He intentado usar un Android como móvil principal pero Apple no me ha dejado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

iPhone 11 azul

Quiero comenzar poniendo en conocimiento que tal vez este sea uno de los artículos más polémicos y personales que voy a escribir en Andro4all, siendo consciente de la que me va a caer en los comentarios… Desde que allá por 2011 descubriera Android gracias a un Samsung Galaxy SCL –el primo tonto del mítico Galaxy S–, mi amor por la tecnología y en especial por Android no ha parado de crecer con el paso del tiempo.

Por mi mano han pasado muchos teléfonos y tablets Android, así como otros productos de Google como los Chromebooks, derivando que en la actualidad no solo escriba en un medio digital como es Andro4all, sino también presentando el Podcast de Conectando, al cuál por cierto os recomiendo que os suscribáis.

Pero no os voy a engañar, hace un par de años quise cambiar de aires y decidí probar con la competencia. Tras adquirir un iPhone y después de un pequeño periodo de transición, comprobé que iOS se adaptaba a todas mis necesidades. Era un sistema operativo que funcionaba perfectamente sin necesidad de ajustar nada, era muy estable y la App Store rebosaba calidad por los cuatro costados. En definitiva: tan solo tardé un par de semanas en dejar de echar menos a nuestro querido robot verde.

Después iPhone llegó evidentemente el iPad, una herramienta que prácticamente no tiene competencia salvo alguna excepción como la Samsung Galaxy Tab S6. Después llegaron otros productos como los AirPods, el Apple Watch e incluso un MacBook. ¿Me había convertido en un fanboy de Apple? ¿Me había atrapado Apple en su ecosistema? Yo pensaba que no pero…

Una vez que entras… ¡qué difícil es salir!

ipad pro teclado

Mi móvil personal a día de hoy es el iPhone XR aunque eso no significa que cuando se hace un análisis de dispositivos Android no los pruebe en profundidad. Si bien durante las pruebas con el ASUS ROG Phone II –cuyo análisis saldrá en unos días– y a la vista de lo mucho que me estaba gustando el terminal, decidí utilizarlo exclusivamente como mi único smartphone personal por el tiempo que me lo habían cedido. Es decir, agarré el teléfono de Apple, lo metí en su caja y lo guarde en el cajón.

Por supuesto esto tuvo muchas consecuencias. En primer lugar y la más evidente, la relacionada con el Apple Watch. Ya que este dispositivo no es compatible con teléfonos Android y a la vista de que no iba a usarlo, decidí prescindir de él. Pues eso hice, agarré el reloj, lo guarde en su caja y lo dejé junto con el iPhone. Ya iban dos dispositivos de Apple apartados de mi vida.

¿Y qué pasa con el resto? Los AirPods por suerte funcionaban con el ASUS. Se perdían ciertas funcionalidades sobre todo las relacionadas con Siri, pero nada grave. Android como es evidente no consigue sacar provecho el 100% de los auriculares de Apple, pero estos lograban hacer su principal función, actuar como auriculares inalámbricos. Lo mismo con el iPad y con el MacBook, ambos productos pueden actuar independientemente del teléfono que se tenga. Entonces, ¿por qué tenía esa sensación de que me faltaba algo?

Apple, a rebufo de los fabricantes Android: estas son sus "grandes novedades" para 2019

El ASUS ROG Phone 2 era –y es– un teléfono mejor que el iPhone XR pero algo no me terminaba de encajar. Mientras trabaja notaba que fallaba algo, una especie de vacío en mi interior. Cada vez que recibía una notificación echaba el ojo a mi muñeca en la que solo encontraba un precioso reloj analógico de la marca Lotus y no mi Apple Watch, y no mencionemos el hecho de que si quería consultar desde mi smartphone algún documento guardado en el ordenador o en la tablet no podía… porque lo tenía guardado en iCloud. Me había acostumbrado tanto al iPhone que ahora la sensación era que al dejar de usarlo, el resto de mi equipo de trabajo estaba cojo.

Y efectivamente, al final lo comprendí todo. iOS no es mejor sistema operativo que Android y el iPhone no es mejor móvil que cualquier gama alta de Android. Pero como siempre se ha dicho, la unión hace la fuerza y en eso Apple es la número uno.

Me había acostumbrado tanto al iPhone que ahora la sensación era que al dejar de usarlo, el resto de mi equipo de trabajo estaba cojo

Apple ha creado un ecosistema que una vez que lo pruebas es muy difícil salir. La sincronización entre cada uno de sus productos es brutal y todos funcionan tan bien que una vez que pruebas Apple, no es que sea imposible abandonarlo, es que no existe ninguna razón de peso para ello.

AirPods

El éxito de los de Cupertino no solo radica en que fabrican productos de calidad excelente, porque eso también lo hacen el resto de las cientos de empresas tecnológicas que existen, sino en ofrecer a los consumidores un ecosistema fácil de usar y que resulte cómodo para el consumidor hasta el punto de que no quiera abandonarlo, incluso aunque la competencia saque mejores artículos al mercado.

En definitiva, me encanta Android, me encantan los smartphones y me encanta la tecnología. Pero salvo que mis productos Apple se rompan de un día para otro o Google “invente” un ecosistema alrededor de Android que se acerque a lo ofrecido por los chicos de la manzana mordida, me sigo viendo haciendo uso de dispositivos Apple por lo menos un tiempo más.

Resumen para vagos: los de Cupertino me tienen secuestrado, ¿alguien me ayuda?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en AirPods, Apple, Apple iPad, Apple iPhone, ASUS ROG Phone 2, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion