¿Por qué no se utilizan procesadores de gama alta en la gama media-alta?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Se suele decir que muchos usuarios no necesitan potencia desmesurada, que buscan un móvil para redes sociales y poco más. Para todos ellos, la actual gama media es sencillamente perfecta, con procesadores solventes, acabados sencillos pero -por lo general- bonitos, y un rendimiento más que aceptable.

Sin embargo, desde hace unos años, surgió un concepto algo nuevo, la gama media-alta. Dispositivos con características de gama alta, pero con otras de gama media que impiden catalogarlos como flagships. El principal problema de esta, en mi opinión, es que se suelen montar procesadores que hemos visto en móviles de 200 euros, cuando esta gama media-alta puede llegar a superar los 500 euros.

Hoy, abro el debate sobre cómo pienso que debería replantearse la gama media-alta o gama media-premium, esa tierra de nadie que tanto nos cuesta recomendar.

Gama media-premium, la tierra de nadie

Empecemos pues, mostrando un ejemplo de lo que supone la gama media-premium o gama media alta. Recientemente, se hizo oficial el Motorola Moto Z3 Play, con un diseño que nos recuerda a los móviles más caros, resistencia al agua, USB Tipo C, Moto Mods…

Sin embargo, nos están pidiendo 500 euros por un móvil con… ¡un Snapdragon 636! Puede que los que apuesten por firmas tradicionales vean aquí una compra lógica, aunque teniendo por 500 euros gamas altas de verdad como el Xiaomi Mi Mix 2S y el OnePlus 6, con el Snapdragon 845, se nos hace difícil no optar por estos terminales.

Las firmas chinas no tienen la culpa de que los grandes OEMs quieran más margen de beneficio, y si alguien quiere venir con la excusa de que “es que Xiaomi no paga impuestos y bla bla bla…”, que se pase por cualquiera de todas las tiendas de Xiaomi en España y se lleve su dispositivo en un distribuidor español autorizado, con su correspondiente IVA y todo exactamente igual que en cualquier otra compra a marca.

Con que uno lo haga, los demás deben tomar ejemplo

Ayer mismo, te hablábamos del Huawei Nova 3, el nuevo gama media-alta de Huawei. Para nuestra sorpresa, el Huawei Nova 3 monta el Kirin 970, el mismo procesador que podemos ver en móviles de 800 euros como el Huawei P20 Pro, así sí. Además, vendrá con casi 4000mAh, 128 GB de memoria interna, 6 GB de RAM… Esta sí es una gama media-premium lógica.

El precio de la gama media actual ronda los 200 y 300 euros. Cuando un fabricante pide 500 euros por un móvil que no es de gama alta, el diseño y unos pocos extras no son suficientes para justificar dicho aumento de precio.

No, no le pedimos la velocidad de memorias de la gama alta, ni la resistencia al agua, ni módulos extraños. Pedimos que si un móvil cuesta la friolera de 400 o 500 euros -seamos realistas, esto es mucho dinero- esté a la altura de las circunstancias. Sois muchos los que nos comentáis el esfuerzo económico que puede suponer gastar 200 euros en un teléfono, ¿estaríais dispuestos a invertir el doble de dinero en un móvil que no aporta mucho más que el de 200?

Las grandes firmas tradicionales -sobre todo alguna que todos conocemos-, se empeñan en vendernos a 400 o 500 euros móviles que no son mucho mejores que otros que cuestan la mitad, cuando por este precio podemos comprar móviles de gama media-alta o alta, directamente.

El procesador incrementa el precio de un móvil pero… ¿Hasta cuánto? Todo reside en el margen de beneficio de las firmas tradicionales, mucho más alto que el del resto de firmas chinas más competitivas.

Sí, ya sabemos que incluir un procesador más caro aumenta el precio de los terminales, pero volvemos a lo mismo, si OnePlus o Xiaomi pueden venderte un Snapdragon 845 a 500 euros, ¿por qué las demás nos venden un procesador de móviles de 200 euros?

Sabemos también, que puede que estés en la zona de confort de la gama 6XX de Qualcomm, pero te aseguramos que cuando pruebas la nueva hornada de gama alta de Qualcomm no querrás otra cosa. La optimización energética, el rendimiento, la compatibilidad con mejor hardware…

El objeto de este artículo, quede claro, no es invitar a los fabricantes a incluir procesadores top en móviles de 200 euros, nos ceñimos exclusivamente a esa gama media-alta de 500 euros, en la que encontramos procesadores de gama media, muy por debajo del precio que se exige por estos terminales.

Durante años, se vio a los móviles venidos de China como algo barato, de mala calidad y poco recomendable. A día de hoy, siendo claros, no tiene sentido dejarse 500 euros en otro móvil que no sea un Mi Mix 2S o un OnePlus 6, teniendo en cuenta el soporte técnico con el que cuentan -incluso mejor que el de algunas firmas tradicionales-.

La gama media-alta de “grandes marcas” no es recomendable. No hay más motivo que la confianza subjetiva que puede darles a algunos usuarios tener un móvil de una marca “de toda la vida”

La llegada de Xiaomi a España, el éxito de ventas de OnePlus, y el arraigo del móvil chino de calidad y barato en el consumidor español, debería empezar a hacer daño en ventas a la gama media-premium de 400/500 euros que ofrecen otros OEMs.

Dudamos que la situación cambie, gran porcentaje del consumidor medio sigue apostando solo por las grandes firmas, por lo que pueden permitirse precios que no van acorde a lo que ofrecen. Sin embargo, seguiremos recomendando los Honor, Huawei, OnePlus y toda aquella firma que venda grandes terminales a precio competitivo, algo que no podíamos hacer hasta hace unos años con estas gamas.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Gama alta Android, Gama media Android, Honor, OnePlus, Opinión, Xiaomi
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs