Guía completa para conservar tus fotos, vídeos y archivos durante toda la eternidad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Guía completa para conservar tus fotos, vídeos y archivos durante toda la eternidad

Hasta hace no tantos años, la única forma que había de conservar fotos, vídeos y archivos era en formato físico. Te ibas de viaje con tu cámara, acompañada de varios carretes de película, y a la vuelta tocaba ir a la tienda a que te las revelasen en papel para, posteriormente, meterlas en un álbum y guardarlas para la posteridad. Los vídeos había que guardarlos en cintas, y los archivos en una carpetita. A la larga, cajones y estanterías acababan llenas de cosas que hoy caben perfectamente en un pendrive de apenas unos milímetros de grosor.

Conservar los archivos para toda la vida se ha convertido en una tarea complicada. Cada vez hacemos más fotos, grabamos más vídeos, generamos más archivos y documentos y, al final, uno no sabe dónde meterlos para que no se pierdan. Por eso hacemos esta pequeña guía, donde vamos a darte algunos trucos y consejos para que todo lo que generes, todo tu contenido multimedia, esté disponible hasta el fin de los tiempos.

Cómo mantener tus archivos a salvo durante toda la vida

Videoclip con un Pixel 2

Lo primero que debes saber es que, posiblemente, lleves mucho tiempo cometiendo un error capital: tener una única copia de los archivos. Para no perder nada, es imprescindible que tengas el mismo archivo en diferentes lugares. Así, si uno falla, el otro lo tendrás siempre a mano. Lo segundo es que tienes que ser consciente de que las extensiones cambian con el paso del tiempo. Es cierto que hay algunos estándares, pero que se usen ahora y sean populares en la actualidad no quiere decir que lo vayan a ser siempre.

Un ejemplo muy evidente es el formato RAW. Una Nikon genera archivos .nef o .nrw; una Canon .crw o .cr2; una Panasonic .rw2; una Red .r3d; una Minolta .mrw, etc. Todos vienen a ser lo mismo, pero son extensiones diferentes. Se asume que el estándar y el mejor es el de Adobe (.dng, Digital Negative), ya que los archivos brutos suelen procesarse con sus programas, pero nunca sabrás si ese formato cambiará y llegará otro que se haga más popular. Lo mismo con la música, los documentos de texto, etcétera. A lo que queremos llegar es que debes ser consciente de que, conforme pasen los años, te tocará ir cambiando los formatos para adaptarlos a los actuales.

Imagina que dentro de 20 años el formato JPEG ya no se usa y ningún programa lo lee. ¡Habrías perdido todas tus fotos!

Lo siguiente que debes saber es que el formato físico está condenado a desaparecer, aunque no lo hará en el corto y medio plazo. Apostar únicamente por el formato físico es un error, que se lo digan a los DVD, cintas de vídeo, etc. ¿Cuántas cintas de vídeo puedes leer desde tu ordenador, móvil o tablet? ¿Y cuántos portátiles siguen teniendo lector de DVD? Eso no significa que, ahora mismo, no debas apostar por este formato, pero de la misma forma que debes ser consciente de que las extensiones cambian, también debes serlo de que todo, tarde o temprano, se acabará moviendo a la nube. Dicho lo cual, empezamos.

Resumen hasta el momento.

  1. Mantén varias copias del archivo en diferentes lugares.
  2. Adapta las extensiones de los archivos cuando los estándares actuales no se usen.
  3. La nube es el futuro.

Las mejores opciones para guardar tus archivos durante toda la vida

Los discos duros externos

Discos duros externos

Los discos duros externos tienen una ventaja, y es que ofrecen muchísimo almacenamiento por un precio que se paga solo una vez (cuando compras un disco duro lo pagas y punto, pero en la nube debes asumir una mensualidad / anualidad). En la actualidad, el precio de los discos duros ha bajado muchísimo y hay algunos que ofrece una buena cantidad de terabytes a un precio asequible.

El problema que tienen estos dispositivos, y del que seguramente ya hayas oído hablar, es que son más frágiles que un jarrón de porcelana, y tienden a romperse con el paso del tiempo. ¿Cada cuánto? No se sabe, es una lotería, pueden ser dos meses o 5 años. Por ello, lo mejor es no tener solo uno, sino mínimo dos y, como recomendable, tres.

  1. El disco duro de tu ordenador, al que accedes cada día.
  2. Un disco duro que haga una copia de seguridad de tu ordenador (lo que incluye tus archivos).
  3. Un disco duro de mayor capacidad al que ir pasando los archivos del segundo de forma periódica.

Para la unidad número dos, basta con que el disco duro tenga 2 o 4 TB de memoria. Hay quien te dirá que lo mejor es un SSD, pero los SSD son caros y ofrecen poco almacenamiento. Para este cometido, mejor más almacenamiento y menos velocidad. Aquí tienes dos opciones que valdrán bien:

Para la unidad número tres, lo mejor es no escatimar a irse a por seis u ocho TB de memoria:

Puedes elegir los que quieras, pero ten presente la marca. Es importante que compruebes que tienes garantía de que, si algo falla, la marca dará la cara y te repondrá el producto sin coste adicional. Recuerda, ten una copia de seguridad en cada uno de los discos duros.

La nube

Mejores aplicaciones nube 2018 2

Ya tienes los archivos “a salvo” en formato físico, pero ahora toca pasarlos a la nube, donde seguramente estén más seguros que en un dispositivo que se acabará rompiendo tarde o temprano. Ahora viene la pregunta que todos nos hacemos a la hora de elegir un servicio de almacenamiento cloud: “¿De qué empresa debes fiarte?”. La respuesta es evidente: de las empresas grandes, con trayectoria y que no estén manchadas por la piratería. ¿Te merece la pena Mediafire, Uploaded, etc? No, porque posiblemente no quieres que te pase lo que le pasó a los usuarios de Megaupload.

Lo mejor que puedes hacer es irte a Google Drive, OneDrive, Amazon o Dropbox, y no liarte con servicios minoritarios que vete a saber cuándo van a echar el cierre. La mejor opción para un uso básico es OneDrive, que por 69 euros al año ofrece 1 TB de almacenamiento y acceso a Office 365. El tema está en que estamos hablando de respaldar 4, 6, 8 o 10 TB de datos, y la cosa cambia. Los precios en los principales servicios son los siguientes:

Servicio 1 TB 2 TB 4 TB 6TB 8 TB 10 TB
Dropbox 99
Google Drive 99,99 239,88 1.199,88
Microsoft OneDrive 69
Amazon Cloud Drive 99,99 199,98 399,96 599,94 799,92 999,90

Todos los precios son anuales y en euros. Los guiones significan que esa cantidad no está disponible.

Como puedes comprobar, el almacenamiento disponible para particulares en OneDrive y Dropbox es muy limitado. Más cantidad requeriría de un plan de empresa. Google Drive salta directamente de los 2 TB a los 10 TB, y ni tanto ni tan poco. Así, parece que la mejor opción es Amazon Cloud Drive, la nube de Amazon, que permite elegir precios más ajustados a las necesidades que se plantean en este artículo. A título personal, yo me iría a por la opción de 8 TB.

Si solo quieres subir fotos y vídeos, la mejor herramienta, sin lugar a dudas, es Google Fotos. Puedes subir tantos archivos como quieras sin perder calidad* de forma completamente gratuita. Además, si en algún momento quieres descargarlas todas para cambiarte de servicio o para hacer una copia en formato físico, puedes hacerlo en la resolución original siguiendo este tutorial.

Consideraciones finales

Google Fotos Android

Ahora toca la parte tediosa, que es marcarte una rutina de trabajo para ir respaldando todos tus archivos de forma segura. Lo ideal, recuerda, es que tengas una copia de seguridad en todos lados, por lo que todo lo que no quieras perder debes pasarlo periódicamente del disco duro a la nube, y viceversa. Si estás haciéndolo bien, el espacio ocupado en los discos duros debe ser similar al espacio ocupado en la nube.

Mi recomendación personal es que lo hagas todos los domingos, así podrás guardar todos los archivos generados durante la semana y olvidarte de ellos.

Sé organizado. Guarda tus fotos, vídeos y archivos en diferentes carpetas con nombres bien puestos. No vale tener 400 carpetas en la raíz llamadas “Boda Paco”, “Cena con los amigos” o “Comunión hija Pepi”. Haz lo siguiente:

  1. Crea una carpeta general: “2018”
  2. Añade subcarpetas: “Enero 2018”, “Febrero 2018”, “Marzo 2018″…
  3. (Opcional) Dentro, añade más carpetas: “S1 Enero 2018”, “S2 Enero 2018” (la S es de “Semana”).
  4. (Opcional) Carpeta con el nombre del evento: ahora sí, “Boda Paco”, “Cena con los amigos” o “Comunión hija Pepi”, etc.

Este es solo un ejemplo, pero más o menos puede servirte para orientarte. Así es como lo llevo haciendo yo durante muchos años y nunca me ha fallado, pero es cuestión de que encuentres tu forma de organizarte.

Estamos de acuerdo en que mantener todos tus recuerdos a salvo no es barato ahora mismo, pero hacer esta inversión es mejor que perderlo todo por confiar en un solo dispositivo o en un servicio de mala calidad. Puede que te resulte caro, pero seguramente, dentro de unos años, agradezcas haber hecho esta inversión

*Google Fotos comprime las fotos que sean de más de 16 megapíxeles y los vídeos que hayan sido grabados en una resolución superior a FullHD. Aun así, al descargarlas lo harás en la resolución original.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Almacenamiento en la nube, Amazon, Dropbox, Google Drive, Google Fotos, Transferencia Archivos, Trucos y Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs