Estas son las cosas que no entiendo de los smartphones para 2018

COMPARTIR 0 TWITTEAR

samsung galaxy note 8 destacada

En los últimos años hemos asistido a grandes cambios en el mundo de la telefonía móvil. Casi sin darnos cuenta hemos llegado a tener en nuestro bolsillos smartphones con 8 GB de RAM, procesadores con una velocidad de vértigo, pantallas de altísima resolución y potencia para dar y regalar. Sin embargo, a pesar de todos estos avances, hay cosas que se siguen haciendo en los smartphones que no terminamos de comprender.

Es cierto que la mayoría de empresas han dejado de mirar hacia abajo para mira hacia arriba, centrándose en las gamas altas y “abandonando” a las gamas medias y bajas. ¿Cuál es el problema? Que no todas las personas pueden permitirse un gama alta de 800 euros. Ahí es donde entran en juego el resto de gamas, pero es que esas líneas de productos siguen sin evolucionar, y no me parece normal que casi en 2018 nos sigamos encontrando algunas cosas como las que os voy a comentar.

2 GB de RAM

Memoria RAM

¿Pero cómo es posible que las empresas sigan lanzando teléfonos con 2 GB de memoria RAM? ¿Qué hace un usuario medio con 2 GB de RAM? Pensadlo por un momento: ¿cuál es el público de este tipo de terminales? Padres, madres, niños con su primer móvil… ¿Y qué uso le dan estas personas a sus dispositivos? Facebook, Instagram, algún que otro juego y redes sociales, precisamente las que más memoria RAM consumen.

Todos conocemos a una persona con un teléfono así que no deja de quejarse de que le va lento, de que se le queda colgado… Y eso lo podría entender de un teléfono de hace dos años, pero estamos en 2017 casi 2018, y no es normal que se sigan sacando dispositivos con semejantes cantidades de RAM (teniendo en cuenta el enorme consumo de memoria de Android). No es cuestión de que sea una gama baja o una gama media, es cuestión de que es vender un teléfono que no va a servir para absolutamente nada.

Pantallas de cinco pulgadas y resolución 720p (HD)

Fire HD 8

Creo que este apartado se comenta solo, ¿verdad? No podemos olvidarnos de que el componente de nuestro smartphone que más utilizamos no es otro que la pantalla. ¿Y para qué la usamos? Para ver vídeos, para ver fotos, para leer, para jugar, para absolutamente todo. ¿Y qué nos encontramos en la gama baja y gama media? ¡Pantallas de cinco pulgadas y resolución HD! ¡En pleno 2018! ¿Pero es que estamos volviendo a 2014?

Entiendo el factor “ganar dinero con la gama alta”, y me parece legítimo teniendo en cuenta que el objetivo de una empresa no es otro que ganar dinero. Vale, lo entiendo, pero sacar un teléfono con semejante pantalla en pleno 2018, teniendo en cuenta el irrisorio precio de las pantallas IPS FullHD me parece un error grave. Simplemente imaginaos a vosotros mismos en vuestro día a día usando una pantalla así. Cinco pulgadas + resolución HD = píxeles por todos lados.

16 GB de almacenamiento

Tarjeta microSD Samsung Galaxy S7 Ranura

Solo con la música que tengo descargada de Spotify en mi teléfono ya ocupo los 16 GB de almacenamiento, no os digo más. Un teléfono con 16 GB de ROM se queda sin memoria en cuanto le metas Facebook, Instagram, WhatsApp, un par de juegos y un par de fotos y vídeos. Y no me vale la excusa de “Es que tiene slot para Micro SD”, porque las personas que se compran un teléfono quieren un teléfono entero, no comprárselo por fascículos.

¿Cuál es el precio de la memoria ROM? Pues más o menos, para que os hagáis una idea, un módulo de memoria ROM de 32 GB para la gama baja y media no pasa de los 10 dólares y en algunos casos no llega a los cinco. Si el fabricante no mete más memoria es porque no quiere, simple y llanamente. Además, los 16 GB de almacenamiento en un gama baja no son, ni de lejos, igual de buenos que los de un gama alta, porque tienen velocidades de lectura y escritura mucho, mucho, mucho más lentas.

Sin USB tipo C

LG V30 usb tipo c

Por último, pasamos a la gama alta, que tampoco está exenta de crítica. El USB tipo C es el futuro, y cuanto antes nos adaptamos a esa tecnología, mejor. Tiene más funciones y mayor capacidad de transferencia de datos, además de poder insertarse independientemente de su posición. Es una tecnología que ha llegado para quedarse, el micro USB está desfasado, y que un gama alta no lleve ya este tipo de conectividad demuestra que seguimos prefiriendo conformarnos con lo de siempre a evolucionar.

Estas son solo algunas de las cosas que no termino de entender en los teléfonos de este año y del año que viene. No voy a entrar a hablar de las cámaras y el diseño porque eso depende mucho de los gustos de los usuarios. Hay gente que prefiere teléfonos más redondos, otros que los prefieren más cuadrados, gente que prefiere una buena cámara y gente que no la usa para nada… Por ello no tiene sentido debatir sobre ello.

Lo que sí le pido a los smartphones que salgan desde el 1 de enero en adelante es que lleguen con Android Oreo. Debemos luchar contra la fragmentación en Android, y los fabricantes deben empezar a poner de su parte y hacer un esfuerzo para que las últimas versiones del sistema operativo de Google empiecen a implantarse en el mercado. Ahora te invito a que comentes qué es lo que no entiendes de los teléfonos actuales, ya que es posible que me ha dejado algo en el tintero. ¡Deja tu comentario más abajo!

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs