Mi primer Android: recuerdos y sensaciones con un Motorola Defy

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Motorola Defy con Android 2.2

Continuamos con el especial Mi primer Android, donde los editores de Andro4all os contamos cual fue nuestros primer smartphone con Android y que recuerdo guardamos de él. Tras ver las sensaciones que dejó a mi compañero Fernando su HTC Desire hoy me toca contaros como fue mi primer terminal, un Motorola Defy.

Como buen aficionado a la tecnología estaba siguiendo los primeros pasos del sistema operativo del robot desde los inicios, asombrándome con el nuevo paradigma que estaba abriendo y su éxito rotundo en otros mercados. Empezaron a desfilar por el mercado español terminales asociados a operadoras como el HTC Tattoo y otros terminales de dudosa calidad, pero que al fin y al cabo incorporaban Android, que era lo que a mi me interesaba.

A pesar de que mi presupuesto era muy ajustado, no podía estar más tiempo sin uno de esos terminales con Android en mis manos así que a principios de 2011 decidí hacer un primer intento de amago a la que era mi operadora en aquella época. Tras varias llamadas, me ofrecieron un Motorola Defy, terminal que en aquel momento ni siquiera conocía.

Perfiles del Moto Defy

Tras echar un vistazo rápido a sus características, vi que eran similares a las del Samsung Galaxy S, el terminal de referencia en aquel momento, así que di el visto bueno y me hice con él por 0 euros y un plan de voz con un precio irrisorio sin tener que atarme a un plan de datos que en aquella época no me podía permitir y que además creía que no necesitaba -iluso de mi-.

Las primeras semanas fueron geniales, era mi primer contacto con el mundo de los smartphones y hice lo que todo el mundo hace cuando tiene por primera vez un dispositivo de este tipo: instalar todas las aplicaciones imaginables y hacerle todas las perrerías que se le pueden hacer al terminal hasta buscarle el límite. Android en aquella época no era por supuesto lo que es ahora y el sistema tenía muchas limitaciones, más si tenemos en cuenta que en Motorola Defy venía con Android 2.1 Eclair y Vodafone no liberó la actualización a Froyo hasta el verano de 2011.

Motorola Defy en agua

Fue en aquel verano cuando la mayoría de mis amistades también comenzaron a poseer smartphones con Android y empecé a darle un uso mucho más avanzado al terminal, aprendí a programar para Android y a desarrollar aplicaciones y ahí fue cuando las limitaciones del Motorola Defy comenzaron a salir a flote. La actualización a Android 2.2 Froyo no mejoró precisamente el funcionamiento del terminal, sino que lo empeoró, gracias en parte a la fea y lenta capa de personalización que utilizaba Motorola en aquella época.

Además estaba utilizando una versión de Android muy inferior a Gingerbread, la última versión en aquel momento, lo que limitaba mucho mis posibilidades a la hora de probar las aplicaciones que estaba desarrollando. De esta forma me adentré en el mundo de las custom ROM y empezaron a desfilar por mi querido Defy sucesivas versiones de CyanogenMod, algunas más estables que otras, pero que al menos me permitían mantenerme en la cresta de la ola en cierto modo.

Año y medio después ya estaba bastante cansado de tener que estar flasheando constantemente el terminal, algo que me hacía perder mucho tiempo y que era cada vez más difícil teniendo en cuenta que el smartphone se había convertido en mi herramienta de productividad principal y lo tenía que tener disponible y funcionando perfectamente en cualquier momento.

En aquel momento llegó Google y rompió completamente el mercado poniendo el Google Nexus 4 a precio de derribo. No me pude resistir a esa combinación de especificaciones, precio y actualizaciones aseguradas y acabé comprándolo después de dos buenos años con el Motorola Defy. La verdad es que echo de menos algunas cosas de ese terminal, como la certificación IP67 o el acabado gomoso de la trasera, pero está claro que el Google Nexus 4 fue un gran paso adelante, un terminal con el que estoy muy contento y que espero que me dure hasta finales de este año cuando Google presente el nuevo Nexus.

Como siempre me gustaría conocer vuestra opinión. ¿Qué opinión os merecía el Motorola Defy? ¿Alguno fuisteis poseedor de uno o del Defy+?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Mi Primer Android, Motorola Defy
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion