ASUS Zenfone 6, análisis: la cámara rotatoria no es la única sorpresa del mejor móvil de ASUS en mucho tiempo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Asus ZenFone 6, parte trasera en color negro

Ofrecer la experiencia de un móvil de 1.000 euros en uno de menos de 500 es prácticamente imposible. Marcas como Xiaomi o OnePlus lo han demostrado y comprobado por ellas mismas año tras año, hasta llegar al punto en que la segunda se ha visto forzada a lanzar un terminal cuyo precio ya no se queda tan lejos de la cifra de los tres ceros. Eso, sin embargo, no significa que se vayan a rendir y dejar de construir teléfonos de primer nivel y precio asequible, para todos aquellos que no necesitan móviles de 1.000 euros.

ASUS es una de las marcas que lleva varios años perfeccionando esta técnica. Los modelos de la serie ZenFone 5 del año pasado fueron toda una declaración de intenciones por parte de la compañía, y con el nuevo ZenFone 6 presentado a mediados de año pretende demostrar que sigue siendo un jugador importante en esta liga. Y –perdón por el spoiler–, vaya si lo ha conseguido.

Tras varios años de idas y venidas, ASUS ha creado un smartphone cuya relación entre calidad, especificaciones y precio se acerca peligrosamente a la excelencia, y ahora ha pasado por nuestra mesa de pruebas para dejar claro que, aunque no lo parezca, hay vida más allá de OnePlus y Xiaomi en el competido segmento de la gama alta asequible.

Índice de contenidos:

ASUS ZenFone 6: ficha técnica de características y especificaciones

ASUS ZenFone 6
Especificaciones
Dimensiones159,1 x 75,4 x 9,1 mm / 190 gramos
PantallaIPS de 6,4 pulgadas con cristal Corning Gorilla Glass 6. Ocupa un 92% del frontal
Resolución y densidadFull HD+ (19,5:9)
ProcesadorQualcomm Snapdragon 855
RAM6/8 GB
Sistema operativoAndroid 9 Pie bajo ZenUI 6
Almacenamiento128/256 GB ampliables por microSD
CámarasSistema rotatorio “Flip Camera” con sensores Sony IMX586 48 MP f/1.8 + Gran Angular de 13 MP. Modo Supernoche / Vídeo 4K hasta 60fps
Batería5.000 mAh con carga rápida de 18W
OtrosLector de huellas trasero, NFC, USB Tipo C, puerto para auriculares de 3,5 mm, Smart Key configurable, LED de notificaciones, radio FM

Lo mejor del ASUS ZenFone 6

Rendimiento y autonomía

ASUS ZenFone 6, Andro4all

Sí, es cierto que los números no lo son todo. Aún así, no hace falta ser ningún experto para saber que un móvil con el procesador más potente de Qualcomm, 6 GB de RAM y 5.000 mAh de batería va a funcionar realmente bien.

Y efectivamente, así es. El ZenFone 6 es sin duda uno de los teléfonos más rápidos que han pasado por nuestras manos. La experiencia con el sistema, a la hora de jugar incluso a los títulos más exigentes o al realizar cualquier tipo de tarea es simplemente exquisita en términos de rapidez y fluidez, y las ralentizaciones, caídas de frames o cuelgues de la interfaz son prácticamente inexistentes.

También es envidiable la autonomía del teléfono. Sus 5.000 mAh de capacidad de batería permiten atravesar el día de uso completo sin problemas, alcanzando cifras de 7 o hasta 8 horas de pantalla encendida durante una jornada y media, superando así a la gran mayoría de smartphones de primer nivel actuales. Además, la carga rápida está presente, y nos permite tener el teléfono otra vez a nuestro servicio en un lapso cercano a una hora y cincuenta minutos tras haberse descargado por completo.

Software

Con el ZenFone 6, ASUS ha tomado un camino similar al de OnePlus, y no podríamos estar más contentos por ello. Atrás queda la interfaz recargada de las versiones anteriores de ZenUI; la sexta edición de este software, basada en Android 9 Pie, se deshace de los extras innecesarios y nos ofrece una experiencia cercana a Android “stock”, incluyendo únicamente opciones y añadidos que verdaderamente aportan un valor añadido.

Por ejemplo, disponemos de un modo oscuro para la interfaz, grabadora de pantalla incluida, la posibilidad de duplicar aplicaciones, gestos sobre la pantalla apagada para ejecutar acciones como abrir la cámara o cualquier otra aplicación, un “modo guantes” que aumenta la sensibilidad de la pantalla, un sistema de volumen inteligente y mucho más. Incluso están disponibles las herramientas del bienestar digital de Google, siendo así uno de los pocos modelos en incorporar estas funciones.

ASUS ZenFone 6

Todos estos recortes en el sistema operativo, sin duda colocan a ASUS en el buen camino en lo que a software se refiere, y de no ser por sus antecedentes a la hora de actualizar los dispositivos a la última versión, y por la inclusión de funciones de utilidad cuestionable como la aplicación “Administrador móvil” que alberga funciones dedicadas a, supuestamente, optimizar el funcionamiento del dispositivo a través de funciones como un antivirus nativo basado en la tecnología de Avast o un sistema de limpieza. No obstante, las herramientas no son para nada intrusivas, e incluso es posible inhabilitar por completo la aplicación. Otro punto a favor del ZenFone con respecto a algunos de sus rivales.

Diseño y detalles

ASUS ZenFOne 6 rodeado de camaras

Si 2018 fue el año de los clones del iPhone X, 2019 es el año de las locuras en el diseño de los smartphones. ASUS no iba a quedarse fuera de esta moda, y nos ofrece uno de los formatos más curiosos que hayamos visto a lo largo de este año.

Su frontal está ocupado por un gran panel de 6,4 pulgadas de diagonal, con unos márgenes casi inexistentes en la parte superior y a los lados, si bien la barbilla es algo más pronunciada que la de algunos de sus rivales –más de lo que ASUS hace creer con las imágenes del teléfono que aparecen en la web oficial–. ¿Y cómo ha logrado la taiwanesa reducir tanto los márgenes del panel sin recurrir a un “notch” ni a una cámara “pop-up”? Fácil. A través de un mecanismo de doble cámara trasera giratorio, que permite usar los dos sensores traseros como cámaras para selfies.

El sistema funciona bien, y en mi opinión tras haber probado otros dispositivos de formato similar, creo que es un mecanismo más robusto y resistente que el de otros modelos. Tanto, que la propia compañía permite modificar manualmente el ángulo de la cámara a través de los botones de volumen mientras nos encontramos en la aplicación de cámara nativa.

ASUS ZenFone 6, dise;o

Como el resto de soluciones de este tipo, eso sí, encontramos inconvenientes como la acumulación de polvo en el hueco que deja la cámara una vez se encuentra desplegada, o el hecho de que en ocasiones no llega a cerrarse del todo bien, lo cual causa que el módulo baile al golpearse con la parte trasera del teléfono o contra la superficie en la que se encuentra. Por otro lado, el sistema del ZenFone 6 parece sobrecalentarse en mayor medida que el de otros terminales al utilizar la cámara durante períodos de tiempo relativamente prolongados –por ejemplo, al grabar un vídeo usando la cámara en modo selfie.

Pero más allá de este innovador sistema, el ZenFone 6 posee otros pequeños detalles que realmente marcan la diferencia. Su lector de huellas dactilares, por ejemplo, es capacitivo y está ubicado a la espalda del terminal, en una posición cómoda y accesible. Su funcionamiento es extremadamente veloz y preciso, y por tanto es un sistema más fiable que cualquier lector de huellas dactilares en pantalla. También se incluye una novedad en forma de tecla personalizable en el lateral derecho del dispositivo llamada “Smart Key”.

Por defecto, este botón permite invocar al Asistente de Google con una pulsación. La función que más llama la atención, sin embargo, es la que permite mantener pulsado el botón, y hacer que el Asistente nos escuche hasta que dejamos de pulsar la tecla. Finalmente, con dos pulsaciones accedemos al feed del Asistente de Google.

ASUS ZenFone 6, parte trasera

Otra sorpresa agradable es la inclusión de un LED de notificaciones, rasgo que la mayoría de compañías han decidido abandonar debido a la tendencia de los smartphones “todo pantalla”, pero que ASUS ha implementado en la parte superior del panel del teléfono demostrando que, si se trabaja en ello, aún hay hueco para detalles como este. En esa misma línea, también nos alegra saber que el puerto para auriculares de 3,5 milímetros no ha desaparecido.

Por último he de mencionar la cuidada apariencia del teléfono, gracias a su cuerpo de aluminio y vidrio, cuya parte trasera en color negro –también existe otra con acabado degradado– combina a la perfección con los detalles de color azul de la serigrafía de ASUS o el botón de encendido del dispositivo.

Lo peor del ASUS ZenFone 6

Pantalla

ASUS ZenFone 6, dise;o y pantalla

Pero no hay smartphone perfecto, menos aún cuando el objetivo es construir un terminal cuyo precio ronda los 500 euros y te ves obligado a recortar en ciertos aspectos. En el caso del ZenFone 6, mucho me temo que ese aspecto es la pantalla.

El panel IPS de 6,4 pulgadas Full HD+ ofrece un resultado correcto a nivel de reproducción de colores, contraste y nitidez, pero se queda algo corto en cuanto a niveles de brillo, tanto máximo –no tan alto como el de algunos rivales con panel OLED– como mínimo –incluso con el brillo más bajo puede resultar elevado en situaciones de oscuridad total–.

También nos hemos topado con un leve caso de “Backlight Bleed” en las esquinas inferiores de la pantalla, que denotan que el panel no es de una calidad tan alta como cabría esperar de un teléfono de corte premium. Además, el cristal Gorilla Glass que cubre su pantalla refleja más de lo que nos gustaría, algo que dificulta su visibilidad en exteriores.

Así son las cámaras del ASUS ZenFone 6

Camara rotatoria del ASUS ZenFone 6

En la época en la que ya encontramos smartphones con hasta 5 cámaras a la espalda, ASUS se arma de valor y dota a su mejor teléfono hasta la fecha –con permiso del ROG Phone 2— de un sistema fotográfico formado por “solo” dos cámaras.

Este enfoque, sin embargo, conlleva una ventaja clara como lo es aprovechar la calidad de los sensores traseros a la hora de capturar autorretratos, y de este modo obtener la misma experiencia independientemente de cómo se use la cámara.

ASUS ZenFone 6, camaras

Pero hablemos de números. El sensor principal del ZenFone 6 es el mismo Sony IMX586 de 48 megapíxeles que ha inundado el mercado móvil de gama media y gama alta durante 2019, en este caso con focal 1,8 y estabilizado electrónicamente –nada de OIS–. A su lado se encuentra un sensor secundario “Super Gran Angular” con resoluciión de 13 megapíxeles que permite capturar un campo de visión de hasta 125º –más que, por ejemplo, el Samsung Galaxy S10+ y su SUper Ultra Wide de 117º–.

Al abrir la aplicación de cámara vamos a encontrar tanto los modos clásicos: retrato, panorámica, Time Lapse, cámara lenta o manual, como otros que, o bien se aprovechan del sistema motorizado como es el caso del modo “seguimiento de movimiento”, o bien potencian las capacidades de la cámara en entornos oscuros como el modo Supernoche. Y lo mejor de todo, es que todos y cada uno de los modos y las opciones están disponibles tanto al usar la cámara en su forma original, como al hacerla girar y usarla como cámara para selfies.

Comportamiento de día, modo retrato y de noche

Foto ZenFone 6 comparativa zoom

Al usar uno de los mejores sensores fotográficos para móvil jamás construidos por Sony, ASUS ya tenía parte del terreno ganado. Solo quedaba afinar el software para que el procesado de las imágenes no echase por tierra el trabajo. Dicho y hecho.

El apartado fotográfico del ZenFone 6 es excelente. Las capturas generadas con el dispositivo son nítidas y agradables, con colores vivos pero fieles a la realidad, y un muy buen nivel de detalle gracias a la gran resolución del sensor y al uso de la tecnología Pixel Binning.

También hace un buen trabajo en cuanto a niveles de exposición, si bien se tiende a levantar las sombras e introducir más ruido del necesario en las partes más oscuras de la imagen. Un inconveniente que se hace menos palpables si nos apoyamos en el modo HDR automático, que aporta un extra de contraste a las fotografías.

Sobre el modo retrato, conviene decir que el resultado es muy bueno en términos de detección y recorte de bordes, y el efecto de desenfoque de fondo es natural, sobre todo cuando se utiliza un efecto de apertura inferior a f/4.0. Como aspecto negativo en este sentido, hay que mencionar que el tiempo que toma la cámara para procesar el efecto se antoja algo elevado, sobre todo porque no es posible capturar nuevas imágenes mientras este proceso se lleva a cabo.

Cuando cae la noche, los resultados siguen siendo buenos si bien las diferencias con respecto a otros terminales más caros se vuelven más apreciables. El ruido comienza a aparecer con más frecuencia en las imágenes, y más de una vez nos veremos forzados a usar el modo Supernoche si queremos capturar una imagen usable.

Grabación de vídeo

Sin llegar a ser su punto fuerte, el ZenFone 6 se defiende sin problemas al grabar vídeo a pesar de la carencia de estabilizador óptico. Los vídeos no serán tan fluidos y carentes de vibraciones como en otros terminales de la competencia, pero al menos la calidad de imagen es buena, y disfrutamos de añadidos interesantes como el seguimiento de movimiento, que aprovecha el mecanismo de la cámara para seguir a cualquier objeto marcado independientemente de nuestros movimientos.

ASUS ZenFone 6, opinión y reflexiones finales de Andro4all

ASUS ZenFone 6, imagen destacada

El ZenFone 5Z del año pasado fue tan solo un anticipo de lo que estaba por llegar. Este año, la taiwanesa regresó a la mesa de trabajo con un único objetivo: sorprender. O como reza el lema que acompaña a esta generación de la familia, “desafiar lo ordinario”. Y el resultado no podía haber sido más positivo: el ZenFone 6 es un teléfono completo, equilibrado y que, al fin, supone una alternativa real para los Xiaomi, OnePlys y demás modelos de la competencia.

Dejando a un lado su atrevido formato, que puede gustar más o menos, es innegable que el ZenFone 6 ofrece uno de los paquetes más atractivos que hayamos visto en lo que llevamos de año, a un precio que lo convierte en una opción aún más atractiva.

Más allá de un fantástico rendimiento y una autonomía bestial, o un software limpio y –de momento– actualizado, el ZenFone 6 saca pecho en apartados más complejos como el fotográfico, hasta el punto de llegar a ofrecer una de las mejores experiencias en este sentido dentro de su rango de precios, si bien está lejos aún de teléfonos como los Google Pixel 3a y 3a XL que ya analizamos y que por precio pueden llegar a rivalizar con lo último de la taiwanesa.

El ZenFone 6 es un teléfono necesario. Tanto para el mercado, como para la propia ASUS.

En definitiva, el ASUS ZenFone 6 es un teléfono necesario. Tanto para el mercado, por demostrar que hay vida más allá de firmas como Xiaomi, OnePlus o Honor dentro del segmento de la gama alta asequible, como para la propia ASUS, que al fin ha sido capaz de concentrar todas las buenas decisiones tomadas a lo largo de sus años como fabricante de teléfonos móviles, y reunirlas en un mismo dispositivo. Uno que, me temo, se cuela por la puerta grande en nuestra lista de recomendaciones para 2019.

Precio y dónde comprar el ASUS ZenFone 6

Pantalla del ASUS ZenFone 6

La presentación del teléfono se llevó a cabo en mayo, y su lanzamiento a finales de ese mismo mes en la mayoría de regiones de Europa. A día de hoy, el teléfono se puede comprar en la tienda online oficial de la compañía en su configuración con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento –el modelo protagonista de este análisis–, a un precio de 559 euros. No obstante, dado que el dispositivo cuenta con soporte para tarjetas microSD, mucho me temo que la mayoría apostarán por la edición de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento a un precio de solo 499 euros.

ZenFone 6 en la tienda oficial de ASUS
ASUS ZenFone 6, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el ASUS ZenFone 6
A favor
  • Relación especificaciones-precio: pocos móviles ofrecen tanto por tan poco dinero
  • Gran autonomía gracias a los 5.000 mAh de batería
  • Diseño cuidado y original
  • Añadidos como el LED de notificaciones, Smart Key y jack de auriculares demuestran el cuidado en los detalles
  • Una de las mejores cámaras de su categoría
  • Software limpio, con añadidos que se agradecen y no ensucian la experiencia
En contra
  • La calidad de la pantalla es visiblemente inferior a la de otros rivales
  • El altavoz deja que desear en cuanto a calidad de audio
  • El motor de vibración es irregular y poco potente
Conclusiones El ZenFone 6 es un cúmulo de buenas decisiones materializadas en forma de un móvil que parte de 499 euros. Desde el apartado técnico hasta la cámara, pasando por el software, lo último de ASUS supone una de las mayores sorpresas de 2019, y sin duda es uno de los mejores teléfonos del segmento de la gama alta asequible en 2019.
Puntuación

8.5ASUS ZenFone 6

La gran sorpresa de 2019 tiene una batería que ASUSta

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis de móviles, ASUS ZenFone 6, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion