OnePlus 7T, análisis: todo lo bueno del OnePlus 7 Pro, por menos dinero. ¿Dónde está el truco?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

OnePlus 7T, imagen destacada

OnePlus presentó el 7 Pro a mediados de año sabiendo que su gran revelación para 2019 aún estaba a unos meses de ver la luz. Quién hubiera dicho en mayo que aquel fantástico smartphone tan solo era un anticipo de lo que estaba por llegar. Y lo que estaba por llegar era el nuevo OnePlus 7T, un modelo que comparte más de un detalle con el que en su día fue nombrado el primer teléfono “Ultra Premium” de la marca, pero lo hace a un precio considerablemente inferior.

Tras unas primeras impresiones con el dispositivo, ya hemos podido utilizar el nuevo OnePlus 7T durante algo más de una semana, más que suficiente para examinarlo a fondo y llegar a la conclusión de que, probablemente, ya no necesitas comprar la versión Pro si quieres disfrutar de una de las mejores experiencias posibles con un smartphone Android.

Índice de contenidos:

OnePlus 7T: ficha técnica de características y especificaciones

OnePlus 7T, ficha técnica
Especificaciones
Dimensiones161,2 x 74,5 x 8,1 milímetros / 190 gramos de peso
PantallaFluid AMOLED de 6,55 pulgadas
Tasa de refresco de 90 Hz
Soporte sRGB y DCI-P3
Resolución y densidadFull HD+ (2.400 x 1.080 píxeles)
20:9
402 ppp
ProcesadorQualcomm Snapdragon 855+ de 7 nm. Octa-core a 2,96 GHz
Qualcomm AI Engine
GPU Adreno 640
RAM8 GB LPDDR4x
Almacenamiento128/256 GB UFS 3.0 2-LANE
Sistema operativoOxygenOS 10 basado en Android 10
CámarasTrasera triple: Sony IMX586 de 48 MP (1,6 µm) f/1.65 con OIS + EIS + “Tele” de 12 megapíxeles (1 µm) f/2.0 zoom 2x con OIS + “Ultra Wide” de 16 MP f/2.2 (117º) / Flash LED Dual, PDAF+LAF+CAF
Frontal: Sony IMX471 de 16 MP (1 µm) f/2.0 con enfoque fijo y EIS.
VídeoCámara trasera: Hasta 4K a 30-60 fps. Super Slow Motion 1080p a 240 fps o 720p a 480/960 fps / Time Lapse y editor de vídeo incluido
Cámara frontal: hasta 1080p a 30 fps / Time Lapse
Batería3.800 mAh con carga rápida Warp Charge 30T
OtrosAlert Slider, altavoces estéreo duales con soporte para cancelación de ruido y Dolby Atmos lector de huellas dactilares óptico en pantalla, USB 3.1 Tipo C, Dual Nano-SIM
ConectividadWi-Fi 2×2 MIMO, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, 2,4-5GHz
Bluetooth 5.0 con soporte aptX y aptxHD, LDAC y AAC
NFC
GPS (L1+L5 Dual Band), GLONASS, BeiDou, SBAS, Galileo, A-GPS
ColoresGris, Azul
Fecha de salidaOctubre de 2019

Lo mejor del OnePlus 7T

Su pantalla

Andro4all en un OnepLus 7T

Los paneles con alta tasa de refresco son lo mejor que le ha pasado a las pantallas de los smartphones en años. OnePlus no fue la primera marca en dar el salto a esta tecnología, pero sí ha sido la primera en implantarla en prácticamente todos los modelos que forman su catálogo, además de asegurar que todos sus futuros smartphones mantendrán esta peculiaridad.

En el caso concreto del OnePlus 7T estamos ante un panel que no tiene absolutamente nada que envidiar al del anterior 7 Pro. Y de hecho diría que lo supera en aspectos como el brillo máximo, que en teoría ahora supera los 1.000 nits cuando la luz incide de manera directa sobre el panel. También es fantástico el contraste, la reproducción de color y, por supuesto, la sensación de fluidez que otorgan los 90 Hz, que hacen que volver a utilizar cualquier otro teléfono sin esta característica llegue a ser frustrante. Es una de esas cosas que debes probar por ti mismo para poder apreciar.

El del 7T es un panel que no tiene absolutamente nada que envidiar al del anterior 7 Pro

El único aspecto en el que el 7T queda algo por debajo de otros modelos es en el de la resolución. En esta ocasión, OnePlus ha decidido volver a sus orígenes y mantener resolución Full HD+, que sumada al aspect ratio de 20:9 resulta en 402 píxeles por pulgada. Sin duda es una densidad más que suficiente, que además beneficia a otros apartados como el de la autonomía, pero teniendo en cuenta que la diagonal pasa a ser de 6,55 pulgadas en lugar de las 6,4 del OnePlus 7, me temo que habrá quien hubiera preferido contar con una pantalla Quad HD+ como la del OnePlus 7 Pro.

OnePlus 7T, inicio

Más allá de eso, el dispositivo cuenta con compatibilidad con HDR10 y HDR10+, y ofrece varias configuraciones de color diferentes, incluyendo calibración bajo los espacios de color DCI-P3 y sRGB.

Mención aparte merece el nuevo modo lectura a color. Los anteriores modelos de la marca ya ofrecían la posibilidad de activar un modo de lectura, que reducía el brillo y pasaba la pantalla a escala de grises de manera automática al ejecutar ciertas aplicaciones preconfiguradas, para facilitar así la legibilidad, principalmente en entornos oscuros. En esta nueva versión, se introduce la opción de mantener los colores de la pantalla algo atenuados.

Otro cambio con respecto al 7 Pro es la desaparición de las pronunciadas curvas laterales en el cristal que cubre la pantalla. De este modo se esfuma uno de los grandes inconvenientes de este tipo de paneles como lo son los toques fantasma en los laterales, y la dificultad a la hora de utilizar el dispositivo con una sola mano. También ayuda el nuevo formato más alargado y estrecho, que deriva en una mayor comodidad al sostener el teléfono. En su lugar, eso sí, toca dar la bienvenida a un viejo conocido: el “notch”, situado en la parte superior con forma de gota de agua, y según OnePlus un 31% más pequeño que el de los OnePlus 6T y 7.

Pero lamentablemente, la pantalla del 7T no es perfecta. Cuando cae la luz y nos vemos forzados a reducir el brillo a niveles mínimos, encontraremos una serie de inconsistencias en la iluminación que no estaban presentes en el OnePlus 7 Pro, y que por tanto sitúan el panel de este nuevo modelo algo por debajo en lo relativo a uniformidad y, por tanto, en cuanto a calidad. Es necesario comentar, eso sí, que este inconveniente solo es apreciable cuando el nivel de brillo se sitúa por debajo del 20-25%.

Rendimiento y experiencia general

OnePlus 7T en color azul

Hablar de OnePlus es hablar de velocidad. Para sorpresa de nadie, el OnePlus 7T es el teléfono más rápido que hayamos probado hasta la fecha, gracias a su repertorio de especificaciones técnicas lideradas por un cerebro Qualcomm Snapdragon 855+, sumado a 8 GB de RAM LPDDR4x y 128 GB de almacenamiento basados en tecnología UFS 3.0. Ayuda, claro, esa sensación de fluidez que aportan los 90 Hz de la que hablaba antes.

También es extremadamente veloz el lector de huellas dactilares integrado en pantalla, tal y como ya lo era en los OnePlus 7 y 7 Pro. Y aunque la firma asegura haber utilizado el mismo hardware que ya estaba presente en esos dos modelos, se han mejorado la precisión y la velocidad a través de retoques de software. No obstante, junto a este método de desbloqueo existe otro igual de –si no más– rápido como lo es el desbloqueo facial, basado únicamente en algoritmos al carecer el terminal de hardware específico, de modo que no funcionará en la oscuridad, y no será un sistema tan seguro como un PIN, contraseña o la propia huella dactilar.

El OnePlus 7T es el teléfono más rápido que hayamos probado hasta la fecha.

Usando el teléfono durante varios días podemos encontrar otros pequeños detalles que aportan aún más valor a la experiencia con el teléfono. Son aspectos como el motor de vibración, que pese a ser algo menos preciso que el del 7 Pro, sigue siendo uno de los mejores que existen en un teléfono Android; los altavoces estéreo, que generan un audio de buena calidad y con un nivel de volumen más que aceptable; o el ya icónico interruptor Alert Slider, que a día de hoy, casi cuatro años después de ver la luz por primera vez en el OnePlus 2, sigue sin tener rival.

Sin ser uno de sus puntos fuertes, la autonomía del OnePlus 7T es más que correcta si la comparamos con la de algunos de sus rivales más directos. Atravesar el día completo de uso está prácticamente asegurado, y durante nuestras pruebas hemos logrado exprimir el terminal hasta otorgarnos cerca de seis horas de pantalla encendida alrededor de dieciocho horas después de desconectar el móvil del cargador.

Y hablando de cargador, la carencia de carga inalámbrica o de una autonomía al nivel de la de los principales exponentes en este sentido quedan –en mi opinión– más que justificada por la llegada de la tecnología Warp Charge 30T. Sobre el papel, OnePlus dice que se trata de un sistema capaz de cargar el teléfono un 23% más rápido que el sistema Warp Charge 30 del OnePlus 7 Pro, gracias a una batería más eficiente a la hora de captar la energía. En la práctica, puedo asegurar que efectivamente es tan veloz como dicen, llegando a cargar de 0 a 100% en escasos 60 minutos, y de 25 a 70% en poco más de 20.

Pero la experiencia no solo es cosa de software y funciones. Algo tan básico como el diseño del teléfono puede marcar la diferencia al disfrutar, o no, utilizando el dispositivo. El 7T aprueba con nota en este sentido, a través de una estrategia que consiste en mantener la apariencia del OnePlus 7 en lo relativo a la parte frontal –con unos márgenes de pantalla algo más reducidos y un panel ligeramente más cuadrado–, pero modificando sustancialmente la trasera a través del nuevo y gigantesco módulo de cámara circular, que aporta una mayor simetría a costa de una apariencia no tan minimalista.

Lo que no cambia apenas es el tamaño, y me temo que quienes decidieran pasar del OnePlus 7 Pro por ser un teléfono exageradamente grande, también se verán obligados a mirar hacia otro lado en esta ocasión, si bien el nuevo formato de pantalla y una mayor ligereza hacen del OnePlus 7T un móvil más cómodo.

Su software

OnePlus 7T, pantalla

Lo que realmente hace que el OnePlus 7T prácticamente no tenga rival en términos de experiencia de usuario es su software. El nuevo modelo de la marca china es oficialmente el primer teléfono en llegar al mercado con Android 10 en su interior. Y cómo no, OnePlus complementa el software de Google con sus propios añadidos gracias a la versión 10 de OxygenOS.

De entre todas las novedades, es necesario destacar la solución de navegación por gestos utilizada por OnePlus. La marca ha adoptado el sistema nativo de Android 10, y lo ha mejorado a través de retoques como el consistente en desactivar el gesto “atrás” en el tercio superior de la pantalla, que facilita el acceso a los menús laterales de aquellas aplicaciones que lo incluyen.

OnePlus también ha mejorado un aspecto que lleva siendo rasgo característico de la marca desde sus inicios: la personalización. En OxygenOS 10, se introduce un nuevo panel de personalización integrado en los ajustes del sistema, que reúne todos los aspectos modificables de la interfaz como el tema, el color de acento, la fuente o el modo de pantalla ambiente.

Pero OxygenOS 10 no es un software perfecto –aún–. Dado que se trata de la primera versión basada en Android 10, era de esperar que apareciesen pequeños fallos. Y así ha sido. El brillo automático, por ejemplo, reduce la iluminación de la pantalla en exceso incluso en situaciones en las que no es necesario, y por si fuera poco un bug impide elegir manualmente el nivel de brillo que se desea utilizar a través del deslizador integrado en el panel de ajustes rápidos.

El acceso directo de rotación manual introducido a partir de Android 9, que aparece en la pantalla al cambiar la orientación del teléfono cuando la auto rotación está desactivada tampoco funciona como debería, pues en algunas ocasiones ni siquiera llega a mostrarse pese a girar el teléfono.

Por suerte, OnePlus es una marca fiable en lo relativo a actualizaciones, y es de esperar que estos fallos sean subsanados pronto. En ese sentido, conviene comentar que el OnePlus 7T cuenta con dos años de actualizaciones del sistema aseguradas, y un año extra de actualizaciones de seguridad.

Lo no tan bueno del OnePlus 7T

Fotografía

OnePlus 7T, camara

Es difícil ponerle pegas a un móvil que ofrece tanto por menos de 600 euros. Pero es innegable que el apartado fotográfico sigue siendo el gran reto para OnePlus, y a pesar de haber mejorado sustancialmente en los últimos dos años, sigue por detrás de los grandes jugadores de esta liga.

La cámara del OnePlus 7T, heredada del 7 Pro en su mayoría –de modo que os recomendamos echar un vistazo a su análisis, donde entramos más en detalle sobre el apartado técnico de este sistema fotográfico–, ofrece unos resultados excelentes cuando todas las condiciones están de nuestra parte, pero sufre en cuanto enfrentamos los sensores a una escena algo más compleja.

Fotografia con OnePlus 7T

Por suerte, el sistema fotográfico aporta la versatilidad necesaria gracias a sus tres lentes distintas, y aunque la calidad de las capturas no llegue al nivel de la de los mejores teléfonos del mercado, es una configuración divertida, conveniente y capaz.

Así son las cámaras del OnePlus 7T

OnePlus 7T, camaras

Pero entremos más de lleno en este apartado fotográfico. A grandes rasgos, es exactamente igual al que pudimos ver y probar a fondo en el OnePlus 7 Pro, de modo que los resultados no serán muy diferentes.

El sensor principal es un Sony IMX586 de 48 megapíxeles de resolución, con apertura f/1.65 y dotado de estabilizador óptico y electrónico, que cooperan junto al software de la cámara para habilitar el nuevo modo Super Estable al grabar vídeo. Junto a él se encuentra un Super Gran Angular de 16 megapíxeles –sin cambios en este sentido con respecto al 7 Pro–, y como principal novedad, un “Teleobjetivo” de 12 megapíxeles –en lugar de 8, como en el modelo anterior–, que ahora ofrece la posibilidad de capturar imágenes con zoom óptico de hasta dos aumentos.

Como principal novedad, encontramos un “Teleobjetivo” de 12 megapíxeles en lugar de 8, como en el 7 Pro.

Al utilizar la cámara principal, obtendremos imágenes de 12 megapíxeles gracias al concepto de Pixel Binning que se encarga de agrupar los píxeles de cuatro en cuatro para obtener capturas con más detalle y luminosidad. No faltan funciones y modos como el retrato –que ahora amplía su disponibilidad al sensor de 48 megapíxeles, y no solo al “tele”–, un modo “Pro” de lo más completo que permite ajustar los distintos parámetros de la cámara manualmente, grabación a cámara lenta –hasta 960 FPS a 720p, aunque esta opción no está disponible por el momento– y el modo paisaje nocturno renovado, que promete mejores capturas en escenas de baja luz.

No veremos cambios tampoco en su cámara frontal, pues se mantiene el mismo sensor Sony de 16 megapíxeles de los OnePlus 7 y 7 Pro, capaz de capturar retratos con efecto de fondo desenfocado o grabar vídeo a resolución Full HD.

Comportamiento de día, modo retrato y de noche

Fotografia con el OnePlus 7T

Como comentaba, de día y con buena luz los resultados con la cámara del OnePlus 7T son los esperados. El teléfono es capaz de generar imágenes repletas de detalle, contraste correcto, y en definitiva, fotografías generalmente agradables, cuyas diferencias con aquellas tomadas usando teléfonos sustancialmente más caros no serán demasiado apreciables de cara a los ojos menos expertos.

Las decisiones tomadas por OnePlus al afinar el procesado de las imágenes, eso sí, son cuestionables. La cámara tiene cierta tendencia a sobresaturar los colores, y es sobre todo notable en tonos como el rojo o el verde. Además, los rostros parecen seguir siendo uno de los principales enemigos del software que da vida a la cámara del nuevo teléfono de OnePlus, pues el suavizado de los rasgos faciales vuelve a ser un inconveniente, que se acentúa principalmente en las imágenes tomadas con modo retrato.

Del modo retrato es conveniente comentar que, a pesar de este defecto, el efecto de desenfoque es natural y el recorte preciso. Además, se agradece contar con la opción de poder elegir entre los sensores principal y “tele” para realizar las capturas.

Cuando cae la luz, el OnePlus 7T se defiende bien gracias al mayor tamaño y apertura del sensor principal, pudiendo capturar imágenes que como mínimo son usables, y que en el mejor de los casos pueden llegar a sorprender por la cantidad de detalle capturado y un balance de blancos bien equilibrado. No obstante, siempre será posible recurrir al modo Paisaje Nocturno, que puede salvarnos en más de una situación, incluso cuando ésta sea de oscuridad casi total –eso sí, no esperes maravillas al nivel de los Pixel, Huawei P30 Pro o iPhone 11 Pro–.

Pero si de día hace buenas fotos, el modo retrato es más que correcto y de noche se comporta bien, ¿dónde está el problema de la cámara del OnePlus 7 Pro?. Fácil: en su falta de consistencia.

A diferencia de lo que sucede con otros modelos de la competencia, tomar una buena foto con el OnePlus 7T puede llevar un tiempo y varios intentos hasta encontrar el “punto dulce” de la cámara y obtener la imagen perfecta. Y aunque tarde o temprano lo consigue, no hay que olvidar que la principal ventaja de los smartphones con respecto a las cámaras digitales y DSLR es su rapidez y conveniencia, pero si estos dos aspectos no están en armonía con el resto de capacidades, parte de la magia desaparece y la cámara no se puede considerar excelente. Salvando las distancias, este es uno de los inconvenientes que también criticamos de la cámara del Samsung Galaxy Note10+ en nuestro análisis.

Tomar una buena foto con el OnePlus 7T puede llevar un tiempo y varios intentos hasta encontrar el “punto dulce” de la cámara.

Y hablando de inconsistencias, hay que mencionar que el nuevo sensor “tele”, pese a ofrecer capturas de mayor calidad que en el caso del OnePlus 7 Pro gracias a su mayor resolución, satura en exceso los tonos por algún motivo, y las diferencias en cuanto a color a la hora de capturar una misma escena utilizando cualquier otro sensor del teléfono y el teleobjetivo son simplemente absurdas. Confiamos en que una actualización de software corrija este comportamiento tarde o temprano. Lo que me temo no se corregirá, es la falta de estabilizador óptico en este sensor, obliga a mantener un pulso de hierro a la hora de intentar capturar con precisión una imagen con un sujeto lejano.

No sucede lo mismo con el gran angular, que sigue siendo una de las joyas de este sistema fotográfico. Este sensor otorga a la cámara ese extra de versatilidad que tanto se agradece, sobre todo al ver que las capturas no palidecen demasiado en términos de color ni detalle con respecto al sensor principal.

Cámara delantera

De la cámara frontal no hay mucho más que decir que no se hablase ya en el análisis del OnePlus 7 Pro. De día, los selfies capturados preservan bien el detalle y, curiosamente, a diferencia de de la cámara trasera no suavizan tanto los rasgos de nuestra cara. Cuando cae la luz, el ruido comienza a abrirse paso y no será difícil ver el conocido como efecto acuarela en algunos de los sujetos de la imagen.

Grabación de vídeo

El principal cambio que introduce el OnePlus 7T en lo relativo a la grabación de vídeo es la posibilidad de capturar imagen utilizando el sensor Ultra Wide. Esta opción, eso sí, está disponible también en el OnePlus 7 Pro desde la actualización a Android 10.

La captura de vídeo utilizando este tercer sensor resulta conveniente en algunas situaciones, y los resultados son correctos. No obstante, los vídeos grabados con el Ultra Wide están limitados a resolución Full HD y no es posible utilizar el estabilizador óptico ni el modo Super Estable.

Hablando de esta “super estabilización”, sin duda es uno de los grandes puntos fuertes del teléfono a la hora de grabar vídeo. De nuevo, nos encontramos con un modo exclusivo de la grabación a 1080p y 30 FPS, pero lo cierto es que compensa perder resolución a cambio de reducir notablemente los movimientos y las vibraciones. No obstante, he de decir que esta modo causa alguna que otra distorsión en el centro de la imagen, que por lo que he podido probar no afecta al OnePlus 7 Pro.

OnePlus 7T: opinión y reflexiones finales de Andro4all

OnePlus 7T, destacada

Llegamos al final de este análisis con la conclusión de que este OnePlus 7T no es mucho más que un OnePlus 7 Pro con otro disfraz, que incluso aporta mejoras en términos de brillo máximo de pantalla, un mejor teleobjetivo o una carga rápida más veloz. Pero aún así, es un móvil más barato, de modo que debe esconder algún detalle que se nos haya pasado por alto, y que lo coloque por detrás del modelo presentado en mayo.

Pero, ¿y si no lo hay? A menos que consideres inconvenientes la carencia de pantalla curva o una resolución del panel inferior, me temo que a día de hoy, no existen motivos para elegir el OnePlus 7 Pro en lugar del nuevo 7T. Me temo que habrá que esperar a que llegue el nuevo OnePlus 7T Pro para ver qué aporta, y si realmente merece la pena el desembolso extra por la edición más premium.

Irónicamente, la cámara del OnePlus 7T es lo único que lo aleja de ser un móvil redondo

Por lo demás, el OnePlus 7T es una iteración más del fantástico trabajo que la marca lleva haciendo en estos últimos años. Un teléfono potente, bonito –el acabado Glacier Blue es aún mejor que el Nebula Blue del 7 Pro– y con una pantalla que lo desmarca de todos los demás, hacen de este 7T uno de los mejores móviles de 2019, y sin duda el modelo más recomendable en la franja de los 600 euros. Claro que también arrastra las desventajas de los modelos anteriores como la falta de carga inalámbrica o certificación IP, pero sobre todo un apartado fotográfico cuya falta de consistencia no lo permite entrar en el top de fotografía del mercado telefónico. Irónicamente, su cámara es lo único que lo aleja de ser un móvil redondo.

Precio y dónde comprar el OnePlus 7T

OnePlus 7T y fundas

OnePlus anunciaba la fecha de lanzamiento del dispositivo en el evento celebrado en Londres el 10 de octubre. Se podrá comprar desde el día 17 de octubre a través de la página web oficial de la marca.

En Estados Unidos el precio del terminal es de 599 dólares para el modelo con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, su única configuración disponible. OnePlus ha decidido no variar esta cifra, y todos aquellos que decidan comprarlo en Europa, tendrán que pagar 599 euros.

OnePlus 7T, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el OnePlus 7T?
A favor
  • La mejor pantalla en un móvil de su categoría. Los 90Hz marcan la diferencia.
  • Uno de los móviles más rápidos y potentes del mercado.
  • La carga rápida ultraveloz eclipsa la falta de carga inalámbrica
  • El primer móvil con Android 10, sumado a todas las ventajas de OxygenOS.
  • Apartado fotográfico versátil.
En contra
  • Falta de consistencia en el apartado fotográfico.
  • Más pequeño y ligero que el OnePlus 7 Pro, pero aún así un teléfono muy grande.
Conclusiones Ya no necesitas un OnePlus 7 Pro para tener el mejor móvil de OnePlus. Con el 7T, la marca china se saca de la manga un teléfono extremadamente equilibrado, que hereda todo lo bueno del 7 Pro y mejora aspectos como el zoom óptico de la cámara, el brillo de la pantalla o la tecnología de carga rápida. Todo ello por un precio más bajo, y sin trucos de por medio.
Puntuación

9.2OnePlus 7T

Ya no necesitas un “Pro” para tener lo mejor

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis de móviles, OnePlus 7T, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion