Así es Honor, la firma ‘spin-off’ de Huawei, y éstas son sus diferencias

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Octubre de 2014 en Berlín. La feria IFA ha cerrado puertas un par de semanas antes y todo el mundo esperaba más de Huawei, un gigante todavía en ciernes que por aquel entonces seguía creciendo, pero que en sus declaraciones apuntaba muy alto. De hecho, afirmaban querer el primer escalón del mercado mundial antes de 2020…

Sin embargo, el bombazo no era un smartphone de altas prestaciones para competir de tú a tú en el segmento más noble, sino la llegada una firma ‘spin-off’ como Honor que nacía de la escisión de su gama más alta en China, y es que efectivamente los mejores teléfonos de Huawei en su país natal se englobaban en una gama denominada Huawei Honor.

Seguramente no conocíais ese pequeño detalle, pero sí, Honor es parte de Huawei, y cuatro años después empieza a ser ya una firma reconocida en los mercados internacionales. Lo tenía claro el fabricante con sede en Longgang que la casa se construye por los cimientos, y que un catálogo compensado era más prioritario que un gama alta resultón.

Así pues, el nacimiento de Honor como marca independiente tenía por objetivo el ataque directo a un público más joven, convirtiéndose en poco tiempo en una especie de Huawei con una filosofía más desenfadada -incluso puedes hablar con su CEO cada semana-, ventas sólo a través de Internet y precios muy contenidos para plataformas casi idénticas a las utilizadas por la casa matriz.

Europa y los jóvenes, un mercado por explotar…

Desligados del encorsetamiento de una gran marca como Huawei, lo cierto es que Honor disponía de toda la maquinaria y la infraestructura de un gigante para poner en el mercado dispositivos con la mejor relación calidad/precio, y desde el primer momento sus lanzamientos no defraudaron.

De hecho, es ya tradición que Honor utilice mejoras y tecnologías de los últimos gama alta de Huawei, como la pintura con degradado y la inteligencia artificial de los Huawei P20 en un exitoso Honor 10 que bate récords manteniendo la plataforma del P20 casi intacta, con un diseño más atrevido y precio más atractivo.

Es el público más joven el que se quiere conquistar, en palabras de la propia Honor los nativos digitales, así que el enfoque del nuevo fabricante es más juvenil, renovado y occidental. Quieren triunfar en Europa entre esa generación de ‘millenials’ que vive en Internet, por lo que no es necesario hacer campañas de publicidad demasiado agresivas en medios tradicionales, sino que en Honor se manejan mejor las redes sociales y la repercusión mediática.

Ha sido siempre una norma escrita a fuego en la política de Honor el escuchar a sus usuarios, así que desde siempre la compañía ha aceptado sugerencias y peticiones en especial en la parte software y de las actualizaciones, así que sus clientes suelen tener conexión directa con la compañía para quejarse o proponer mejoras.

Honor y Huawei, un caso diferente al de OnePlus/Oppo o Nubia/ZTE

Honor nace pues con un desarrollo independiente al de Huawei, como un fabricante con base en Europa y que vende a través de Internet una gama de smartphones con la mejor relación calidad/precio, aprovechando además todo el potencial de Huawei y sin necesidad de renegar de sus orígenes.

Decían por aquel entonces los directivos de Huawei que la estrategia funcionaba bien en líneas aéreas o en el mercado automovilístico, donde Renault o Dacia compartían infraestructuras y tecnologías con éxito, así que era lícito disponer de marcas diferentes para públicos diferentes. Honor desligaba su marca del estigma de “fabricante chino”, y su llegada estaba más que justificada por la concepción tan distinta que tenía respecto a Huawei.

La cosa funcionó, Honor crece al abrigo de Huawei calcando sus plataformas de hardware pero utilizando precios y campañas de márketing diferentes, canales de venta directa exclusivamente en Internet y precios de derribo para terminales muy encima en cuanto a posibilidades.

Huawei quiere competir contra todo y contra todos, quiere ser el primer fabricante de smartphones a nivel mundial, y quiere ser reconocido globalmente. Su marca puede estar en boca del más joven o del más viejo, y sus teléfonos quieren ser universales como lo es hoy en día la marca Samsung Galaxy.

Honor no, a Honor no le hace falta. Su estrategia pasa por ser un fabricante más joven y más atrevido, distanciado de los focos de la gama alta pero ofreciendo dispositivos de la mejor calidad a precios mucho más contenidos y atractivos. Honor quiere contentar a los jóvenes pensando como ellos…

Es un caso similar a priori, pero muy diferente al de OnePlus y Oppo si nos fijamos, pues estos tan sólo comparten inversores siendo fabricantes totalmente distintos. También es una relación alejada de las estrategias de Nubia y ZTE, que compartían también inversores e infraestructura -ZTE tuvo una gama denominada Nubia en China-, pero que en su escisión separaron completamente sus caminos para que Nubia sea un nuevo fabricante de pleno derecho.

Honor ya es relevante en Europa, pero ahora Xiaomi compite en su Liga

Seguramente el gran punto débil de Honor es la diferenciación, y seguramente también este apartado haya generado mucha confusión entre los usuarios a la hora de decidir entre un smartphone Honor o uno Huawei. Para muestra un botón, si comparamos al Huawei P20 con un Honor 10

Esto no es malo para Huawei pues competir contra ti mismo significa que sólo ganas tú, aunque la verdad es que quizás Honor deba seguir luchando para distanciar un poco su marca de la matriz, aunque para ello deba seguramente arriesgar más en cuanto a hardware.

Honor busca traer las mejores especificaciones al mejor precio, y con esas premisas se ha hecho un nombre y se ha vuelto relevante en Europa, donde ya crece a buen ritmo y vende como nunca antes. Su calidad está fuera de toda duda, y disponer de pocos teléfonos pero buenos ayuda a posicionarte…

Sin embargo, el aterrizaje internacional de Xiaomi seguramente les haya puesto en el escenario que más temían desde su nacimiento, pues la estrategia de Xiaomi es esencialmente la misma: smartphones lo mejores posible, a precios lo mejores posible.

Sea como fuere, la competencia es buena para todos y Honor dispone de la capacidad de un gigante como Huawei detrás, así que seremos los usuarios los que salimos ganando… Y vosotros, ¿habéis tenido algún teléfono de Honor? ¿Cuál es vuestra experiencia?

En Andro4all | Desde hoy podrás chatear con el mismísimo CEO de Honor cada semana

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Honor, Huawei, Mercado
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs