Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

31 de mayo, 2017. Publicamos que el Essential Phone sería un absoluto fracaso, una predicción arriesgada, difícil de justificar desde la objetividad, fácil de justificar desde la evidencia, y de la cual estábamos seguros al 100%.

  • “Vaya no sabía que aquí también predencian el futuro, ya le echaron la sal a ese pobre señor y su smartphone”,

  • Este se va a comer a todos”

  • “99% del articulo despreciando totalmente el teléfono”

  • “ASCO de articulo”

  • “El Essential va a dar que hablar y dolor de cabeza a varios fabricantes. Bienvenido Essential Phone!”

No, no tuve mucha popularidad a la hora de hablar de que Essential iba a fracasar, pero parece ser que su teléfono tampoco.

En Andro4all no tenemos una bola de cristal, y tampoco echamos agua fría sobre las ideas de aquellos que se quieren hacer un hueco en el mundillo Android, pero llevamos años trabajando en este sector, y tenemos una capacidad de predicción en base a cómo funciona el mercado. Inexplicablemente, parece que Andy Rubin no tuvo esta capacidad, y no supo ver que trajo al mundo un producto que no aportaba nada a un mercado que no solo satisface al completo las necesidades de los usuarios, sino que es capaz de crearlas por sí mismo.

Como siempre, las palabras se fundamentan en los hechos, y la cancelación del Essential Phone habla por sí sola, a nadie le importa este teléfono. Al ser el primero en publicar sobre el fracaso del Essential, me veo en la obligación de volver a escribir sobre el porqué de su fracaso, y por qué jamás funcionará otro proyecto de este tipo. Procedo.

Essential Phone, la historia de un fracaso

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

Crear una start up de la nada y empezar a ganar dinero no es algo imposible, que le pregunten si no a OnePlus, una firma cuyo éxito se veía venir desde el primer terminal. El problema, viene cuando traes al mercado un producto que no aporta nada, y que ni siquiera puede competir con los terminales con los que pretende competir.

Crear una start up es viable, siempre que traigas al mercado un producto llamativo, que aporte valor y factores diferenciales, y que tenga un precio competitivo para convertirse en alternativa a sus rivales directos.

En primer lugar, toca hablar de “lo superficial”. Los factores obvios y evidentes que hicieron fracasar al Essential Phone. Posteriormente, ahondaremos en la parte más psicológica y profunda de cómo un producto de calidad puede llegar a fracasar estrepitosamente, así que sigue leyendo.

700 euros por un recopilatorio de errores

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

Cuando lanzas un móvil a 700 euros desde una firma que nadie conoce, tienes una obligación básica que hasta un niño sabría deducir, tiene que ser mejor, en algo, que los demás. El Essential Phone no tenía un diseño mejor, no tenía una batería que durase días, no tenía una cámara sobresaliente -de hecho, la cámara es lo peor del teléfono-, no tenía un software que no hubiésemos visto en un Pixel por unos pocos euros más, o en un OnePlus por unos muchos euros menos, y, para colmar el vaso, invitaba a gastarte otros cientos de euros en sus módulos, porque claro, la historia de los teléfonos ha demostrado que los smartphones modulares han triunfado -descansen en paz Project Ara y el LG G5-.

El Essential Phone nace como un gama alta descolocado, un terminal que no se termina de ubicar en la gama alta, pero cuyo precio de partida iguala o supera al de la misma.

Partimos pues, de la base de un teléfono que no mejora en nada a los topes de gama, pero que pretende costar lo mismo que ellos. Bien, en igualdad de condiciones, no sería descabellado plantearse al Essential Phone como alternativa, pero aquí viene el otro problema, este móvil no jugaba en igualdad de condiciones.

A pesar de que el 90% de los usuarios se conformen con una cámara suficiente, el principal arma de un tope de gama es sobresalir en el apartado fotográfico. El Essential Phone salió al mercado con una cámara mala, no mediocre, no en desajuste con su precio, era mala. ¿Pero el Essential Phone no se vendió solo por tener una mala cámara? Ni mucho menos.

La incertidumbre, el peor aliado de una compra

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

Cuando compramos un producto, nos hemos informado un mínimo sobre él, tenemos unas expectativas, sabemos cómo va a funcionar, algo que no sabíamos en el caso Essential. Lo primero que se me pasó por la cabeza cuando vi este teléfono, fue que a quién se le ocurre comprar un teléfono cuya marca puede cerrar o quebrar en tan solo un año, mira por dónde, lo que acaba de pasar con Essential.

Hay ciertas barreras psicológicas a la hora de comprar un teléfono, y la de los 500/600 dólares es una de las más fuertes. Nadie está dispuesto a gastar una gran cantidad de dinero en un terminal que genera incertidumbre, y que, a priori, no tiene un solo punto destacable

A pesar de que Andy Rubin prometiese un buen soporte y cuidado de su smartphone -algo que ha cumplido, y que aplaudimos-, nadie está dispuesto a tirar 700 dólares a un pozo de los deseos, sin saber que estos se van a cumplir. El Essential Phone pecó de ambicioso, siendo un teléfono mediocre.

Solo el Google Pixel puede competir con el Google Pixel

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

El principal -y único- atractivo del Essential Phone, fue la promesa de actualizaciones frecuentes y rápidas. Esto, esta genial si pretendes vender un smartphone de 200 euros como el Xiaomi Mi A1, o incluso uno de 500, como el OnePlus 5. Sin embargo, por 700 te estás adentrando en el terreno de Google, y aquí no puedes competir.

¿Qué te aporta un Google Pixel respecto a un S8, un G6 o un P10? Mucho, y lo sabes. Y, ¿qué te aporta el Essential Phone?, nosotros pensamos que más bien poco. Partiendo de la base de que hacerse con uno no va a resultarte nada fácil, ya que la distribución, por el momento, se reduce a Estados Unidos. Rescatado de nuestro artículo inicial sobre el fracaso del Essential Phone

Por más odio que se le tenga al Google Pixel 2 XL, por un mal inicio que hizo que los medios lo fusilasen -fusilamiento en el que participé, y del cual me hago responsable-, y por una falta de comunicación de Google a la hora de aclarar que la mayoría de errores se han corregido, sigue siendo el móvil más actualizado en Android, algo que no va a cambiar. Un software limpio acompañado de un conjunto mediocre no va a venderte un teléfono, y ser el propio creador de Android tampoco, porque Android no es lo que era cuando tú lo creaste, ya no eres parte activa en el proceso.

La gama alta, el falo de la sociedad

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

Sigmund Freud se refería al falo como al significante del deseo, y a día de hoy, aunque nos duela admitirlo, para muchos, el smartphone es el falo. Gastar 700 euros en un smartphone, a pesar de que puede ser para que este se adapte a tus necesidades, suele ir ligado a que quieres que los demás sepan el teléfono que tienes, y gran parte de las ventas de los iPhone o los Galaxy se explican así, independientemente de que sean estupendos dispositivos cuyo precio es relativamente justificable por la calidad de su conjunto.

Los smartphones se han convertido actualmente en un indicativo del estatus social, nos guste o no. Prueba de ello es el mundo empresarial, moda o altas esferas, en las que el iPhone o los últimos Galaxy son prácticamente un imprescindible.

El Essential Phone no es un objeto de deseo, no es un móvil del que puedas presumir en diseño, cámara, marca… Firmas como OnePlus, por su parte, han logrado crear este concepto del objeto de deseo, ¿un móvil de 500 euros más rápido que un iPhone y con un buen conjunto? ¡Ponme dos! ¿700 euros por… un Essential? No, gracias.

Competir en la gama alta tiene sus riesgos, y de nuevo, el ser el patito feo en cuanto a lo que conjunto del dispositivo se refiere, no ayuda en ventas.

Bajar el precio, otro error

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

No, yo no sé montar una start up y hacerla funcional, de lo contrario ya sería millonario y no tendrías que estar leyendo mi reflexión, pero tras casi 10 años en el mundo Android, sé lo que hay que hacer para que una empresa no funcione.

Si lanzas un gama alta, tienes que brillar en cámara, las mejoras que aportes no pueden pasar por gastar más dinero en unos módulos de dudosa utilidad, y tienes que ajustar el precio a lo que ofreces, cuanto menor sea, mejor. ¿Por qué no vendió teléfonos Essential a pesar de bajar el precio más de 200 dólares?

Cuando una firma lanza un terminal a 700, 800 o 900 euros, está proclamando a los cuatro vientos que tiene un producto caro, que la calidad se paga, y que si quieres lo mejor, debes pasar por caja. Caso aparte es que tiendas de terceros como Amazon, eBay y demás logren rebajar los precios de los terminales, pero por lo general, las firmas mantienen los precios.

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

Bajar de golpe el precio de un móvil 200 o 300 euros es admitir que tu precio inicial era un sin sentido, que tu móvil no tiene tanta calidad como pretendías dar a conocer, y que necesitas urgentemente que tu teléfono se venda. Un ejemplo de esto es HTC, firma de la que muchos no se explican el precio, cuya explicación es tan fácil como que HTC no podría competir con Samsung o Apple, si tuviese los precios de OnePlus, esto los situaría directamente un escalón por debajo, como mínimo, a nivel de imagen.

Con Essential pasó lo mismo, Andy bajó el precio, pero solo dió a entender que no sabía cómo quitarse el Essential Phone de encima. Un conjunto de malas decisiones, una tras otra, que desembocaron en la actual cancelación del dispositivo.

Cómo no repetir un caso Essential

Essential Phone, la historia de un teléfono abocado al fracaso desde su nacimiento

No vendas tecnologías que no funcionaron en el pasado -modularidad-, no ofrezcas una cámara de gama media en una gama alta que exige un apartado fotográfico sobresaliente, no traigas al mercado un diseño extremadamente arriesgado, que pueda solo agradar a una minoría, no pidas una cantidad desmesurada de dinero por un producto que no destaca, y no lo bajes de precio a la desesperada. Hacer que las cosas funcionen es difícil, pero hay pilares básicos en los que basarse, para todo en esta vida.

El Essential Phone 2 nunca verá la luz, aunque Andy afirma estar centrado en otros proyectos. Estamos convencidos de que alguien de su calibre, habrá aprendido de sus errores, y esperamos que todo lo nuevo que venga de la mano de Andy nos sorprenda para bien, y aporte al mercado todo el conocimiento que el padre de Android tiene en su haber.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Essential Phone, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs