de lo que podría esperarse de un terminal de gama alta. Es cierto que hay terminales a día de hoy con mejor resolución, mejor nivel de detalle, sin duda, pero en líneas generales, se trata de una pantalla idónea para cualquier uso y en cualquier condición.

Pantalla Moto X-

Si comparamos su pantalla con otros terminales de prestaciones muy parecidas como el Samsung Galaxy Nexus, queda claro que el terminal de Motorola acaba saliendo vencedor claro del duelo, y es que a medida que nos vamos haciendo con el terminal, denotamos que la calidad de la pantalla esconde más que lo que una hoja de especificaciones pueda mostrar.

El uso en exteriores es correcto, pudiéndose apreciar toda la interfaz de la pantalla aunque, como suele ocurrir con otros muchos terminales, no serán las mejores condiciones para usar nuestra terminal, pero tampoco será algo molesto.

Software

Android 4.4.2 KitKat Moto X

Llegamos a uno de los apartados más destacados de este terminal. Seguro que buena parte de los usuarios que se informan sobre Android, conoce la estrategia de Motorola con su terminales Moto: Android puro con algunas pequeñas modificaciones que no enturbian el resultado final. Y ésta es, a día de hoy, una de las mejores estrategias a realizar. La firma americana ha echo uso del potencial de Android en su estado original aunque ha añadido algunos extras que pueden resultar muy interesantes y marcar un futuro inmediato en la plataforma.

Active Display

Visualmente es la seña de diferenciación de este Moto X. ¿Cuántas veces cogemos el móvil, pulsamos el botón de encendido, bajamos la barra de notificaciones y, en tal caso, accedemos a la aplicación de turno? Muchísimas, quizás demasiadas. Motorola tenía un plan para hacer todo ello mucho más fluído y dinámico. Active Display.

Active Display

Básicamente consiste en que cuando cogemos nuestro terminal, inmediatamente la pantalla se encenderá mostrando lo mínimo imprescindible para mantenernos informados. Si nos ha llegado un correo o un mensaje, podremos ver dos notificaciones y acceder a una previsualización de la última, y acto seguido entrar en ella. Todo desde un mismo movimiento con el dedo.

¿Es útil? Si, mucho. Y es que cuando cambiamos de un terminal Moto X a otro que no dispone de esta funcionalidad, se acaba echando en falta que simplemente con coger el móvil podamos acceder a todo lo que ha entrado en nuestro móvil. Estos pequeños detalles que todo fabricante debería buscar, la utilidad y comodidad del usuario.

Además, Motorola ha diseñado el núcleo de este terminal para que el consumo de batería sea reducido, haciendo uso de un único procesador dedicado a la tarea de los sensores de proximidad y acelerómetros, así como una pantalla AMOLED que permita encender solo los píxeles necesarios y suficientes.

Asistente y Control por voz

Comando de Voz Moto XLos comandos de Google empiezan a incorporarse cada vez más en nuestro día a día. Es cierto que en nuestro país, no son muchos los usuarios que interactúan con su smartphone a través de la voz, aunque quizás no muchos de ellos hayan podido probar el sistema de reconocimiento que Motorola ha planteado. Con tres micrófonos, la compañía decidió dotar al Moto X de una capacidad mayor en cuanto a la reducción del ruido, para conseguir que sólo con nuestra voz, y no la de cualquier persona, podamos manejar nuestro terminal sin ni siquiera llegar a tocarlo.

“Ok, Google Now”. Simplemente con estas palabras el terminal despertará de su estado en reposo para ponerse a nuestras órdenes. ¿Qué tiempo hace hoy?¿Cómo puedo llegar a la gran vía? o “¿Qué notificaciones hay? son algunos de los comandos que podremos emplear, entre otro muchos.

La implementación de esta funcionalidad está muy bien lograda, aunque es cierto que con vistas al futuro, sería necesario poder apartarnos más del terminal y que éste pudiera detectarnos, ya que en muchos momentos me he visto obligado a estar más pegado al terminal de lo que hubiera deseado. No es un sistema perfecto, no hay duda de ello, y hay momentos en los que he tenido que decir el comando hasta tres veces para que me reconociera, aunque son únicamente una minoría de ocasiones.

Google Now Moto X

Con la integración de mayor número de comandos y con más fluidez en el sistema, creo que puede ser una novedad que cualquier teléfono podría y debería integrar, aporta utilidad, comodidad e innovación en el panorama actual. De nuevo la batería no debería verse afectada por ello, y es que el otro procesador de menor tamaño se encuentra dedicado a la tarea de detectar sonidos, como nuestra voz, para activarse acto seguido, reduciendo así el consumo de batería que ocasionaría si todos los procesador del terminales tuvieran que encontrarse en modo latente.

Motorola Assist

Una de las aplicaciones, dentro de las pocas que Motorola incorpora en sus terminales, es Morola Assist. Y quizás sea una de las que más ha podido sorprender dentro del panorama de los fabricantes. Gracias a la detección del movimiento, de nuestra voz y de la integración con nuestro calendario de eventos, Motorola Assist puede emprender tareas interesantes una vez sean activadas.

Motorola Assist

Así por ejemplo, podemos activar la opción de que el terminal pase a un modo silencio justo en el momento en el que comience una reunión, previamente añadida al calendario. Si nos montamos en el coche, el sistema detectará tanto los ruidos como la velocidad a la que estamos moviéndonos y activará el modo manos libres, donde cualquier llamada o mensaje será leído en voz alta, pudiendo contestar con nuestra voz al momento. Si marcamos una hora a la que solemos irnos a dormir, automáticamente el teléfono entrará en modo silencio para que ninguna notificación perturbe nuestros ritmos nocturnos.

Una muestra más de cómo aportar al usuario sin crear aplicaciones que, sin poder desinstalarlas, no hacen sino acumularse a la lista de aplicaciones inútiles y faltar de valor.

Rendimiento

El Motorola Moto X llegaba al mercado con un procesador de “8 núcleos”, según la publicidad de la firma. Sin embargo, en realidad se trataba de 2 procesadores Qualcomm Snapdragon MSM8960Pro, unido a dos procesadores dedicados única y exclusivamente a tareas de reconocimiento de voz y gestión de los sensores, respectivamente, con 4 núcleos más para la potencia gráfica. Al final, podríamos decir que se trata de un “dual-core” potenciado, aunque la hoja de especificaciones, como en este caso, no lo son todo.

Google Plus Moto X

El terminal se mueve a las mil maravillas, ya sea con las transiciones por su interfaz, abriendo y cerrando aplicaciones o moviendo juegos pesados. Simplemente fluido y suave como pocos terminales a día de hoy. Sorprende además la rapidez con que podremos abrir aplicaciones que llevábamos buenos minutos sin usar, con una capacidad de memoria RAM suficiente (2GB), pero cuya experiencia parece incluso mejor que otros terminales con la misma capacidad.

Juego Moto X

Los juegos pesados corren en este terminal sin problemas, si bien es cierto que no es el más potente en cuanto a músculo gráfico, pero no he apreciado un lag excesivo en ningún título ni nada por el estilo. Para ser un procesador “dual-core”, Motorola ha demostrado como se puede conseguir exprimir al máximo una potencia modesta pero con un software que interactúa a la perfección con ella.

Cámara, altavoces y batería

Moto X cámara

No todo podía ser bueno, sino estaríamos hablando de un terminal cuasi-perfecto. Y es que su cámara, pese a contar con 10 megapíxeles, nos deja un sabor agrio. La calidad de las imágenes no era la que podríamos esperar de un terminal de gama alta, con fotografías algo desenfocadas y poco nítidas en algunas ocasiones o demasiado suaves, sin colores vivos. Es cierto que algunas capturas pueden llegar a ser interesantes, pero el resultado es demasiado irregular e inestable.

Captura 2 Moto X

Captura 1 Moto X

Captura 5 Moto X

Captura 3 Moto X

Por el contrario, la grabación en vídeo a resolución Full HD es sorprendentemente buena, con buena nitidez en la grabación y efectos slow motion que podremos controlar de forma manual, aunque no es la mejor forma de conseguir efectos de ralentizado interesantes. Podremos conseguir vídeos muy interesantes que puedan reproducirse con una calidad mejor que suficiente en pantallas de formato grande como ordenadores o televisores.

El aspecto de sonido no es especialmente destacado ni sorprendente para la gama de terminal que estamos hablando, muy diferente a la buena experiencia que pude tener con el Motorola Moto E, hermano mano de el terminal que estamos analizando. La ubicación del altavoz además deja mucho que desear, ya que es bastante fácil obstruir la salida de sonido en su parte trasera cuando cogemos el terminal y apoyamos algunos dedos muy cerca de la cámara. Un aspecto sin duda a mejorar por parte del fabricante y que para los mas entusiastas del sonido seguro decepcionará.

Como último punto, aunque sin duda uno de los más importantes para los usuarios de Android y de la telefonía en la actualidad, es la batería. Motorola aseguraba que su estrategia con el procesador podía conseguir que con funcionalidades como Active Display o la continua detección por voz, su batería fuera duradera. En el día a día, podremos conseguir entre 3 horas y tres horas y media de duración con ambas funcionalidades activadas, pudiendo aumentar en pequeña medida la duración si ambas son desactivadas.

Como veis no se trata de algo muy destacado, quizás un punto en el que me he visto decepcionado aunque sin duda, para el usuario medio, la batería puede hacerles llegar hasta final del día. Eso si, obligando a cargar el terminal por la noche. Otro punto en el que Motorola, y se podría decir que también el resto de fabricantes, debe seguir innovando y mejorando.

Vídeo

No podía faltar un completísimo vídeo de nuestros compañeros Carlos y Jaume analizando este terminal Moto X, recorriendo tanto su aspecto físico como la sorprendente fluidez y buen rendimiento del buque insignia de Motorola. ¡Dentro vídeo!

Valoración final

Moto X Destacada (2)

Un terminal sólido, perfecto para aquellas personas que desean contar con un terminal asequible, con un rendimiento casi perfecto y actualizaciones frecuentes y rápidas. La innovación es uno de los puntos fuertes en este dispositivo, Motorola Assist, Active Display o la comunicación por voz son novedades muy interesantes que aún a día de hoy siguen siendo actualizadas y explotadas al máximo.

Motorola ha conseguido un producto que, si bien tiene problemas en cuanto al rendimiento de su cámara y la ubicación y calidad de los altavoces, consigue que la experiencia final sea una completa delicia. Una compra más que recomendada. El fabricante americano, por fin, ha encontrado la senda correcta hacia el éxito, sólo queda esperar que su futuro pase por corregir estos apartados donde el margen de mejora es muy grande, y por qué no, podamos hablar de los mejores terminales con Android.

VER COMENTARIOS

Recomendado