Close Button
Compartir

A nadie se le escapa ya que la tecnología avanza a pasos agigantados, y si nos centramos en el sector móvil, las novedades son en muchos casos más rápidas. En apenas un espacio de 4 o 5 años hacía aquí, hemos pasado de pantallas con un tamaño medio de 3 o 3,5 pulgadas y resoluciones WVGA (800 X 480 píxeles) e incluso inferiores, a estandarizar las pantallas de 5 pulgadas con resoluciones Full HD, y en pleno tránsito hasta los paneles QHD, que está por ver si se asientan definitivamente.

memoria RAM de 8 GB LPDDR4 de Samsung

También hemos asistido a cambios drásticos en los chipsets, en los que hemos visto el paso de procesadores mononúcleos corriendo a menos de 1 GHz, a SoCs con CPUs de dos, cuatro e incluso ocho cores, superando algunos la frecuencia de los 2 GHz. Esto ha posibilitado el avance, a parte de en las citadas pantallas, también en otros aspectos como el fotográfico, en el que las cámaras ya pueden incluir sensores de hasta 20 megapíxeles, grabar con calidad 4K o a cámara lenta, y un sinfín de mejoras.

Y por supuesto, también hemos mejorado en el apoyo de todo chipset, como es la memoria RAM. Hasta no hace tanto, lo más normal era ver dispositivos con 512 MB, y es que aún se siguen utilizando a día de hoy, aunque el estándar haya pasado ya a los 2 GB. La RAM es uno de esos elementos que nunca se estancarán, y de hecho, este 2015 también será un año de cambios en este sentido.

4 GB y DDR4, un nuevo estándar

Según informa Phone Arena, este año empezaremos a ver los primeros smartphones con 4 GB de RAM tipo DDR4 –LPDDR4–, que se supone ofrecerá el doble de rendimiento que las actuales DDR3, proporcionando además una mejor eficiencia energética. Será el estándar en los tope de gama a partir de la segunda mitad del año, y además, según algunos informes, en 2016 ya será la configuración del 36% de smartphones, superando a los de 3 GB de RAM (aunque Samsung ya esté manos a la obra con sus memorias de 8 GB).

Esos 3 GB de RAM, sin embargo, seguramente serán lo normal en estos seis primeros meses. Así, tanto LG G Flex 2 como Samsung Galaxy S6, al que se le podría unir el HTC One M9 y quizás otros, incorporarían esa cantidad, aunque parece que ya darán el salto a los DDR4, por lo que serán los primeros en hacerlo. Desde luego, es un gran avance, y es que mayor rendimiento y encima a cambio de menor consumo de batería, es un negocio redondo.

Temas relacionados: Móviles

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!