¿Qué pasaría si los EEUU limitan las exportaciones hacia fabricantes de smartphones?

¿Qué pasaría si los EEUU limitan las exportaciones hacia fabricantes de smartphones?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

zte-mwc16-logo

El Gobierno de Donald Trump mantiene el pulso a los fabricantes chinos, y es que desde el anuncio del desembarco de Huawei en el gigante mercado norteamericano lo cierto es que tanto la CIA, como el FBI y la NSA han expresado en varias ocasiones su desconfianza hacia algunos de los fabricantes chinos como la propia Huawei o ZTE, que sin quererlo ha protagonizado el último capítulo de esta batalla.

Hace un par de meses que el FBI desaconsejaba a los usuarios estadounidenses adquirir smartphones de las dos marcas chinas mencionadas, aunque la respuesta de Huawei y ZTE no se hizo esperar con la afirmación rotunda por parte de ambas compañías chinas de que no están espiando a nadie, y mucho menos a sus usuarios.

Sea como fuere, el capítulo de hoy traerá cola, y es que a la acusación lanzada por la Casa Blanca se suma ahora el Reino Unido, que también tiene serias sospechas en contra de ZTE. Pero no sólo eso, y es que el Gobierno de los Estados Unidos ha prohibido a ZTE utilizar componentes exportados de compañías estadounidenses al menos durante los próximos siete años.

ZTE stand logo MWC - 2016

Un duro golpe para ZTE, que podría sentar precedente…

Concretamente sido el Departamento de Comercio de los Estados Unidos -DOC, por sus siglas en inglés- el que acaba de anunciar la resolución, prohibiendo las exportaciones de compañías estadounidenses hacia la firma china china ZTE, que no podrá utilizarlos en sus dispositivos desde ya en uno de los golpes más duros que se recuerdan hacia un fabricante de smartphones en los últimos tiempos.

Cabe recordar que entre los componentes de origen estadounidense se encuentran los chipsets de Qualcomm, probablemente los más utilizados en el mercado fuera de la plataforma iOS de Apple, y que ZTE importaba de los Estados Unidos poco menos de la mitad de los componentes montados en sus terminales.

Por su parte, el Gobierno de Theresa May ha hablado a través del National Cyber Security Centre, más conocido como NCSC, para advertir a través de una carta abierta de que los dispositivos de ZTE podrían suponer un riesgo para la seguridad del Reino Unido.

ZTE-BLADE-V8-Destacada

¿Y a qué viene todo esto?

Pues bien, el pasado año 2017 los responsables de ZTE se declaraban culpables ante el Tribunal Federal en Texas de conspirar para violar las sanciones estadounidenses enviando ilegalmente tecnología de los Estados Unidos a Irán. Por ello, el fabricante chino se comprometía a pagar 890 millones de dólares en multas, así como a despedir a cuatro altos cargos de la compañía y sancionar a otros 35 empleados por haber participado en la venta de dispositivos a Irán.

Unos meses más tarde hemos conocido que ZTE tan sólo cumplió en parte, y que si bien la cuantía de las multas fue saldada y se procedió al despido de esos cuatro ejecutivos, no se han tomado medidas disciplinarias algunas con respecto a los otros 35 implicados, ni reduciéndoles las gratificaciones ni imponiéndoles ningún otro tipo de reprimenda.

Así pues, el Departamento de Comercio estadounidense se ha apresurado a afirmar que “no podemos confiar en lo que nos dicen, y en comercio internacional la confianza es muy importante”, anunciando además la prohibición a los fabricantes estadounidenses que exporten sus componentes hacia ZTE al menos durante los próximos siete años, por no respetar los términos del caso de la violación de las sanciones a Irán. El Reino Unido menciona en su escrito además a Corea del Norte.

Desde ZTE no se han realizado declaraciones, aunque Douglas Jacobson, un abogado de control de exportaciones que representa a proveedores de ZTE, afirmaba a Reuters que la medida “será devastadora para la compañía, debido a su dependencia de los productos y software estadounidenses”.

Qualcomm 5G en el MWC 2018

Una medida que puede hacer temblar a la industria

Lo cierto es que no sólo para ZTE será una medida devastadora, y es que el precedente traerá cola sin duda en una industria acostumbrada a que los fabricantes asiáticos utilicen componentes y tecnología provenientes de varios países, los Estados Unidos entre ellos, para producir sus dispositivos.

De hecho, no sólo de los chipsets de Qualcomm, que son seguramente los más utilizados del mercado pero que a la postre pueden reemplazarse por los de MediaTek, por SoC’s Exynos de Samsung o incluso por los HiSilicon de la propia Huawei, viven los fabricantes de smartphones en cuanto a tecnología estadounidense, y es que el propio sistema operativo Android es de origen estadounidense.

Obviamente no sabemos la potestad que tiene la Casa Blanca respecto a la prohibición de utilizar Android siendo éste un sistema operativo de código abierto, pero es que mucha de la tecnología patentada proviene de los Estados Unidos, y parece sencillo que el gobierno pueda bloquear el acceso a ella en un momento dado.

Veremos en que queda todo esto, porque de momento es sólo un paso más en una batalla que se ha recrudecido en un instante, y que no tiene pinta de acabar aquí. De hecho, ZTE se queda como principal damnificado, pero Huawei y las demás firmas chinas estarán desde ya en el ojo del huracán.

¿Exageran los Estados Unidos y el Reino Unido? ¿Os parece una medida proporcionada? ¿Podrá sobrevivir ZTE a tamaño problema? Muchas dudas y pocas respuestas… por ahora.

En Andro4all | El FBI ya tiene respuesta, Huawei y ZTE no están espiando a nadie
Más información | Departamento de Comercio del Gobierno de los Estados Unidos

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Archivado en Estados Unidos, Mercado, Tecnología, Terminales Android chinos, ZTE
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs