Cómo rootear cualquier móvil Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Root en Android

Los avances de la plataforma Android conseguidos con el paso de los años y la llegada de nuevas versiones del sistema han hecho que cada vez menos usuarios sientan la necesidad de realizar modificaciones avanzadas en el software de sus dispositivos. Todo lo contrario que hace algunos años, cuando el root y las ROMs de terceros parecían imprescindibles.

No obstante, dado que Android se define por la libertad que ofrece a los usuarios a la hora de modificar prácticamente cualquier aspecto del software para hacer que cada experiencia sea única, el root sigue estando presente en pleno 2019, como también lo está el debate de si merece la pena, o no, realizar este proceso.

Y aunque Google ha ido dificultando cada vez más el proceso para obtener privilegios de root en Android, la comunidad de desarrolladores y usuarios avanzados ha sido capaz de saltarse con éxito la mayoría de restricciones impuestas, y ofrecer a los usuarios la forma de rootear prácticamente cualquier dispositivo existente en el mercado. Y hoy, te explicamos cómo hacerlo paso a paso.

Antes de nada, qué es y para qué sirve el root

Aunque hay quien cree lo contrario, el root no es algo exclusivo de Android. Este concepto hace referencia al hecho de obtener permisos de superusuario o administrador en los sistemas operativos basados en Unix –como MacOS, Linux o Android–, de modo que así sea posible realizar modificaciones avanzadas que cualquier otro usuario con permisos “normales” no podría llevar a cabo.

Por lo general, en Android el root se lleva a cabo con el objetivo de saltarse restricciones impuestas por el fabricante del dispositivo, o por la propia Google. De este modo, es posible llevar a cabo cambios en el sistema como la desinstalación de apps preinstaladas u otros más sensibles como la modificación de ficheros del sistema, e incluso el reemplazo del propio sistema operativo por una versión alternativa –conocidas como ROMs de terceros–.

Root en Android

Ventajas y desventajas del root en 2019

Del mismo modo que sucede en iOS con el proceso llamado Jailbreak –que, como el root en Android, permite realizar modificaciones avanzadas sobre el sistema–, obtener permisos de superusuario en un dispositivo Android conlleva algunas ventajas, pero también inconvenientes.

Las ventajas de este proceso están bastante claras: al obtener root, se asciende a un nivel de libertad mucho mayor dado que se puede realizar prácticamente cualquier cambio a nivel de sistema operativo. De este modo se pueden instalar ROMs alternativas, modificar el “kernel” del sistema para mejorar la autonomía o el rendimiento del teléfono, desinstalar fácilmente el bloatware, y mucho más.

Claro que los inconvenientes también están presentes, y no son pocos. Para empezar, es conveniente tener en cuenta que obtener permisos de root es un proceso delicado, que solo deberían llevar a cabo aquellos que estén familiarizados con conceptos como el bloqueo y desbloqueo del gestor de arranque, drivers ADB y, en definitiva, con el lado más “avanzado” de Android. De lo contrario, las consecuencias pueden ser desastrosas.

Además, en el caso de los dispositivos de algunas compañías se pierde por completo la garantía a la hora de rootearlos. Esto, sin embargo, no será un problema para aquellos que tengan un dispositivo antiguo o cuyo período de garantía hace tiempo que finalizó.

Por otro lado, al rootear un dispositivo también se podría perder el acceso a algunas aplicaciones que basan su funcionamiento en los diversos sistemas de protección que incluye el sistema operativo. Es el caso de aplicaciones de bancos, entidades financieras o herramientas de pagos móviles como Google Pay, o de juegos como Pokémon GO.

Cómo rootear tu móvil Android

Lamentablemente, no hay una app o herramienta maestra que sirva para rootear con éxito cualquier dispositivo Android del mundo. Debido a la existencia de miles de terminales, cada uno con un hardware único y una estructura de software diferente, casi siempre es necesario recurrir a herramientas creadas específicamente para obtener permisos de root en un tipo de dispositivo concreto.

No obstante, con el paso del tiempo las técnicas de obtención de permisos de superusuario han avanzado, y en estos últimos años han surgido soluciones universales que permiten rootear modelos de dispositivos diferentes usando una única herramienta.

Es el caso de Magisk, una solución de “Systemless Root” que no solo permite rootear un buen número de terminales de varios fabricantes distintos, sino que además se otorga la posibilidad de ocultar el root en caso de que sea necesario, por ejemplo al utilizar apps de entidades bancarias.

Para poder instalar Magisk y rootear cualquier móvil Android, en primer lugar se debe contar con un recovery modificado. Y para ello, el bootloader debe estar desbloqueado, de modo que los terminales de aquellas compañías que bloqueen la posibilidad de desbloquear el gestor de arranque, no serán compatibles con Magisk.

Cómo desbloquear el bootloader de un móvil Android

Una vez se cumplan los requisitos, estos son los pasos a seguir:

  1. Descargar la última versión de Magisk desde la web oficial y almacenar el archivo en la memoria interna del teléfono.

  2. Acceder al recovery modificado del dispositivo y dirigirse a la pestaña “Install”.

  3. En el explorador de archivos del recovery, elegir el paquete correspondiente a Magisk que se ha descargado en el primer paso, y proceder a la instalación.

Eso es todo. Al reiniciar el dispositivo, veremos cómo ha aparecido una nueva app instalada llamada Magisk, que permite actuará como herramienta de administración para llevar a cabo las diferentes operaciones que ofrece esta utilidad.

Otro método conocido para obtener permisos de root en Android es SuperSU. Ya hablamos con más detenimiento en su día sobre esta utilidad, que lleva entre nosotros ya varios años y que, a diferencia de Magisk, permite obtener root modificando el sistema operativo y algunos de los ficheros de su estructura, de modo que no será posible “ocultar” tan fácilmente estos privilegios a las apps de terceros. Además, al rootear un móvil con SuperSU, se pierde la capacidad de recibir actualizaciones OTA. Otra diferencia con respecto a Magisk, es que el código de SuperSU es cerrado, y desde hace algún tiempo está en manos de una compañía de origen chino.

Rootear móviles Samsung con procesador Exynos

Samsung Galaxy S10e, pantalla

Dado que Samsung utiliza varios tipos de procesadores en sus terminales dependiendo del mercado al que van dirigidos, el proceso para rootear un móvil Samsung Galaxy es algo más complejo que el de otros dispositivos. Sin embargo, si tienes un terminal de la marca surcoreana con procesador Exynos, y lanzado al mercado con Android 9 Pie, puedes recurrir a Magisk para obtener root siempre y cuando cumplas una serie de requisitos. Estos son los pasos a seguir:

  1. Descarga el firmware de tu dispositivo –puedes hacerlo a través de SamMobile–.

  2. Descomprime el archivo y copia el archivo AP con formato tar al almacenamiento de tu móvil.

  3. Instala la aplicación Magisk Manager.

  4. Abre la app y ve al apartado “Install”. Selecciona la opción “Select and Patch a File” y elige el archivo AP que has copiado en el segundo paso.

  5. Magisk generará un nuevo archivo tar en el almacenamiento del sistema una vez finalizado el proceso. Cópialo a tu ordenador y arranca el móvil en modo download.

  6. A través de Samsung ODIN, flashea el archivo magisk_patched.tar del proceso anterior con los archivos BL, CP y HOME_CSC, desmarcando la opción “Auto Reboot” en la sección de opciones.

  7. Arranca el dispositivo en modo recovery –power + bajar volumen. y cuando la pantalla se apage, pulsar –power + subir volumen + botón Bixby– y ve a la sección “Wipe Data/Factory Reset” para formatear el almacenamiento del dispositivo.

  8. Espera a que el dispositivo se reinicie, y entra a la app Magisk Manager para comprobar si el proceso de root se ha llevado a cabo correctamente.

Rootear móviles Xiaomi

Redmi Note 7, pantalla

Para rootear uno de los muchos smartphones que forman el catálogo de Xiaomi, también basta con recurrir a Magisk. Los únicos requisitos necesarios, al igual que sucede con el resto de modelos, son tener el bootloader desbloqueado y un recovery modificado como TWRP. Cuando se cumplan, solo hay que seguir estos pasos:

  1. Descargar la última versión de Magisk desde la web oficial y almacenar el archivo en la memoria interna del teléfono.

  2. Reinicia el dispositivo en modo recovery (Subir volumen + Power)

  3. Flashea el archivo de Magisk descargado en el primer paso.

  4. Espera a que se reinicie el teléfono y comprueba que se ha instalado la app Magisk Manager. También puedes descargarla e instalarla manualmente.

Rootear móviles Google Pixel

Pixel 3a XL de pie

A diferencia de otras marcas, Google hace que el proceso de root de sus móviles Pixel no sea demasiado complejo. Para ello, entre otras cosas, ofrece los pasos necesarios para poder desbloquear el bootloader de sus móviles Pixel, lo cual permite posteriormente instalar un recovery modificado, necesario para obtener permisos de root usando Magisk.

  1. Descargar la última versión de Magisk desde la web oficial y almacenar el archivo en la memoria interna del teléfono.

  2. Reinicia el dispositivo en modo recovery (Bajar volumen + Power)

  3. Flashea el archivo de Magis descargado en el primer paso.

  4. Espera a que se reinicie el teléfono y comprueba que se ha instalado la app Magisk Manager. También puedes descargarla e instalarla manualmente.

Ahora bien, la cosa cambia en caso de estar utilizando un Google Pixel con la beta de Android Q instalada, dado que Google ha hecho más difícil el proceso de obtención de root en esta versión. Actualmente, solo la segunda beta de Android Q es compatible con root a través de Magisk, y a diferencia de lo que sucede en Android 9 y versiones anteriores, es necesario usar la versión 19.3 beta de Magisk.

Rootear móviles Huawei

Huawei P30 Pro, pantalla y software

Teniendo en cuenta la situación que atraviesa Huawei, muchos de los poseedores de los teléfonos de la marca china han demostrado en más de una ocasión su interés en lo relativo al root y las ROMS en dispositivos Huawei, por si en un futuro se ven obligados a dar el salto a una versión alternativa a EMUI.

No obstante, Huawei es una de las marcas que más trabas pone al proceso de rooteo, dado que desde julio de 2018, Huawei ya no permite desbloquear el bootloader de sus terminales, y por tanto no es posible instalar un recovery modificado, lo cual elimina la posibilidad de instalar Magisk para obtener root. No obstante, si tienes un Huawei con EMUI 8 o 9, y conseguiste desbloquear el bootloader antes de que Huawei retirase la posibilidad de hacerlo, puedes rootear tu terminal siempre y cuando antes hayas descargado el firmware original del dispositivo desde Huawei Firmware Database y extraído las imágenes desde “UPDATE.APP” en el ZIP descargado usando la herramienta Huawei Update Extractor para Windows.

En EMUI 8

  • Si cuentas con un recovery modificado, sigue los pasos de instalación de Magisk habituales.

  • Si no cuentas con un recovery modificado, sigue los siguientes pasos:

    1. Copia la imagen RAMDISK.img del firmware descargado al almacenamiento interno del dispositivo.
    2. Descarga e instala la app Magisk Manager.
    3. Abre la app y ve al apartado “Install”. Selecciona la opción “Select and Patch a File” y elige el archivo que has copiado en el primer paso.
    4. Magisk generará un nuevo archivo en la ruta /Download/magisk_patched.img. Cópialo a tu ordenador.
    5. Usando fastboot, flashea la imagen que se ha generado en el paso anterior. Para ello debes usar el siguiente comando:

    fastboot flash boot /ruta/del/archivo/magisk_patched.img

En EMUI 9

  • Si cuentas con un recovery modificado, sigue los pasos de instalación de Magisk habituales.

  • Si no cuentas con un recovery modificado, sigue los siguientes pasos:

    1. Copia la imagen RECOVERY_RAMDIS.img del firmware descargado al almacenamiento interno del dispositivo.
    2. Descarga e instala la app Magisk Manager.
    3. Abre la app y ve al apartado “Install”. Selecciona la opción “Select and Patch a File” y elige el archivo que has copiado en el primer paso.
    4. Magisk generará un nuevo archivo en la ruta /Download/magisk_patched.img. Cópialo a tu ordenador.
    5. Usando fastboot, flashea la imagen que se ha generado en el paso anterior. Para ello debes usar el siguiente comando:

    fastboot flash boot /ruta/del/archivo/magisk_patched.img

Rootear móviles OnePlus

OnePlus 7 Pro, pantalla encendida con lector de huellas

Como Google, OnePlus tampoco pone demasiadas trabas al proceso de desbloqueo del gestor de arranque, y por tanto es posible instalar un recovery modificado que permite obtener root a través de Magisk. Por tanto, los pasos a seguir son los habituales:

  1. Descargar la última versión de Magisk desde la web oficial y almacenar el archivo en la memoria interna del teléfono.

  2. Reinicia el dispositivo en modo recovery (Bajar volumen + Power)

  3. Flashea el archivo de Magis descargado en el primer paso.

  4. Espera a que se reinicie el teléfono y comprueba que se ha instalado la app Magisk Manager. También puedes descargarla e instalarla manualmente.

Como ves, el proceso para rootear un dispositivo Android es similar en la gran mayoría de dispositivos de las principales marcas. No obstante, en algunos casos es necesario tener en cuenta ciertos aspectos antes de llevar a cabo el procedimiento, debido principalmente a las restricciones que imponen tanto los fabricantes como Google.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Root y ROMs Android, Trucos y Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion