¿Están perdiendo los smartphones la capacidad de impresionar?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Están perdiendo los smartphones la capacidad de impresionar?

Los smartphones llevan con nosotros unos cuantos años ya, y los que utilizamos Android desde su primera versión, hemos visto muchas, muchas cosas. Cuando los smartphones empezaron a dar el boom, los fabricantes se pusieron a la carrera de la innovación y las mejoras, siendo los cambios generacionales sencillamente espectaculares.

No nos engañemos, la mayoría de teléfonos no eran buenos, había puntos débiles bastante flagrantes, cosa que a día de hoy apenas encontramos. Ya tenemos baterías que duran un día o día y medio, paneles QHD+ AMOLED que se ven mejor que algunas televisiones, procesadores extremadamente potentes, cámaras que hacen mejores fotos que algunas cámaras digitales…

Estamos en un punto en el que las mejoras no pueden ser demasiado significativas aunque, en mi opinión, esto no significa que los teléfonos dejen de impresionar. Hoy, abrimos debate sobre si estamos tocando techo o no, si hay margen de mejora, y cómo es el avance actual de los smartphones con Android.

En los saltos generacionales reside todo

¿Están perdiendo los smartphones la capacidad de impresionar?

A fin de cuentas, todo se resume en los cambios generacionales. Cuando se presenta un nuevo modelo, y nos encontramos con que este es prácticamente igual que el anterior, viene la bajona, y lo achacamos a que no hay apenas margen de mejora, algo que en parte es cierto. Se nos vienen a la mente dos perfectos ejemplos de cómo se puede engañar al cerebro humano de una forma extremadamente sencilla en este aspecto.

Piensa en el Samsung Galaxy S9. Un terminal extremadamente continuista, que apenas mejora al S8, y que poco ha aportado al mercado en este año 2018. Relativamente a su favor, podemos decir que el Samsung Galaxy S8 tenía poco margen de mejora. Con eliminar la ubicación sin sentido del lector de huellas y hacer una cámara algo mejor, es “suficiente”, y eso es lo que ha hecho Samsung. Esto se ha traducido en malas ventas y en que Samsung esté decreciendo por primera vez en mucho tiempo.

¿Están perdiendo los smartphones la capacidad de impresionar?

Pensemos ahora en el Huawei P20 Pro, uno de los terminales más queridos y valorados por la comunidad en 2018. ¿Por qué ha sorprendido tanto? Fácil, porque es el primer Huawei P que realmente compite de tú a tú en la gama alta. Recordemos el Huawei P10: una cámara que no estaba a la altura de sus rivales, mala batería, panel bastante normalito, rendimiento bueno pero no excelente… Huawei tenía muchísimo margen de mejora, y en este salto generacional, se han puesto las pilas. Si ofreces algo que no tenías, vas a llamar la atención, aunque a efectos prácticos si ponemos un P20 Pro al lado de un S9, Pixel 2 XL, iPhone X o HTC U12+, no deje de ser un rival más. Destaca porque nadie se esperaba que iba a ser así.

El principal problema que hemos comentado con Samsung, les pasa al resto de fabricantes. Ha llegado ese punto en el que la gama alta es tan excelente, que poco se puede hacer para que nos sorprendan. Las cámaras mejorarán, pero poco, la potencia aumentará, pero no lo notaremos, las pantallas serán más nítidas, pero el ojo humano no percibe tanta calidad…

Algunos intentos para sorprender

¿Están perdiendo los smartphones la capacidad de impresionar?

Ante esta tesitura, son muchas las firmas que están creando dispositivos diferentes para llamar la atención en el mercado, aunque podríamos decir que el mercado del smartphone es conservador, y que lo radicalmente distinto no funciona. Los móviles gamer tan de moda son un buen ejemplo, con el Razer Phone como “padre”, y el ROG Phone, Black Shark y demás como “hijos”. Un concepto llamativo, pero que no se está traduciendo en grandes ventas por la aparente falta de sentido que tienen este tipo de teléfonos, la verdad sea dicha.

ZTE se lanzó a la piscina con un poco funcional móvil plegable, y firmas como Vivo y Oppo se están lanzando a la piscina con nuevos diseños. Hay que innovar a cualquier precio, aunque parece ser que este no es el camino.

Aunque no haya grandes cambios, algunos nos seguimos emocionando

¿Están perdiendo los smartphones la capacidad de impresionar?

Sí, es cierto que no nos vamos a encontrar con saltos generacionales como los de hace unos años. Del primer LG G al LG G2, del Samsung Galaxy S5 “tirita edition” al Galaxy S6 que marcó un antes y un después en diseño, de los Nexus a los Pixel… Hemos vivido grandes cambios, y estamos convencidos de que todavía tenemos mucho por experimentar.

Como amante de la tecnología, he de decir que aunque no me impresione casi nada de lo que se presenta, me sigue generando hype cómo será la nueva cámara de un teléfono, las novedades en su software y todos esos pequeños detalles que se siguen mejorando y que no solemos tomar en cuenta.

Seamos positivos, quedan por llegar los teléfonos plegables, el modo retrato en vídeo, la carga super rápida, y unas cuantas funciones que vendrán gracias a las IA que ni siquiera conocemos, hay margen de mejora en la tecnología, y lo vamos a disfrutar dentro de unos años.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Opinión, Smartphones Android, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs