3 consejos que debes tener en cuenta antes de subir vídeos a Instagram TV

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hace unos días, Instagram presentó su ‘plan maestro’ para hacer con YouTube lo mismo que hizo con Vine y Snapchat. Instagram TV se configura como el futuro del consumo de contenido multimedia, a pesar de que la opinión sobre el formato vertical está muy polarizada. Hay quien piensa que no tiene sentido, hay quien piensa que este formato se ha impuesto y debemos empezar a asumirlo, y hay quien no lo tiene del todo claro o que, directamente, le es indiferente. Sea como sea, Instagram TV ha venido para quedarse, y es cuestión de tiempo que todos los usuarios se acostumbren a esta plataforma.

Una de las bondades de IGTV es que es el máximo exponente de la democratización de la creación de contenido. Ya no es necesario tener conocimientos de comunicación audiovisual, edición de vídeo y diseño para “ser alguien”, sino que cualquier persona, con la cámara de su móvil, puede tener voz y contar sus cosas al mundo. Parece nimio, pero no lo es. La forma en la que consumimos contenido ahora mismo es muy distinta a la de hace 10 años, e Instagram TV es la prueba de ello. Todavía tiene margen de mejora, necesita más creadores y necesita gente que apueste por ello, y tú puedes ser una de estas personas.

Para ello, es imprescindible tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán no solo a tener más claro qué subir, sino cómo hacerlo de forma que funcione. A continuación, y tras haber investigado cómo funciona IGTV, qué está haciéndose ahora mismo y qué características tiene dicho contenido, vamos a presentarte tres consejos que pueden ayudarte a sacarle todo el jugo a la plataforma. ¿Te gusta la idea? Pues vamos al lío.

Cómo hacer mejores vídeos para Instagram TV

1. No te enrolles, ve el grano y haz vídeos cortos

El formato vertical, aunque esté de moda, está enfocado al consumo rápido (ejemplo de ello son las Stories). Para que te hagas una idea, la sesión media de un usuario en Instagram es de tres minutos, mientras que en YouTube es de 40. La gente que ve contenido en Instagram quiere ver cosas fáciles, sencillas, que no le supongan un procesamiento excesivo y que sean fáciles de digerir. En definitiva, si vas a contar algo, cuéntalo sin rodeos y de forma directa. No te pongas a contar tu vida a tus seguidores porque, entonces, los acabarás perdiendo.

Como norma general, márcate un máximo de dos minutos o dos minutos y medio. Intenta contar lo más importante al principio, lo que quieres que tu audiencia retenga, y deja para el final las cosas menos interesantes. Posiblemente, solo 2 de cada 10 personas acaben viendo el vídeo entero, así que no te compensa dejar lo más importante para el final. Ve al grano.

2. Haz una portada en condiciones

Lo primero que el usuario ve cuando entra a tu perfil de Instagram TV es la foto de portada de los vídeos. Si no les llama la atención, te puedo garantizar que no lo verá. Diseña una portada bonita con alguna aplicación como Canva, y establécela como tal cuando subas el vídeo. Intenta que todas sean parecidas, que mantengan una identidad visual tanto entre ellas como con las fotos que suelas subir a tu perfil. Piensa que tus seguidores tienen una imagen de tu perfil, y es imprescindible que relacionen tu contenido contigo.

Si no te apetece ponerte a diseñar una portada, intenta al menos salir tú en ella. No pongas una foto de un paisaje o de una flor si puedes poner tu cara, ya que así la gente sabrás que eres tú el que está hablando y querrán verte –ahora entiendes por qué los youtubers más famosos ponen una foto suya en la miniatura de sus vídeos, ¿verdad?–.

3. Sé diferente y hazlo original

El mercado de las redes sociales, influencers, prescriptores y creadores de contenido está más que saturado, así que es importante diferenciarte bien de ellos. Si quieres marcar tendencia y generar lo que se conoce como engagement, debes ofrecer a la audiencia de Instagram algo que las otras personas no le estén ofreciendo. Con esto no quiero decir que no puedas opinar y hablar de lo que te de la gana. Simplemente no copies lo mismo que estén haciendo otros. Aporta tu toque personal y hazlo propio.

Si sabes mucho sobre algo, aunque pienses que no le puede interesar a nadie, cuéntalo. La cuestión está en que encuentres tu nicho. Si sabes mucho sobre física o matemáticas, quizá es interesante que, en vez de aburrir a la audiencia con teorías muy complicadas, cuentes cómo afectan en su día a día a través de ejemplos. Recuerda el punto 1: ve al grano y hazlo fácil de digerir.

Con estos tres consejos tienes de sobra para ir empezando. Prueba y, cuando te sientas cómodo, hayas encontrado tu estilo y tu nicho, ya podrás empezar a comprar equipo y mejorar la calidad del vídeo como tal. Sé paciente. Los seguidores, las reproducciones, los likes y los comentarios no vendrán de la noche a la mañana. Hay que ser constante y disciplinado. Quien algo quiere, algo le cuesta. ¡Ánimo!

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Instagram, Redes sociales, Trucos Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs