Motorola Moto G7 Power, análisis: ojalá mi móvil tuviera esta batería

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Motorola Moto G7 Power, imagen destacada

Hay quien cree que los Moto G ya no son lo que un día fueron. Desde que Motorola fuese adquirida por Lenovo a principios del año 2014, muchas cosas han cambiado en la división telefónica de una de las marcas más veteranas de esta industria. Hemos visto cómo los Moto X quedaban relegados a una segunda posición no en una, sino en dos ocasiones, y cómo la firma intentaba adentrarse en el complejo terreno de los smartphones modulares a través de la serie Moto Z, con un concepto que, a decir verdad, es el único que ha logrado mantenerse cierta continuidad desde el momento de su llegada, algo de lo que no todos los que lo han intentado pueden presumir.

Pero no todo ha cambiado. Año tras año, Motorola se mantiene fiel a la tradición de presentar nuevos modelos de la serie Moto G. La serie de terminales de gama media que daba comienzo allá por 2013 junto a Google, no tardó demasiado en convertirse en una de las sagas con mejor acogida por parte del público debido a la fantástica relación entre calidad y precio de sus modelos. Ahora, en pleno 2019 ya tenemos entre nosotros la séptima generación de esta familia, formada por nada menos que por cuatro modelos diferentes, y nosotros hemos podido pasar varios días con la versión cuyo apellido jamás había hecho su paso por la serie Moto G: el Motorola Moto G7 Power.

De entre todos los modelos presentados por Motorola a principios de febrero, el Moto G7 Power se ubica en la mitad inferior del catálogo. Su apartado técnico se sitúa algo por debajo de los Moto G7 y Moto G7 Plus, pero no por ello es un peor teléfono. Al contrario. Para mí, este es el mejor Moto G de 2019, y quiero explicarte mis razones.

Índice de contenidos:

Motorola Moto G7 Power, características y especificaciones

Motorola Moto G7 Power
Especificaciones
Dimensiones159,43 x 76 x 9,3 mm. 193 gramos de peso.
PantallaLTPS LCD de 6,2 pulgadas con relación de aspecto 19:9
Resolución y densidadHD+ (1.570 x 720 píxeles). 403 ppi
ProcesadorQualcomm Snapdragon 632. CPU de ocho núcleos a 1,8 GHz y GPU Adreno 506
RAM4 GB
Sistema operativoAndroid 9 Pie
Almacenamiento64 GB ampliables por microSD
CámarasTrasera: 12 MP, f2.0, PDAF, píxeles de 1,25um, flash LED. Frontal: 8 MP, f2.2, píxeles de 1,12um
Batería5.000 mAh con carga rápida Turbo Charge (15W)
OtrosLector de huellas trasero integrado en el logotipo, USB Tipo C, funciones Moto, pantalla Moto, conector para auriculares de 3,5 mm, radio FM
ConectividadBluetooth 4.2 LE, aptX, Wi-Fi 802,11 b/g/n, 2,4GHz, punto de acceso Wi-Fi, GPS, AGPS, LTEPP, SUPL, GLONASS, NFC (solo en algunos mercados), dual nano SIM

Lo mejor del Moto G7 Power

Autonomía

Autonomía del Motorola Moto G7 Power

5.000 mAh capacidad, un procesador eficiente gracias a la tecnología Kryo 250 Silver de sus ocho núcleos, Android 9 Pie y una pantalla cuya resolución es solo HD. Esta es la fórmula mágica que permite al Motorola Moto G7 Power atravesar sin despeinarse los dos días de de uso y tener aún batería para aguantar las primeras horas de un tercero.

La autonomía del dispositivo es evidentemente su principal atractivo –de ahí su apellido, que Motorola ya ha utilizado anteriormente en modelos como el Motorola One Power con 4.850 mAh–, y así lo demuestra cada hora que pasa sin que el nivel de batería parezca disminuir en absoluto.

La autonomía del G7 Power es su principal atractivo, y así lo demuestra cada hora que pasa sin que el nivel de batería parezca disminuir en absoluto.

Y como una imagen vale más que mil palabras, qué mejor que algunas capturas de ciclos de batería durante mi período de uso con el terminal:

Incluso la experiencia de tener que pasar por el cargador es positiva. Por lo general, los móviles que integran baterías de tal capacidad requieren de varias horas para recargarse por completo. En este caso, gracias a la tecnología de carga rápida Turbo Charge de 15 W, el Moto G5 Power es capaz de pasar de 20 a 50 en algo menos de 20 minutos, y de 0 a 100 en poco más de una hora y media.

Software

Software del Moto G7 Powert

El Motorola Moto G5 Power llega con Android 9 Pie en su interior, como muchos otros terminales presentados a finales del año pasado y principios de este. Lo que realmente destaca del dispositivo en lo que a software se refiere es la carencia de añadidos superfluos o funciones que solo sirven para engrosar el catálogo de funciones sin tener en cuenta la utilidad. El del Moto G es un software tan cercano al de los Google Pixel como podría serlo el de un móvil con Android One.

Los únicos cambios que vemos a nivel estético con respecto al software que podríamos ver en un Pixel o Android One son el color teal en lugar de azul en los diferentes menús o accesos directos, lo cual sugiere que Motorola ha tomado la base de AOSP y únicamente ha añadido un par de pinceladas. La tipografía de la pantalla de bloqueo también es algo diferente al no usar la fuente Roboto, y en los ajustes del sistema encontramos una única opción añadida por la compañía: “Moto”.

El del Moto G7 Power es un software tan cercano al de los Google Pixel como podría serlo el de un móvil con Android One

Dentro de los ajustes de Moto, encontramos la posibilidad de configurar las Acciones Moto o la Pantalla Moto, dos menús con parámetros que por defecto no encontraríamos en Android “puro”, pero que Motorola ha tenido a bien añadir para mejorar aún más la experiencia:

  • Acciones Moto

    • Levantar para desbloquear: usa la cámara frontal para desbloquear el móvil cuando se está mirando la pantalla.
    • Controles multimedia: se utilizan las teclas de volumen para cambiar de canción, aunque la pantalla esté apagada.
    • Editor de capturas de pantalla.
    • Capturas de pantalla tocando con tres dedos.
    • Navegación con un botón: el sistema de navegación por gestos propio de Moto, muy similar a como será el nativo de Android a partir de Android Q.
    • Linterna rápida: permite encender o apagar la linterna agitando el móvil.
    • Captura rápida: hace una foto al girar dos veces el móvil con un gesto de muñeca.
    • Deslizar para reducir: hace que sea más fácil usar el móvil con una mano reduciendo el tamaño del contenido que aparece en pantalla.
    • Coger el móvil para silenciarlo cuando está sonando una llamada.
    • Dar la vuelta al teléfono para activar el modo No Molestar.
  • Pantalla Moto

    • Pantalla inteligente: muestra información como notificaciones cuando está apagada.
    • Pantalla atenta: se mantiene encendida mientras se esté mirando.

Muchas de estas opciones no son nuevas, y de hecho algunas son heredadas de las primeras generaciones de la serie Moto G. Otras, en cambio, como la navegación por gestos, se han introducido recientemente y sin duda alguna suman puntos a la experiencia de usuario. Otro detalle a destacar relacionado con el software, es que el Moto G7 Power –al igual que el resto de modelos de la serie–, son de los primeros en incorporar las herramientas del Bienestar Digital de Google más allá de los Pixel y de los móviles con Android One.

Rendimiento

Motorola Moto G7 Power, trasera

Relacionado estrechamente con el apartado anterior está el aspecto del rendimiento. Y es que mucha culpa de que el Moto G7 Power funcione tan bien como lo hace, la tiene el software que ejecuta en su interior.

La fluidez es absoluta al abrir aplicaciones, cambiar entre ellas e incluso al regresar a aquellas almacenadas en memoria que no se han usado desde hace varias horas –los 4 GB de RAM, en modelos como este, son mucho más que suficientes–. Rara vez veremos ralentizaciones o caídas de frames en las animaciones del sistema. En definitiva, el Snapdragon 632 cumple, y lo hace de manera excepcional.

Y tiene más mérito aún cuando comparamos el rendimiento del dispositivo con el de modelos como el Nokia 7.1, que analizamos solo unas semanas atrás, pese a que el modelo finlandés cuenta con un procesador que sobre el papel debería ser superior –el Snapdragon 632 cuenta con 8 núcleos Kryo 250 a 1,8 GHz, y el 636 con 8 núcleos Kryo 260 a 2,2 GHz–, y el Moto sale vencedor en prácticamente la totalidad de situaciones del día a día en lo que a potencia y soltura se refiere.

Lo peor del Moto G7 Power

Diseño y pantalla

Moto G7, notch y pantalla

No tengo absolutamente nada en contra del plástico, ni del notch, pero el diseño del Moto G7 Power es objetivamente peor que el de los G7 y G7 Plus. Además de ser el único de los tres que apuesta por este material –cuyo tacto nos remonta directamente a 2014–, es el que cuenta con unas líneas algo menos estilizadas, con una “barbilla” de gran tamaño y una muesca que ocupa un área considerable de la parte superior.

Para un tamaño de 6,2 pulgadas de diagonal, la resolución HD+de su pantalla se antoja algo escasa.

Y lo mismo con su pantalla. El panel es bueno; no tengo queja en lo que a reproducción de color, contraste –muy bueno a pesar de tratarse de un LTPS– o niveles de brillo –tanto máximo como mínimo– se refiere, aunque los ángulos de visión son mejorables. Sin embargo, para un tamaño de 6,2 pulgadas de diagonal, la resolución HD+ se antoja algo escasa, y la falta de definición es notable en situaciones como a la hora de editar fotografías, ver vídeos o leer texto durante largos períodos de tiempo. Como punto positivo, está claro que la reducida resolución del panel ayuda a que todo se mueva a la perfección, además de reducir notablemente el consumo energético –como si lo necesitase–.

Así son las cámaras del Moto G7 Power

Moto G7 Power, trasera, cámara

Nada de cámaras duales ni sensores experimentales en el modelo con mayor autonomía de la serie Moto G7. Una única cámara de 12 megapíxeles lidera la parte trasera, con apertura f2.0 y autoenfoque por detección de fase –PDAF–, a la que no le faltan muchas de las opciones que también incorporan sus hermanos mayores, como el modo retrato, la posibilidad de enfatizar un único color de una imagen, o los filtros en directo. Gracias a que el terminal es compatible con ARCore, la plataforma de realidad aumentada de Google, se incluyen también los stickers AR que hasta hace no mucho eran exclusivos de los Google Pixel.

En cuanto a vídeo, se incluyen opciones interesantes como la grabación a cámara lenta y cámara rápida, o la emisión en directo en YouTube a través de la app de cámara nativa. Destaca también la opción “Cinemagrafía”, que permite mantener en movimiento un objeto de una imagen mientras el resto permanece estable, y posteriormente exportarlo en forma de GIF. Se incluye también la posibilidad de grabar vídeo a resolución 4K y 30 FPS, sin duda un detalle que se agradece teniendo en cuenta que pocos móviles de este rango de precios lo incluyen.

Comportamiento de día, modo retrato, de noche y vídeo

Foto con Moto G7 Power

Los resultados son los esperados: cuando nos encontramos en situaciones en las que la luz a está a nuestro favor, podemos obtener resultados decentes en la mayoría de ocasiones, con nivel de detalle y colores correctos. Además, el modo HDR –automático– se encarga de mantener a raya la aparición de ruido en aquellas capturas más complejas. Eso sí, a la hora de ampliar las fotografías encontramos uno de los problemas típicos de los modelos de esta gama, una pérdida de detalle notoria en los elementos de la fotografía, traducida en lo que comúnmente se conoce como “efecto acuarela”.

El modo retrato a través de la cámara trasera recurre únicamente a las capacidades de software del dispositivo. Eso se nota, sobre todo, en el tiempo de procesamiento necesario para aplicar el efecto de desenfoque de fondo tras realizar las fotografías. Este modo, además, solo funcionará con rostros humanos, y en caso de intentar hacer retratos a objetos o animales, obtendremos imágenes “normales” sin el “bokeh” de fondo. En cuanto a los resultados, se echa en falta un poco más de precisión en la detección de bordes cuando el sujeto en primer plano muestra formas compleja, así como en la nitidez del propio sujeto debido, de nuevo, al elevado tiempo de captura y procesamiento que suele resultar en imágenes ligeramente borrosas con el más mínimo movimiento.

Cuando la luz cae, el ruido se deja ver con mayor frecuencia y el nivel de detalle de las capturas cae notablemente. Pese a ello, aprovechando el modo “Pro” puede permitirnos capturar imágenes mucho más dignas.

El sensor frontal de 8 megapíxeles es capaz de capturar imágenes de buena calidad en exteriores y cuando la luz acompaña, sobre todo si no se encuentra con fuentes de luz demasiado potentes que puedan llevar al sensor a sobreexponer en exceso y terminar quemando los fondos. En interiores, cuando la iluminación no es suficiente, el ruido suele estar presente y la falta de detalle es notable.

Carpeta de Google Fotos con vídeos e imágenes del Moto G7 Power

Moto G7 Power: opinión y reflexiones finales de Andro4all

Moto G7 Power

Como dije al inicio, el Motorola Moto G7 Power es mi modelo favorito de entre todos los de la serie. No tiene la mejor pantalla, ni la mejor cámara, ni es el más bonito. Pero aún así, las diferencias en cuanto a diseño no son flagrantes además de contar con el mismo procesador Snapdragon 632 del Moto G7 –y que ha demostrado no tener nada que envidiar al 636 del G7 Plus–, y gracias a su brutal autonomía es –para mí– el único capaz de aportar algo diferente a un segmento extremadamente saturado como lo es el de la gama media, donde los fabricantes lo tienen cada vez más difícil para hacerse un hueco.

Por tanto a la pregunta de si merece la pena, o no, comprar el Moto G7 Power mi respuesta es un sí rotundo, sobre todo porque pese a ser un dispositivo tan capaz como el resto de modelos de la serie Moto G7, es además uno de los más baratos. Su precio supera por poco los 200 euros.

No tiene la mejor pantalla, ni la mejor cámara, ni es el más bonito, pero el Moto G7 Power aporta algo diferente –y muy bienvenido– a un segmento tan saturado como lo es el de la gama media.

Y sí, puede que por ese mismo precio haya móviles mejor diseñados, con mejores pantallas o con cámaras infinitamente superiores. Pero pocos pueden presumir de ofrecer la que es, probablemente, la mejor autonomía de su segmento, acompañada del software más cercano posible a Android en su edición más limpia y un repertorio de especificaciones capaces de cumplir con nota bajo cualquier situación.

Todo ello, lo convierte en un terminal totalmente único, y al que a día de hoy, bajo mi punto de vista sólo el Xiaomi Mi A2 Lite podría hacer frente ofreciendo una experiencia similar, aunque habría que decidir si son más importantes los 1.000 mAh de batería extra y el procesador más moderno, eficiente y potente del Moto, o el mejor diseño –algo totalmente objetivo–, el precio reducido y la pantalla Full HD del modelo chino.

Precio y dónde comprar el Motorola Moto G7 Power

Motorola Moto G7 Power, diseño

El Motorola Moto G7 Power ya está a la venta, al igual que el resto de los modelos de la serie. La versión con más batería y protagonista de este análisis tiene un precio de 209 euros, y está disponible en comercios habituales como Amazon. Está disponible en los colores negro y “violeta hielo”.

Motorola | Serie Moto G7

A favor

+ Autonomía: simplemente increíble.
+ Software: limpio y con añadidos mínimos, pero útiles.
+ Rendimiento: el Snapdragon 632 funciona bien bajo cualquier situación, y los 4 GB de RAM se agradecen.

En contra

– Diseño: su apariencia no está tan cuidada como la de los Moto G7 y G7 Plus
– Audio: solo cuenta con un altavoz frontal (en el notch), cuyo audio deja bastante que desear.
– No tiene NFC

Conclusiones

Al Moto G7 Power se le podría pedir más en algunos aspectos, pero entonces dejaría de ser un móvil único y pasaría a ser uno más de un segmento ultrasaturado, llegando a rivalizar con sus propios hermanos de la serie G7. Si buscas una autonomía bestial acompañada de una carga muy veloz, un rendimiento solvente en todas las situaciones y un software lo más cercano posible a Android “puro”, este es tu móvil.

Puntuación


8.0 Moto G7 Power

Reutilizando la fórmula clásica de los Moto G y sumando una bestial batería, Motorola ha conseguido crear un móvil único en su especie.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis de móviles, Motorola Moto G7, Motorola Moto G7 Power
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion