La gama baja necesita evolucionar de una vez por todas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Moto G4 Play, uno de los mejores móviles para regalar en Navidad por menos de 150 euros

El sector de la telefonía avanza a pasos agigantados. A día de hoy podemos encontrar smartphones con diseños espectaculares, una potencia inimaginable hace tan solo unos años, y apartados fotográficos que nos han hecho olvidar por completo a las cámaras digitales.

Sin embargo, aún existe un pequeño sector en el que los avances llegan con cuentagotas, sobre todo, debido a que las firmas no destinan tantos recursos a su desarrollo como al de los terminales más top. Hablamos. por supuesto, de la gama baja de smartphones.

Y es que, mientras que la gama media se ha convertido en un punto clave dentro del sector de la telefonía móvil, la gama baja se mantiene estancada, recogiendo los restos de las innovaciones que los gama alta introdujeron hace varios períodos. Y, bajo nuestra opinión, ha llegado el momento de que los fabricantes centren sus esfuerzos en salir de este estancamiento.

La gama baja, un terreno destinado a desaparecer… ¿o no?

galaxy j3 2016

Te puede interesar: Moto C y Moto C Plus, así serán los smartphones más baratos de la historia de la gama Moto

Antes de comenzar, es necesario aclarar qué es la gama baja a día de hoy. Las líneas imaginarias que diferencian las diferentes gamas son cada vez más difusas, y no nos queda otra opción que distinguir los terminales por sus rangos de precio. Injusto, sí, pero no hay otra opción.

Así pues, los smartphones de gama baja o de entrada, se sitúan en lo más bajo de la tabla con precios que difícilmente superan los 100 o 150 euros, dependiendo de si hablamos de terminales de firmas chinas, o de compañías más “globales”.

Una vez aclarado quién es quién, debemos pararnos a ver cómo es la gama baja de hoy en día. Si tomamos como ejemplo terminales como el Moto E de Lenovo, los Galaxy J3 de Samsung, Alcatel Pixi o los Sony Xperia de la línea E, todos tienen varias cosas en común: diseños sosos y anodinos en cuerpos con materiales de mala calidad, características muy recortadas, apartados multimedia bastante insuficientes y, por supuesto, precios ultrarreducidos.

Alcatel Pixi 4

Y aquí está el problema: por lo general, la gama baja no ha adoptado muchas de las características que, a día de hoy, nos resultan imprescindibles en teléfonos que solo cuestan 50 o 100 euros más. Detalles como lectores de huellas, puertos USB Tipo C o algo tan simple como un cristal de pantalla Gorilla Glass que ofrezca cierta resistencia, aún a día de hoy es algo difícil de ver las gamas más bajas, y esto es algo imperdonable.

A pesar de ello, la gama baja no puede desaparecer. Aunque existen terminales con mejor relación calidad precio, los smartphones ultrabaratos deben continuar existiendo para todos aquellos que, o bien no quieren, o no pueden gastar más dinero en un teléfono, o bien para aquellos que se adentran por primera vez en el sector. Así pues, la única solución que queda, es mejorar la gama baja, cueste lo que cueste.

¿Cómo deberían ser los nuevos gama baja?

HTC Desire 530 trasera

Estoy convencido de que este estancamiento acabará tarde o temprano, y los smartphones de gama baja adoptarán detalles que a día de hoy consideramos normales en la gama media y gama alta.

De hacerse realidad, lo cierto es que la gama baja que debería llegar de aquí en adelante, podría ser realmente prometedora: una gama de dispositivos que, si bien mantendrían precios bajos, ofrecerían unas características mucho más solventes, y experiencias completas de cara a los usuarios. Algo así como lo que supuso el primer Moto E en su momento.

Uno de los primeros cambios que deberían sufrir sería a nivel de almacenamiento. Si los 2 GB de RAM ya nos parecen escasos a día de hoy, no nos imaginamos lo que tiene que ser vivir con 1 o 1,5 GB. Lo mismo sucede con la memoria interna: ni 8 ni 16 GB, sin soporte para microSD, son suficientes a día de hoy.

Otro de los aspectos que debería mejorar es el del diseño. Los gama media más baratos como el Moto G5 o Redmi de Xiaomi ya han comenzado a incluir cuerpos de aluminio, y la gama baja debería ser la siguiente en adoptar los denominados materiales premium. Como es lógico, no esperamos ver pantallas curvas ni espectaculares diseños con cristal de zafiro o cerámica, pero sí diseños que nos hagan olvidar los plásticos de mala calidad que llevan reinando esta gama desde sus comienzos.

Quien compra un terminal de gama baja, por lo general no se preocupa demasiado de los aspectos multimedia del smartphone. A pesar de ello, la mayoría de terminales baratos ofrecen una experiencia fotográfica pésima, y este es un punto que, sin duda, los fabricantes deberían mejorar más pronto que tarde.

Conclusiones

En definitiva, podríamos decir que la gama baja que debería estar presente en el mercado dentro de 1, 2 o 5 años, se parecerá más a la gama media de hoy en día. De lo contrario, aquellos usuarios que se adentren por primera vez en el terreno smartphone, con uno de estas características, se llevarán la nefasta experiencia que tan mala fama ha hecho ganarse a Android desde sus inicios.

Y tú, ¿qué opinas de la gama baja de hoy en día?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion