Google Pixel 2 XL vs OnePlus 6: comparamos los mejores gama alta con Android Puro

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Es tan bueno el Google Pixel 2 XL como se dice? ¿Es el OnePlus 6 un Pixel 2 XL por 500 euros? Hoy, comparamos a dos de los mejores móviles de la gama alta con una versión limpia de Android. Ambos terminales tienen ROMs completamente distintas, para lo bueno y para lo malo.

Hemos estado probando ambos dispositivos de forma simultánea durante un par de semanas, y las diferencias son claras. Vamos pues, a mostrarte cuáles son las similitudes, divergencias y cuál de los dos vale más la pena, teniendo en cuenta la diferencia entre precios y lo que uno tiene que ofrecer respecto al otro.

Google Pixel 2 XL vs OnePlus 6, dos mundos distintos

Un OnePlus no es un Pixel

Lo primero que, por desgracia, tenemos que hacer, es aclarar que un OnePlus no es un Pixel a menor precio. Muchos usuarios nos escriben a diario diciendo que son mejores terminales, por el simple hecho de costar menos dinero. Sin duda adelantamos que la relación calidad-precio de los OnePlus es mucho mejor, pero hablamos de gama alta -OnePlus- contra la gama alta premium -Pixel-, y ahora mismo entenderás por qué.

Los OnePlus son móviles de gama alta asequibles, para todos aquellos que quieren renunciar a algunos aspectos a cambio del rendimiento y el ahorro de dinero. Los Pixel son el ejemplo de cómo Google concibe Android, y esto se hace notar en muchos aspectos. Comenzamos pues, a comparar estas dos increíbles máquinas, ya que hay mucho de lo que hablar.

Diseño

Si bien el diseño siempre es algo subjetivo, la más pura evidencia revela que el OnePlus 6 tiene un mejor diseño y construcción que el Google Pixel 2 XL. Acabado en cristal, con un notch del que luego hablaremos, y un aprovechamiento de pantalla espectacular, el OnePlus luce mejor que el Pixel, con su diseño industrial poco llamativo.

OnePlus, como ya hizo en su modelo X, vuelve al cristal. Un material premium que hace que el terminal luzca como otros que cuestan prácticamente el doble.

Llama la atención que, a pesar de tener 6,28 pulgadas, el OnePlus es más pequeño que el Pixel, algo que se agradece cuando los tenemos en mano. El Pixel, por su parte, tiene unos generosos marcos -aunque hay una explicación para esto-, un acabado en aluminio y cristal, y una sensación en mano de móvil caro, pero demasiado industrial. En diseño hay un claro ganador, así que poco sentido hay en darle más vueltas al asunto.

Pantalla

El panel del Google Pixel 2 XL es OLED, de 6 pulgadas, y con resolución QHD+. El OnePlus 6 cuenta con un panel Optic AMOLED de 6,28 pulgadas y resolución FHD+. Teniendo en cuenta que nuestra versión del Pixel 2 XL es la más reciente, con el panel algo corregido, le damos la victoria al terminal de Google. La resolución se nota, la pantalla es bastante más nítida, y si bien su interpretación del color no es la mejor, hace un mejor trabajo que el OnePlus.

En nivel de brillo nos ha gustado más cómo lo hace el terminal chino, algo que queríamos comentar. El notch, a pesar de no ser plato de nuestro gusto, no molesta. Se oculta automáticamente en apps como Instagram o Chrome, podemos elegir que no esté de forma permanente, o configurar individualmente cada app. Un trabajo impecable por parte de OnePlus con esta ceja, cuya existencia hemos logrado ignorar estos días.

Software y rendimiento

Viene la parte complicada. Los benchmarks y absurdos Speedtest han logrado estandarizar la creencia de que el móvil que más rápido abre las aplicaciones, es el mejor. En este caso, no es así. El Pixel 2 XL funciona mejor que el OnePlus, algo que por suerte, se ha podido comprobar con un método objetivo.

Para apoyar mis argumentos, utilizaré esta review de XDA, en la que precisamente comparan al OnePlus 6 con el Pixel 2 XL.

Como puedes ver en la gráfica, los tiempos de apertura de aplicaciones son mucho menores en el OnePlus 6. La firma ha hecho grandísimas optimizaciones en este aspecto, y la mayor potencia -Snapdragon 845 vs 835 y más RAM-, ayudan a que esto sea así. Sin embargo, como te decíamos, que un móvil sea más rápido, no significa que sea más fluido, y ahora mismo vas a entender esto.

Para probar la fluidez de forma objetiva, los chicos de XDA analizaron los fotogramas en tiempo real que muestran los perfiles de GPU cuando se está utilizando el teléfono. Esto permite medir la respuesta de la pantalla -latencia-, la renderización del contenido y el rendimiento real del teléfono cuando lo usamos. El modelo de OnePlus 6 que utilizaron tenía 8 GB de RAM, el doble que el Pixel 2 XL. Las acciones se realizaron al mismo tiempo, para que hubiese igualdad de condiciones.

En primer lugar, se midió la respuesta de desplazamiento: el scroll. La gráfica indica los ms que tarda el teléfono en responder, y cuanto más tarde, peor. Como puedes ver, los tiempos en el Pixel no llegan apenas a la línea de los 16.6ms en ningún momento, mientras el OnePlus supera con holgura los 20ms en distintos tiempos. Puedes pensar que estas diferencias no se aprecian, pero podemos asegurarte que las diferencias al usar los teléfonos son evidentes.

Analizando el rendimiento en aplicaciones concretas, en este caso la app de Play Store, podrás apreciar más de cerca las diferencias entre el rendimiento del Google Pixel 2 XL y el OnePlus 6. Recuerda que, cuanto menos suba la gráfica, mejor rendimiento implica en el teléfono. Además de esta app, probaron Gmail, cómo se lanza el launcher, las animaciones…

El veredicto de XDA Developers, portal de referencia en Android, es el siguiente, que traducimos literalmente: No puedo evitar sentirme decepcionado cuando, en conjunto, el rendimiento del OnePlus 6 no alcanza al del Pixel 2 XL de hace un año, e incluso el Pixel XL ofreció mejores resultados. No lo decimos nosotros, la propia XDA afirma que el Pixel XL de hace dos años rinde mejor en fluidez que el OnePlus 6 y, como decíamos al principio, no, ese Speedtest en el que ves a un OnePlus abriendo aplicaciones más rápido no es científico, estas pruebas sí.

I can’t help but feel disappointed that, all in all, the performance of the OnePlus 6 still doesn’t match that of last year’s Pixel 2 XL, and even the regular Pixel XL has offered more impressive results in some of these tests

Nunca ha sido necesario recurrir a este tipo de pruebas para argumentar nuestra opinión propia, pero entendemos que es difícil de entender que un móvil de hace un año funciona mejor que otro con más hardware. Debes entender, que OxygenOS no tiene nada que ver con la Pixel ROM, y que es evidente que Google sabe cómo tratar Android mejor que los demás fabricantes.

En uso real, dejando de lado los datos técnicos, el OnePlus vuela, y se nota más rápido que el Pixel, a cambio de renunciar a las animaciones, y de una latencia que resulta algo molesta si no estás acostumbrado. A cambio de unos ms más para abrir las apps, el Pixel se mantiene más consistente y fluido, dando una experiencia smooth espectacular, que no se ve en otro dispositivo que no sea de Google.

El Google Pixel 2 XL es el Android cuya experiencia de usuario se acerca más a la que ofrece iOS con su iPhone. El OnePlus es rápido, muy rápido, pero han capado demasiado las animaciones, y la experiencia de uso se hace algo ruda.

El OnePlus es rapidísimo y algo tosco, el Google Pixel 2 XL es rápido y extremadamente suave, tú decides la experiencia que prefieres. OyxgenOS está bastante bien en cuanto a que podemos elegir temas, configurar unos mejores gestos, cambiar algunos aspectos de personalización… La Pixel ROM también tiene opciones interesantes, aunque no es tan completa. Personalmente, nos quedamos con la Pixel ROM, ya que el rendimiento es tan bueno, que estamos dispuestos a sacrificar la pequeña personalización que ofrece OnePlus.

Batería

Dos auténticos campeones, aunque aquí tenemos otro ganador. El Google Pixel 2 XL es capaz de llegar a las 7h de pantalla en dos días de uso, cifra que iguala el OnePlus 6. Si bien este último tiene más pantalla y menos batería, el OnePlus 6 tiene menos resolución y un procesador más eficiente, por lo que las diferencias en mAh quedan solventadas. Con este empate técnico en tiempos de pantalla, **la carga rápida nos sirve de penalties.

Dash Charge es una maravilla que carga nuestro dispositivo en poco más de una hora, mientras el Pixel 2 XL requiere de más de dos horas para cargarse. El poder enchufar el móvil media hora y tenerlo casi lleno es algo increíble, mientras que el Pixel es de los gama alta que más tarda en cargar, por lo que le damos la victoria al OnePlus 6 en este aspecto, con la duda de ver si estos tiempos se mantienen con el envejecimiento de su batería.

Audio

Uno de los puntos en los que más flojea el OnePlus 6, es en el apartado del audio. El sonido del OnePlus en cuanto al altavoz no es bueno, y recuerda a móviles bastante más económicos. El Google Pixel 2 XL, por su parte, cuenta con un doble altavoz estéreo en la parte delantera del dispositivo, lo que lo convierte en uno de los terminales de gama alta con mejor audio del mercado. El sonido es nítido, contundente y de calidad, algo que le exigimos a la gama alta, independientemente del precio.

Por su parte, el OnePlus cuenta con jack de auriculares, algo que el Pixel 2 XL envidia, mientras se conforma con un incómodo dongle de gran tamaño, que no mejora el audio en absoluto.

Cámara

Llegamos al punto en el que el Pixel brilla por encima de todos los teléfonos Android, y donde el OnePlus hinca la rodilla en varios aspectos. En nuestra opinión, el Pixel 2 XL de Google sigue teniendo la mejor cámara del mercado, mientras que el OnePlus 6 difícilmente entraría en un top 10. En fotografía diurna, el OnePlus lo hace bien, pero la fotografía computacional de Google se hace de notar, con un HDR+ automático que hace verdadera magia, y ese algo que hace que detectes que la foto es de un Pixel al momento. El modo retrato es otro de los puntos donde OnePlus debe mejorar. Bastante artificial, con un zoom algo extraño, y con un recorte mejorable. El del Pixel, por su parte, es casi perfecto.

Google Pixel 2 XL a la izquierda, OnePlus 6 a la derecha, en este y siguientes fotos

El OnePlus ilumina más la imagen, pero acaba quemándola y no siendo fiel a la realidad. Esto se hace notar más aún en el selfie, donde el OnePlus 6 acaba quemando todo el fondo, mientras el Pixel 2 XL, independientemente de la luz de fondo que tengamos. Es prácticamente imposible quemar una foto con el Pixel, mientras que con el OnePlus es prácticamente imposible que la exposición sea correcta, juzga tú mismo.

Si seguimos comparando y nos vamos al apartado nocturno, nos encontramos con que el OnePlus 6 tiene un efecto acuarela notable, le cuesta definir las texturas de la imagen, y no es capaz de interpretar de forma realista una imagen. El Pixel por su parte, si bien no es el mejor exponente nocturno, apenas tiene un pero que sacarle. Fotos definidas, con buen rango dinámico incluso en estas condiciones de luz, y con un ruido inexistente.

En cuanto al modo retrato con baja luz, el Pixel se encuentra con el clásico problema de perfilar gafas -aunque tras unos cuantos intentos logra hacerlo-, aunque ofrece unos resultados sobresalientes. El OnePlus saca el modo acuarela a pasear, ofreciendo imágenes poco aprovechables y que nos recuerdan a terminales bastante más baratos.

Te podríamos decir que el OnePlus 6 cuesta 500 euros y que no podemos obtener resultados de un móvil de 1.000 euros, pero tras analizar a fondo el Xiaomi Mi Mix 2S, tenemos claro que esto no es cierto. Si el Mi Mix 2S ofrece resultados cercanos al Pixel, al OnePlus le pedimos lo mismo. OnePlus debe mejorar y mucho su cámara si quiere competir con la gama alta, y cuando gastamos más de 500 euros en un terminal, es normal exigir cierta calidad.

Dicho esto, debemos decir que, en este caso concreto, está justificada la diferencia de precio entre el OnePlus 6 y el Pixel 2 XL si realmente te importa la cámara. Un año más, el OnePlus logra buenos resultados si tienes algo de maña. El usuario medio que quiere apuntar y disparar -cosa en la que el OnePlus es bastante lento-, verá sus necesidades resueltas, pero a la mínima que le exiges, llegan los problemas.

El Pixel 2 XL es ese móvil que jamás te hará mal una foto, sea de día, de noche, o un modo retrato. Además, la integración con Google Lens es un añadido espectacular al que podemos sacarle bastante provecho.

Conclusiones finales

El OnePlus 6 es un excelente terminal. Un móvil rápido, con un soporte mejor que otros gama alta premium que le doblan en precio, y con esos extras de OxygenOS que tanto gustan a los usuarios. Sin embargo, la cámara, la falta de fluidez -que no velocidad- y el audio, entorpecen algo la experiencia de usuario.

El Pixel 2 XL es un móvil fluido al extremo, con unos apartados multimedia sobresalientes, tres años de soporte directo de Google, mejor integración con Assistant y Lens, un soporte técnico sobresaliente, y un precio que, en nuestra opinión, está más que justificado. Ambos valen cada euro que cuestan, y la diferencia de precio se nota.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Gama alta Android, Google, Google Pixel, Google Pixel 2 XL, OnePlus, OnePlus 6, Opinión, Recopilaciones y comparativas Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs