Metal, plástico, cristal y cerámica: ¿qué material es el mejor para tu smartphone?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comparativa de materiales de los smartphones

Hace ya unos meses que un estudio nos enseñaba los principales materiales con los que se fabricaba, al completo, un teléfono móvil. Sin embargo, cuatro son los acabados principales para la práctica totalidad del catálogo actual en la plataforma Android: metal, cristal, plástico y cerámica; cada uno con sus ventajas y desventajas.

Y en un mar de smartphones prácticamente iguales por fuera, seguramente lo mejor será detenerse a analizar los mencionados pros y contras de cada uno de los materiales para ayudaros con la difícil tarea de decidir, pues ciertamente a día de hoy el material de acabado supone una importante diferenciación tanto en el aspecto final como en la experiencia de uso.

Sin duda son los detalles los que hacen la diferencia ahora que los frontales limpios y los diseños “todo pantalla” campan a sus anchas, así que repasemos esos detalles y echemos un vistazo más en profundidad a lo que nos ofrecen el metal, el cristal, el plástico y la cerámica a la hora de fabricar smartphones.

Los materiales más utilizados para fabricar smartphones -metal, plástico, vidrio y cerámica- a examen: ¿cuál es el mejor material para mi móvil?

Comparativa de materiales de los smartphones

Plástico, el material que todo lo aguanta

Cuando comenzó esto de los teléfonos móviles inteligentes, nadie pensaba en un dispositivo de metal, cristal, madera, cerámica o ningún material noble, sino en un trozo de plástico con una pantalla y botones que permitía llamar, enviar mensajes, escuchar música y navegar por Internet.

Y es que el plástico es probablemente el material más manejable y sufrido que existe para fabricar gadgets de todo tipo, con múltiples acabados e incluso con diferentes tipos de tacto.

El plástico es un material ligero, disponible en cualquier forma y color, muy resistente y además maleable, por lo que puede doblarse y volver a su forma inicial sin esfuerzo; y por si esto os parece poco, es también muy barato.

Comparativa de materiales de los smartphones

Se asocia hoy en día a los teléfonos más económicos y básicos, pero nada más lejos de la realidad, porque bien utilizado, el plástico probablemente sea el mejor material disponible para conseguir acabados personalizados y que además transmitan bien la señales RF para que no se resientan las comunicaciones.

No en vano, hemos visto hechos con plástico a smartphones brillantes tipo glossy, acabados más mate en la búsqueda del móvil antihuellas, tratamientos no resbaladizos sobre la trasera, aspecto y tacto de piel sintética, acabado gomoso más resistente, pulidos con trama de metal cepillado y similares, y así un largo etcétera…

Sin duda, lo peor de este material y lo que lo ha llevado a los infiernos es que se siente “barato” y envejece mal si se utiliza plástico de mala calidad, y además tampoco resiste bien ni el calor ni las manchas externas por rozamiento.

Comparativa de materiales de los smartphones

El metal suena más a premium

Es probablemente uno de los materiales que más se ha utilizado en el mercado de smartphones en los últimos tiempos, y no precisamente por lo sencillo de su uso ni lo barato de su mecanizado.

Ya sea en el chasis, en el marco lateral en el que se engasta una carcasa de otro material, o directamente en una construcción unibody totalmente metálica –¡hola, HTC!– lo cierto es que los móviles metálicos gustan y el tacto del aluminio deja un sabor muy premium, por lo que la gama alta se ha poblado de terminales con acabado en aleación de aluminio anodizado o pulido.

Se trata de un material que ofrece un look inmejorable, con una sensación en mano muy buena y con ese aire moderno del diseño industrial, tan de moda últimamente, que combina bien con un dispositivo de última generación.

Comparativa de materiales de los smartphones

Sin embargo, no todo es bueno con el metal, porque se trata de un material con una transferencia del calor acusada, dejando una sensación similar a la de una “piedra” fría y robusta cuando se agarra, pero con puntos calientes a veces incluso molestos en la carcasa metálica si el uso es continuado.

No sólo eso, y es que además las finas capas de aleación de aluminio que incorporan los fabricantes se deforman, abollan o estropean con bastante facilidad, por lo que si cae tu smartphone o te sientas sobre él sin darte cuenta, lo más probable es que le dejes daños estéticos ya para siempre.

Por último, cabe destacar que el metal no se lleva demasiado bien con las comunicaciones inalámbricas, y es por las carcasas metálicas que muchos móviles ni siquiera incorporan el chip NFC o montan una parte plástica de tacto metalizado para albergar las antenas, así que este punto también es crítico con este material.

Comparativa de materiales de los smartphones

El sándwich de vidrio y metal, la sensación del lujo

Si el plástico parece barato y el metal empeora la transmisión de señales RF, está claro que el mercado debía encontrar una solución intermedia para mantener la sensación premium sin perder calidad en ningún otro apartado, y esa solución estaba precisamente en el frontal del propio smartphone.

Así pues, y tras varios años de evolución con el vidrio tras los Nexus 4 y Sony Xperia Z, hoy en día estos sándwiches compuestos por un chasis metálico y láminas de vidrio engastado tanto por delante por como por detrás, se han convertido en el factor de forma estrella de la industria.

Pero no penséis en cristal como el de una ventana, porque obviamente un smartphone lleva una pieza de vidrio ultraclaro, compuesto y templado químicamente como el Gorilla Glass, y es que todos queremos un smartphone lo más fino posible, resistente y suave. Esto suma costes y peso al dispositivo.

Comparativa de materiales de los smartphones

Sea como fuere, no cabe duda de que el vidrio es uno de los materiales que mejor sensación deja en mano, es relativamente resistente aunque costoso, y además permite acabados pulidos, esmerilados o incluso el uso de otras técnicas que consigan tactos más suaves o aterciopelados. Hasta puede pintarse y dejarnos vistosos degradados, tan cool últimamente.

El vidrio es un material denso, pero deja pasar muy bien las señales RF así que eso no es un problema, además es vistoso y cae bien en mano -con los bordes biselados 2.5D mucho mejor-, y sin duda la sensación y la experiencia de uso es de las mejores, con el lujo por bandera.

Por el contrario, si buscamos sus fallas la principal es que se rompe y se araña con cierta facilidad, así que a tu flamante gama alta de metal y vidrio vas a tener que agarrarlo con firmeza, más todavía si tenemos en cuenta que el cristal suave es también muy resbaladizo firmando la receta para el desastre.

Comparativa de materiales de los smartphones

La cerámica y la ¿evolución? del vidrio templado

No son todavía demasiado comunes los smartphones con carcasa cerámica, pero Essential y Xiaomi abrieron la veda de forma democratizada con este nuevo material para sus terminales tope de gama, y Samsung les siguió con las versiones más potentes del Galaxy S10+, que se sienten increíbles en mano.

Obviamente no hablamos de porcelana antigua ni nada por el estilo, sino de una cuidada aleación porcelánica muy atractiva al tacto, con acabado pulido brillante en la mayoría de los casos, similar al cristal pero con todas las ventajas de un material como este.

De hecho, la cerámica es más dura que el vidrio y el plástico, resistente a la corrosión al cien por ciento, más ligera que el metal y además no transmite calor al ser un aislante, así que todo son bondades. Incluso la transmisión de señales RF es buena a través de una carcasa de este tipo.

Comparativa de materiales de los smartphones

Sin embargo, se trata de un material muy caro, complicado de moldear y fabricar debido al equipamiento específico que se necesita, y no permite realizar formas de un modo sencillo como sí es posible hacer con el plástico o el metal.

Requiere de un cuidado especial a lo largo del proceso de ensamblaje, pero una vez completado el resultado es casi perfecto, pues la cerámica puede pulirse al milímetro para conseguir un acabado completamente liso, y luego recibir una capa de laca que elimine las imperfecciones de la superficie.

En la parte negativa está que se trata de un material relativamente frágil, que se romperá antes que el metal o el plástico. Además, igual que le pasa al cristal, la superficie pulida puede rayarse aunque los polímeros que la recubran sean de la mejor calidad. Por último, también es resbaladiza como el vidrio.

Comparativa de materiales de los smartphones

Y sabiendo todo esto… ¿cuál es el mejor para mi?

Pues bien, eso depende de a quien le preguntes, como casi siempre, y es que en cuestión de gustos es complicado meterse con nadie ni hacer afirmaciones categóricas.

A mi entender, el mercado ya ha hablado por sí mismo y tengo la impresión de que los sándwiches de vidrio y metal son la mejor opción, pues combinan la robustez del chasis metálico, que ayudará a disipar calor hacia fuera, con el acabado premium de un vidrio que mantiene los precios en un coste asumible.

Se trata sin duda de la construcción de smartphones que menos concesiones requiere a ninguno de los apartados, y por tanto de la más compensada. Es cierto que los teléfonos cerámicos se ven y se sienten enormemente buenos, y el material tiene ventajas respecto al cristal, pero el coste de producir esa carcasa cerámica les hace casi prohibitivos.

En cuanto al plástico, tiene muchas ventajas y es barato, y aunque parece que ya lo hemos defenestrado, yo todavía hecho de menos un diseño que combine metal y plástico tan bien como lo hacía el Nexus One de Google y HTC, con su acabado en teflón y su nula debilidad ante las huellas dactilares.

Y el perdedor, sin duda, para mi es el metal, puesto que aunque es bonito y el tacto agradable, su resistencia al paso de las señales RF le coloca en una posición de desventaja, que crece además en puntos negativos si atendemos a la facilidad con que se abolla y se marca.

Al final, lo más importante es comprar lo que más le guste a uno, porque es cierto que todos tendríamos gadgets cerámicos si tuviésemos todo el dinero del mundo, pero también es cierto que a otros muchos les gustan los teléfonos de metal unibody o los de plástico, y ahorrarán dinero para hacer otras cosas… ¿Cuál os convence más a vosotros?

En Andro4all | ¿De qué está hecho tu móvil? Estos son los materiales más comunes

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Smartphones Android, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion