Fitbit Flex 2, análisis a la nueva pulsera de actividad sin pantalla de Fitbit

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Segunda versión de la Fitbit Flex

La tecnología wearable ya es una realidad. La misma abarca un extenso abanico de campos, aunque con una finalidad muy concreta, mejorar nuestra calidad de vida. Por este motivo, muchos se centran en el apartado de la salud y el fitness. Es por esto quizá, por lo que las pulseras de actividad están generando actualmente una mejor aceptación que los smartwatchs.

Se dice que el que pega primero, pega dos veces. No es por lo único por lo que Fitbit es hoy una marca de referencia. Sus productos ofrecen además fiabilidad y precisión en la medición de los datos que recogen. La que es objeto de este análisis es la segunda versión de su pulsera estrella sin pantalla, la Fitbit Flex 2. Una renovación necesaria, aunque a lo largo de la mismo comprobaremos si ha merecido la pena.

Análisis en vídeo

Diseño

La Fitbit Flex 2 es en definitiva un pequeño dispositivo cuantificador. La misma vuelve tener forma de cápsula negra, que destaca principalmente por los indicadores LEDs en su parte superior. De la misma manera que la anterior generación, es este dispositivo el que introduciremos en la pulsera, para de esta manera llevarla en la muñeca. Introducir el mismo en el hueco trasero de la correa se hace en esta nueva versión de una manera más sencilla.

De igual forma, vuelve a ofrece resistencia al agua, incluso a 30 metros de profundidad. Una característica muy útil para los que buscan un dispositivo que puedan utilizar bajo el agua. La parte negativa es que, si bien es capaz de reconocer la actividad, no contabiliza las brazadas, algo que hubiese sido muy útil.

La pulsera sí que ha sido rediseñada, siendo un 30% más fina que la anterior. Eso sí, Fitbit vuelve apostar por un diseño simple, demasiado incluso. La misma es de goma y de color negro, aunque destaca por unas estrías en diagonal, que si bien le otorgan cierta elegancia, favorece que se ensucie con facilidad. Incluye además cinco puntos transparentes para que se vean los indicadores LEDs del dispositivo.

Flex 2

La seguridad ha sido otro de los aspectos reforzados en esta nueva Flex 2. El enganche vuelve a ser tipo clip, aunque en esta ocasión el segundo tiene forma de bola. De esta forma, ofrece una mayor seguridad, sin embargo, dificulta aún más ponerse la propia pulsera, ya que hay que ejercer demasiada presión.

En la misma caja de la Fitbit Flex 2 incluyen dos correas, una grande y otra pequeña. Ambas son idénticas en diseño. Aún así, con el objetivo de que la luzcamos de otras maneras, Fitbit ha lanzado una línea de accesorios, tales como pulseras similares pero en colores más llamativos, brazales y colgantes.

Funciones

La principal función de cualquier monitor de actividad es la de medir los pasos, distancia recorrida y calorías quemadas. En este caso, la Flex 2 lo hace de una manera muy precisa. Por defecto deberemos dar diez mil pasos al día. No es casualidad este número, ya que, según algunos expertos, es el mínimo de pasos para que se traduzca en beneficios significativos para la salud. Evidentemente podrás también ponerte tu propio objetivo.

Indicadores LEDs Flex 2

Para comprobar cómo va el camino hacia ese objetivo, sin necesidad de mirar nuestro smartphone, lo podemos hacer con un doble toque sobre la pulsera. Es justamente aquí donde más utilidad tienen los LEDs, ya que se encenderán en función de cómo vaya nuestro progreso. Cada LED blanco supone un 20% de nuestro objetivo. Y si uno de ellos parpadea es porque estamos apunto de subir otro peldaño de nuestro reto diario de pasos.

Esto último no es desde mi punto de vista lo que mejor sabe hacer la Fitbit Flex 2. Lo que más me ha gustado es que es capaz de monitorizar automaticamente cualquier ejercicio. Y no solo eso, lo hace además con una exactitud increíble. Me sorprendió sobremanera el primer día cuando detectó los cuarenta minutos exactos que estuve haciendo elíptica. Es sin duda una funcionalidad muy útil, ya que hasta ahora lo hacíamos de forma manual.

Obviamente, también es posible registrar posteriormente una actividad si la Fitbit Flex 2 no nos la ha reconocido correctamente, o si por ejemplo hemos olvidado ponérnosla. Esta función funciona exclusivamente si lo que realizamos son ejercicios aeróbicos, no así con los ejercicios que realizamos en el gimnasio.

Dispostivo Fitbit

Además, permite monitorizar nuestro sueño. Es cierto que no es una función realmente útil, pero siempre nos ha parecido interesante conocer esta información. Quizá lo mejor en este sentido es que nos ayuda a descansar mejor, ya sea retándonos a descansar más o invitándonos a ir a dormir. Desde la propia app de Fitbit podemos ver en forma de gráficos cómo hemos dormido cada noche. Su registro lo hace de una manera bastante acertada.

Su función más novedosa es la que tiene que ver con los avisos. Además de despertarnos de una manera silenciosa o de invitarnos a movernos cada cierto tiempo, podemos configurar la Flex 2 para que nos notifique si recibimos una llamada o mensaje. En este último caso podemos seleccionar un SMS, o bien un mensaje de Messenger o WhatsApp. Cuando recibamos alguna notificación, la pulsera vibra y los indicadores parpadean según un código de colores.

Batería

Se agradece esta última nueva función, pero esto también supone una menor duración de su batería. Y se nota. La marca promete hasta cinco días de autonomía, sin embargo, en mi caso no ha llegado a los cuatro. A pesar de ello, creo que ofrece una autonomía más que aceptable. El principal inconveniente en este sentido es que para cargar el dispositivo deberemos utilizar el cargador propio incluido junto a la Flex 2.

App Fitbit

Toda la información recogida por el cuantificador de Fitbit a lo largo del día se sincroniza de forma continuada, si así lo hemos configurado, con nuestro smartphone mediante Bluetooth. Desde la app oficial de Fitbit podremos acceder a toda esa información y consultar los datos actualizados en cualquier momento. La aplicación ha recibido hace relativamente poco una importante actualización. La misma es sencilla e intuitiva. Está disponible además de Android, en iOS, Windows Phone y Windows 10.

Opiniones finales

70

La evolución de la primera a la segunda versión no ha supuesto una evolución importante, aún así, la Fitbit Flex 2 cumple absolutamente con lo que esperábamos de ella. Ha mejorado en diseño, ofreciendo incluso más opciones de personalización con nuevas correas y accesorios. La nueva versión ofrece además nuevas funciones y su app oficial, tras la reciente actualización, está ahora sí a la altura.

Diseño Flex 2

La Fitbit Flex 2 está a la venta en la principal tienda online desde setenta euros. Ha bajado considerablemente de precio en las últimas horas. Sin embargo, esto no evita dudar de su compra, teniendo en cuenta que hay pulseras similares a un precio inferior. Es cierto, pero si optamos por otras alternativas renunciaremos a aspectos como la resistencia al agua o la fiabilidad en la medición que solo puede ofrecernos un dispositivo Fitbit, como por ejemplo esta Fitbit Flex 2.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis, Fitbit
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion