¿Estás estudiando y quieres sacar buenas notas? Pues deja de usar el smartphone (en serio)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Estudiar usando el móvil

“Es para ver la hora”, “¿Y si me llaman y no lo escucho?”, “Estoy esperando un mensaje importante”, “Es solo para la música”excusas, excusas y más excusas para no perder de vista el móvil mientras estudias. A la hora de estudiar es imprescindible volcar toda tu concentración en los apuntes, ejercicios y notas que tienes delante, y tener el smartphone al lado, mirándote, manteniéndote a la espera de que vibre para tener una excusa para volver a tenerlo entre tus manos, no ayuda. Y no lo digo yo, lo demuestra un estudio.

Ya hemos tratado el tema de la tecnología y la educación más de una vez, y hoy volvemos a hacerlo debido a la publicación de una investigación en la revista Computers in Human Behaviour. Dicha investigación, llevada a cabo por Ian M. McDonough (Departamento de Psicología de la Universidad de Alabama) y su equipo, ha demostrado que “un uso excesivo de los smartphones impacta de forma negativa en la atención y el aprendizaje en las aulas”. Posiblemente ya te lo imaginabas, pero ahora tienes la confirmación de la ciencia.

Más móvil, menos atención, así de sencillo

Para la investigación se llevaron a cabo dos experimentos (de 160 y 240 personas, respectivamente). En el primer experimento, los participantes (divididos en 4 grupos*) tuvieron que ver la charla TED que tienes sobre estas líneas, algunos con móvil y otros sin él. Los primeros recibieron mensajes de texto con el objetivo de distraerlos durante la conferencia, algo que le podría pasar a cualquier estudiante medio y, posteriormente, fueron encuestados. También se analizó cómo afecta la nomofobia durante la charla.

Para la encuesta se les hizo una serie de preguntas relacionadas con cada cuarto del vídeo (es decir, relacionadas con lo que se había hablado en la charla cada cinco minutos). Los participantes que tuvieron acceso al móvil durante el visionado consiguieron peores resultados que aquellos que no lo tuvieron. Lo mismo ocurre con aquellos con niveles más altos de nomofobia (destacando el miedo a no estar conectados y a renunciar a las facilidades que ofrece el móvil).

Los participantes que tenían acceso al móvil recibieron un mensaje de texto a los 3, 7, 11 y 15 minutos.

Persona concentrada estudiando

Lo más interesante es que los investigadores descubrieron que, en aquellos participantes que usaban o tenían acceso al móvil durante la lectura, la atención y la falta de retención de información era más baja en el tercer cuarto de la charla. Dicho de otra forma, parece que los usuarios mantienen la atención durante los dos primeros cuartos pero, posteriormente, empiezan a prestarle más atención al móvil que a la conferencia / clase / charla, con las consecuencias que eso conlleva.

El experimento 2 replicó al primero en otra universidad con una muestra mayor, y los resultados fueron exactamente los mismos.

¿Y por qué es importante este dato? Porque a los 10-15 minutos es cuando el cerebro comienza a memorizar y a enlazar conceptos, es decir, a aprender. En otras palabras: tener un móvil mientras estudias o estás en clase es sinónimo de distraerte justo cuando vas a empezar a estudiar de verdad. En conclusión: si quieres aprobar y sacar buenas notas, deja el móvil tranquilo y céntrate. Tus mensajes pueden esperar.

*Grupo 1 (tienen teléfono y se les permite usarlo), Grupo 2 (tienen el teléfono en silencio y no pueden usarlo), Grupo 3 (no tienen teléfono), Grupo 4 o Grupo de control (no tienen instrucciones sobre el uso del móvil).

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en estudios, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs