Close Button
Compartir

Es muy raro el día que alguien no me pregunte qué smartphone se debería comprar. Por supuesto, las exigencias del interesado no son poca cosa, pues por lo general, el usuario busca algo muy bueno, lo más barato posible, y si puede ser hasta bonito. A partir de aquí, son muchas las dudas que nos vienen a la mente.

Gama alta anterior vs gama media actual

Así, hoy trataremos de resolver una de esas grandes cuestiones que en alguna ocasión más de uno se habrá planteado: ¿Qué es preferible, un gama media actual, o un gama alta de generaciones anteriores?

El panorama actual en la gama media

Motorola-moto-g-2014

Por lo general, lo que solemos denominar gama media tiene un amplio rango de precios, que puede bailar desde los económicos 150 euros hasta los 400 euros, aunque siempre podremos encontrar ciertas excepciones tanto por debajo, si nos vamos a china, como por arriba, si nos vamos a las típicas Samsung, Sony o HTC. Así, en la gama media actual, probablemente la más abarrotada, se engloban gran variedad de dispositivos.

Desde los nuevos bq Aquaris E presentados hace unos meses, hasta lo más reciente, como el nuevo Motorola Moto G, que ya hemos revisado, el LG G3S, o el Huawei Ascend G7. Y tal y como vemos en la comparativa más actualizada que hemos realizado, también podemos encontrar a otros como el HTC One mini 2, el Sony Xperia M2, analizado ya en nuestro particular laboratorio, o el Samsung Galaxy S5 Mini.

LG G3S cajón apps

Puestos ya en situación, podemos enumerar ya lo que supondría hacerse con un gama media actual, tanto en su parte positiva como negativa:

Algunos aspectos positivos

  • Rendimiento correcto, suficiente para el usuario medio, pero quizás no para los más exigentes.
  • Soporte para actualizaciones oficiales aún activo.
  • Con garantía aún hasta 2016.

Algunos aspectos negativos

  • Por lo general, apartado fotográfico inferior a los gama alta de hace uno e incluso dos años.
  • Posible abandono prematuro en cuanto a actualizaciones de sistema, en favor de los modelos de más alta gama de la compañía.
  • Normalmente, salvo excepciones, menor apoyo de la comunidad de desarrolladores, lo que se traduce en menos ROMs y por tanto, una vida más corta.
  • En según qué casos, precios demasiado elevados para lo que ofrecen.

El panorama en las anteriores generaciones de la gama alta

Comparativa LG G2

Si echamos un vistazo a la gama alta de la generación pasada o incluso a hace un par de años, veremos que estos terminales aún a día de hoy son capaces de dar mucha guerra, y en la mayoría de los casos mejoran en especificaciones a la gama media de la actualidad. Entre ellos, podemos destacar los LG G2, HTC One M7, Samsung Galaxy S4, o la gama Samsung Galaxy Note. Incluso si nos vamos a 2012 podríamos encontrar buenos equipos, como los Google Nexus 4, HTC One X o Samsung Galaxy S III, entre otros.

Con solo buscar un poco por diferentes foros o mercados online, veremos que podemos encontrarlos a precios muy igualados a los de la gama media actual, es decir, desde los 150 euros hasta los 350 euros que raramente superan. Alguno de ellos, principalmente los de 2013, aún se dejan ver en los catálogos de algunas tiendas o compañías de telefonía, pero su precio seguramente será bastante más alto que si lo compramos a un particular, aunque por otra parte, sabremos que es totalmente nuevo y con los dos años de garantía aún vigentes. Entonces, ¿es mejor elección la de un gama alta de anteriores generaciones? Veamos los pros y los contras:

Algunos aspectos positivos

  • Buenas especificaciones y rendimiento, generalmente aún superiores a los gama media actuales.
  • Precios ajustados, capaces de competir con los de los gama media nuevos (siempre que miremos por foros, mercados online o alguna oferta puntual en tiendas).
  • Es más habitual el gran apoyo de la comunidad de desarrolladores, con multitud de ROMs, mods, etc., que ayudarán a alargarle la vida.

Algunos aspectos negativos

  • Posibles dificultades para encontrarlos nuevos o en muy buen estado.
  • Sin garantía o con muy poca restante (si lo compramos a un particular).
  • Sin soporte para actualizaciones oficiales, o a punto de perderlo.

Por tanto, ¿qué me compro?

Es cuestión del propio usuario el tomar la decisión correcta, porque todo dependerá del tipo de uso que le dé a su teléfono, y de las preferencias que tenga. Por ejemplo, a una persona que no le importen las actualizaciones oficiales, porque piensa rootear y modificar su terminal, pero sí le da mucha importancia al rendimiento o a una buena cámara, quizás le conviene buscar un gama alta de 2013 o 2012.

Por el contrario, si el usuario no pretende ni tiene intención alguna de modificar su terminal (algo que por cierto puede anular la garantía), pero aún así quiere tener un terminal en condiciones, de buenas características en líneas generales, y a ser posible, que tenga un buen soporte en cuanto a actualizaciones oficiales, su mejor decisión pasaría por comprarse un gama media de los actuales.

El mercado chino y lo “low cost”, siempre una alternativa

Xiaomi Mi4 junto al OnePlus One

También debemos tener en cuenta otros supuestos, y es que podríamos tener casi todo lo positivo de ambos casos en un solo terminal, actual y a buen precio. Sobre todo si nos vamos a los terminales chinos, podremos encontrar verdaderas gangas, aunque debemos tener en cuenta que, si importamos, siempre correremos algún riesgo y tendremos la duda de si tendrá soporte, o de cuál será el comportamiento del fabricante ante un problema.

Entre ellos, merece la pena mencionar el OnePlus One, un dispositivo con lo último en tecnología, aunque eso sí, todavía no se puede adquirir de forma tradicional –aunque sí podemos importarlo desde China–, pues aún es necesaria una invitación. Tiene un precio oficial inferior a los 300 euros, igual que el Xiaomi Mi3, que sigue siendo una gran opción. Y si estamos dispuestos a pagar un poco más, el Xiaomi Mi4 es lo más nuevo de la firma china, con un valor fijado por debajo de los 400 euros.

Por otro lado, Google con sus Nexus –a expensas de que se presente el nuevo modelo– y Motorola con sus Moto siguen siendo grandes alternativas, y por las que cada vez más usuarios apuestan, pues cuentan con precios competitivos, buen rendimiento y soporte duradero para actualizaciones. El Google Nexus 5 tiene un precio oficial de 349 euros, y el hecho de que el nuevo Motorola Moto X esté a punto de ponerse a la venta –499 euros–, puede hacer que el anterior modelo se rebaje considerablemente, destapándose como otra opción a tener en cuenta.

Primeras impresiones Nexus 5

En definitiva, más que la gama, el usuario debería anteponer el uso que realmente le va a dar al terminal, y de qué forma lo hará. De esta manera, la decisión final siempre será más acertada que si nos vamos directamente a lo más nuevo, sin contemplar otras posibilidades que como hemos visto, aunque no sean lo último, pueden ser igual o incluso más atractivas.

Ahora, como siempre, queremos saber tu opinión y si tus experiencias en este sentido: ¿Gama media actual o gama alta de antes?

Temas relacionados: Móviles

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!