Realme X2 Pro, análisis: la gran revelación de 2019 conquista por su relación hardware-precio

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Realme X2 Pro en color azul

Realme. Pronunciado rialmi. Ve familiarizándote con este nombre, pues mucho me temo que lo vas a escuchar/leer con bastante frecuencia a partir de ahora. Y no es para menos. Pese a ser relativamente joven, la compañía ya nos demostró ser capaz de hacerse un hueco en un segmento tan difícil como el de la gama media, donde su Realme 5 Pro, que pudimos analizar en Andro4all, fue capaz de demostrar su valía frente a rivales del nivel del Redmi Note 8 Pro.

Pero no solo de gama media pretende vivir Realme. La filial de OPPO presentaba, no mucho tiempo atrás, el Realme X2 Pro, su móvil más ambicioso hasta la fecha, y el modelo encargado de despertar el interés de más de uno por esta –no tan– desconocida firma de origen chino.

Ahora, este modelo pasa por nuestra mesa de pruebas. Un teléfono que, pese a combinar algunas de las prestaciones más punteras que hayamos visto en el mercado telefónico, como un procesador Qualcomm Snapdragon 855+, pantalla a 90 Hz o una carga rápida ultraveloz, aterriza en el mercado a un precio que parte desde los 399 euros.

Índice de contenidos:

Realme X2 Pro: ficha técnica de características y especificaciones

Realme X2 Pro
Especificaciones
Dimensiones161 x 75,7 x 8,7 mm
199 gramos de peso
PantallaSuper AMOLED de 6,5 pulgadas
Cristal Gorilla Glass 5
Tasa de refresco de 90 Hz
ResoluciónFull HD+ (2400 x 1080 píxeles)
ProcesadorQualcomm Snapdragon 855+
RAM6/8/12 GB
Sistema operativoColorOS 6.1 basado en Android 9
Almacenamiento64 GB UFS 2.1/128/256 GB UFS 3.0
CámarasTrasera: principal de 64 MP f/1.8 + Gran angular de 8 MP f/2.2 + Telefoto de 13 MP f/2.5 con zoom híbrido 5X + lente retrato 2 MP
Frontal: 16 MP
Batería4.000 mAh con carga rápida SuperVOOC de 50W
OtrosLector de huellas óptico en pantalla, USB Tipo C, NFC, conector para auriculares de 3,5 mm
Precio de salidaDesde 399 euros

Lo mejor del Realme X2 Pro

Relación Hardware / Precio

Realme X2 Pro, trasera azul

Antes de hablar de experiencia, hablemos de números.

El Redmi K20 Pro de Xiaomi dejó muy alto el listón en lo relativo a ofrecer un hardware extremadamente puntero a un precio absurdamente reducido. Siguiendo ese mismo camino, Realme decidió doblar la apuesta con este X2 Pro.

El repertorio de especificaciones del Realme X2 Pro, principalmente en el modelo más puntero, que es precisamente el que ha pasado por nuestras manos, es simplemente impresionante. Al Snapdragon 855+ lo acompañan nada menos que 12 GB de memoria RAM y 128 o 256 GB de almacenamiento UFS 3.0.

Mención aparte merece la pantalla, un panel AMOLED con 6,5 pulgadas de diagonal, resolución Full HD+ y tasa de refresco de 90 Hz. Estos rasgos lo sitúan, al menos sobre el papel, a la altura de paneles como el del OnePlus 7T –modelo con el que mucho me temo, este terminal comparte más de un parentesco– o del Google Pixel 4 XL.

La lista continúa, y los números siguen creciendo. Un sistema de cuatro cámaras lidera su parte trasera, con una resolución de 64 megapíxeles en su sensor principal. Tampoco anda corto de batería, gracias a sus 4.000 mAh de capacidad y un sistema de carga rápida de 50 W.

Realme X2 Pro en la mano, trasera

Y ya que hablamos de números, quitémonos del medio el aspecto del dispositivo que, muy probablemente, te ha llevado a leer estas líneas: sí, el Realme X2 Pro cuesta 399 euros… pero si tu intención es gastarte menos de 400 euros, debes saber que en ese caso perderás ventajas como la memoria UFS 3.0 de alta capacidad –si es que consideramos que los 64 GB de la versión inferior no lo son– o la mayor cantidad de memoria RAM.

Independientemente de estos peros, el hecho de que el teléfono que he podido probar a lo largo de algo más de una semana cueste tan solo 499 euros es simplemente ridículo, y aún así mucho me temo que la gran mayoría de mortales tendrá más que suficiente con una de las dos versiones “menos potentes” –por llamarlas de algún modo– de este X2 Pro.

Rendimiento

Realme X2 Pro, parte trasera azul

Conociendo ya la lista de especificaciones del X2 Pro, no sorprenderá a nadie que el segundo aspecto positivo a destacar de este teléfono sea el de su desempeño. El Snapdragon 855+ genera un rendimiento a la altura del de los teléfonos más potentes del año, y no hay absolutamente nada que se resista a los 7 nanómetros, 8 núcleos y hasta 2,9 GHz de este motor firmado por Qualcomm.

Tampoco esperes problemas a la hora de resumir aplicaciones almacenadas en memoria, y su bateríaa de 4.000 mAh lo permite atravesar el día de uso con creces, incluso dejando algo de jugo que exprimir durante la próxima jornada. Durante estos días utilizando el terminal, las cifras se han movido entorno a 6-7 horas de pantalla encendida cargando el terminal por la mañana, y llegando al 0% en torno a las 10-11 de la mañana del día siguiente.

No obstante, incluso un uso extremo que no te permita llegar al final del día no será un problema para este Realme gracias a su sistema de carga rápida, simplemente ridículo al ser capaz de recargar su capacidad por completo en cerca de 40 minutos.

Diseño y pantalla

Realme en color azul

Como el 95% –cifra totalmente inventada- pero no me sorprendería si fuera exacta– de los móviles de gama alta de 2019, el Realme X2 Pro está construido en vidrio, con bordes de aluminio que rodean su chasis. Y como en el resto de terminales que hacen uso de estos materiales de fabricación, el aspecto cuidado y la sensación premium a la mano están asegurados… a costa de una fragilidad que conviene tener en cuenta. Sobre esto, eso sí, conviene decir que Realme incluye una funda protectora transparente junto a su teléfono de 399 euros, algo de lo que algunos fabricantes de móviles cientos de euros más caros no pueden presumir.

La pronunciada curvatura de la parte trasera de cristal Gorilla Glass 5 del teléfono, y sus bordes redondeados, hacen que el Realme X2 Pro sea un móvil, aunque pesado, cómodo de utilizar a menos que tus manos sean pequeñas, o que tu intención sea llegar a las esquinas superiores usando una sola mano. También ayuda el hecho de que su trasera sea brillante, y no resbale tanto como sí lo hacen los vidrios con acabado mate de otros modelos.

Aún así, Realme ha hecho un buen trabajo reduciendo el tamaño de los márgenes que rodean el panel, y tan solo el marco inferior ocupa un espacio más o menos considerable. Mientras tanto, su parte superior la lidera un pequeño notch en forma de gota de agua que, como en otros modelos, en ningún momento se antoja molesto ni llega a distraer –aunque tampoco creo que sea necesario comentarlo a estas alturas–.

Más allá de eso, no hay mucho más que decir sobre el diseño del Realme X2 Pro. A diferencia de lo que sucede con su competidor más directo el Mi 9T Pro de Xiaomi, lo mejor de Realme apuesta por un diseño sobrio, pero agradable, sin alardes técnicos ni intentos desesperados de esconder sensores del teléfono para conseguir un mayor espacio. En su lugar, Realme opta por diferenciar su diseño por unos llamativos colores azul y blanco, que aún así se alejan de los degradados estridentes de otros modelos de la competencia.

Donde Realme sí se ha atrevido a progresar, y de manera notable, es en lo relativo a la pantalla del teléfono. Actualmente, el X2 Pro es el móvil con pantalla de 90 Hz más barato del mercado, y solo por eso su panel AMOLED de 6,6 pulgadas se merece un hueco en esta parte del análisis.

A la ya endiablada velocidad del Realme, se suma la extrema fluidez que aportan estos 90 Hz de su pantalla, y que hacen que utilizar el dispositivo se convierta en una experiencia extremadamente suave. Una que hasta ahora solo podíamos percibir en móviles considerablemente más caros.

Tampoco puedo olvidarme de uno de los secretos que esconde su pantalla: el lector de huellas dactilares. Como el de sus primos hermanos los modelos de las series OPPO Reno o OnePlus 7, el lector de huellas en pantalla de este X2 Pro es uno de los más rápidos y precisos de su categoría, sin llegar aún al nivel de los lectores capacitivos más rápidos, pero sí por encima de los lectores ultrasónicos utilizados por firmas como Samsung en los Galaxy S10 y Galaxy Note10.

Lo peor del Realme X2 Pro

ColorOS

Software y pantalla del Realme X2 Pro

A pesar de costar 100 euros más, veo una razón por la que el OnePlus 7T puede ser, para más de uno, un móvil mucho más atractivo que este X2 Pro: su software. Lo dije en mi análisis de los OPPO Reno y OPPO Reno 10x, y mi compañero Miguel lo reiteró en su review del Reno2: ColorOS no es un software digno de estar incluido en teléfonos tan buenos, y deseo con ansia que llegue el día en que OPPO y Realme logren llevar una versión de Android mucho más limpia a sus móviles.

El primer problema lo encontramos en el hecho de que, un móvil lanzado a finales de 2019, cuente con Android 9 Pie cuando la mayoría de fabricantes ya trabajan en actualizar sus móviles de referencia a Android 10. Con suerte, la actualización llegará al dispositivo en algún punto de esta recta final del año, o principios de 2020. Sea como fuera, Android 10 hubiera sido otro punto más a favor de un móvil al que, de otro modo, sería muy difícil encontrar pegas.

Pero muy a mi pesar, eso no es todo. Aunque ColorOS 6.1 funciona rápido, y a diferencia del OPPO Reno que pude analizar a mediados de año, algunas de las aplicaciones preinstalada desaparecen para dar paso a un cajón de aplicaciones algo menos recargado de “utilidades” preinstaladas por Realme, sigue existiendo bloatware precargado, entre el que podemos encontrar apps del estilo de Opera, Aqua Mail o Facebook. Además, seguimos contando con aplicaciones duplicadas de todo tipo, una apariencia demasiado enfocada al público oriental y menús de opciones y ajustes confusos.

También he de mencionar otros detalles que hacen que la experiencia con este software no sea todo lo coherente o agradable que debería. A modo de ejemplos, el modo de pantalla siempre encendida resulta más bien inútil al no mostrar las notificaciones, y el funcionamiento de éstas es algo errático en determinadas aplicaciones, me temo que debido a los distintos sistemas de “optimización” integrados por Realme.

En ese sentido, además, vuelven a estar presentes las clásicas herramientas de limpieza, antivirus y demás parafernalia que, por algún motivo que no llego a comprender, otorgan al funcionamiento del teléfono una puntuación entre 0 y 100 sin explicar en qué se basan estas cifras exactamente.

En definitiva, ColorOS es, en mi opinión, un software que sigue sin estar listo para conquistar al público occidental, por mucho que lo haya logrado en las regiones en las que OPPO se sitúa entre los principales líderes del mercado. Confío en que ColorOS 7, la nueva versión de este sistema operativo basado en Android 10 introduzca los cambios que algunos llevamos esperando desde hace tiempo.

Su pantalla (de nuevo)

Realme X2 Pro, pantalla

Por mucho que fabricantes como Realme o Xiaomi se esfuercen en ello, es extremadamente difícil, por no decir imposible crear un teléfono de gama alta asequible que no llegue con algún tipo de compromiso en forma de recorte en uno o varios de sus apartados. Y me temo que en el caso del X2 Pro de Realme uno de ellos es la pantalla.

Si bien el panel ofrece unos niveles de brillo más que correctos, buenos ángulos de visión y unos colores vivos, encontramos una calibración poco precisa en cualquiera de los modos de color disponibles, debido en parte a una temperatura de color demasiado fría. Afortunadamente, la posibilidad de modificar el balance de blancos desde los ajustes de pantalla permite subsanar en parte este inconveniente.

Problemas de pantalla del Realme X2 Pro

Lo que me temo que no es del todo corregible son las inconsistencias de iluminación de su pantalla, notable sobre todo cuando el brillo se sitúa por debajo del 20-25% y en entornos oscuros. Si bien es probable que este problema no vaya a afectar a todas las unidades del dispositivo, sí es necesario mencionar que, en nuestro caso, el terminal no ofrece una iluminación uniforme a lo largo de todo el panel, lo cual denota que la pantalla del terminal se encuentra por debajo de la de otros modelos en lo relativo a calidad. A modo de curiosidad, y de nuevo como demostración de los parecidos entre este modelo y el OnePlus 7T, conviene recordar que este es el mismo problema que nos encontramos en nuestra prueba al último terminal de OnePlus.

Así son las cámaras del Realme X2 Pro

Camara del Realme X2 Pro

A un móvil de este calibre no le podía faltar un apartado fotográfico a la altura. Para Realme, los 48 megapíxeles ya pasaron de moda y la compañía decide subir la apuesta con un sensor principal Super Bright de 64 megapíxeles firmado por Samsung, con apertura f/1.8, al que acompañan otros tres sensores distintos: un “super gran angular2 de 8 megapíxeles, un “telefoto” de 13 con zoom híbrido de 5 aumentos, y digital de hasta 20; y por último una cámara de profundidad de 2 megapíxeles. En el frontal, una sola cámara ocupa el pequeño “notch”, con una resolución de 16 megapíxeles.

Viendo este conjunto de sensores, está claro que la gran baza del Realme X2 Pro en este sentido es su versatilidad fotográfica. Contamos con sensores para prácticamente cualquier situación, y por supuesto, con modos que permiten sacar partido a cada una de las cámaras.

Su app de cámara, muy similar a la que vimos en los modelos de la serie Reno –con una interfaz, a mi gusto, algo recargada– ofrece todas las funciones que podríamos necesitar. En la parte superior se incluyen los ajustes rápidos para activar o desactivar el flash, el HDR automátioco, el modo gran angular, los filtros artísticos o el modo que Realme llama “potenciación cromática”, que a grandes rasgos se encarga de saturar los colores primarios al máximo para generar capturas más llamativas –si bien menos fieles a la realidad–.

También se incluyen otras funciones como el modo retrato, un modo “ultra 64 MP” con el que capturar imágenes a la mayor resolución posible que ofrece la cámara principal, un “paisaje nocturno”, además de los modos panorámica, profesional, Time Lapse, cámara lenta y ultra macro. Tampoco falta la detección automática de escenas, que modificará los parámetros de la cámara dependiendo de la situación que se pretende capturar.

Comportamiento de día, modo retrato y de noche

La sensación que percibo al usar la cámara de este Realme X2 Pro es similar a la que pude experimentar con sus familiares de la serie OPPO Reno, y eso es sin duda algo muy bueno. Teniendo en cuenta la situación del terreno de la fotografía móvil dentro de este segmento de precio, es de agradecer que Realme opte por un procesado que apuesta por el realismo y la obtención del mayor nivel de detalle posible, sin dejar de lado una estética colorida y vistosa.

Lógicamente, la cámara principal de 64 megapíxeles es la que ofrece un mejor resultado. Destaca sobre todo el buen trabajo al enfrentar la cámara a escenas con un alto rango dinámico, en las que es capaz de preservar en gran medida el detalle de las sombras, y sin llegar a quemar las partes de la imagen más iluminadas.

También llama la atención la buena estabilización de la lente “telefoto” de 5 aumentos, algo esencial cuando se desean capturar escenas lejanas evitando que el sujeto a fotografíar aparezca borroso. La diferencia en cuanto a vibraciones y movimientos es muy notable, sobre todo, al pasar del zoom de dos aumentos al de cinco. Además, ésta es, en mi opinión, la cámara más divertida de utilizar gracias a la posibilidad de capturar una perspectiva algo distinta de las escenas, si bien se pierde bastante calidad de imagen por el camino.

Lamentablemente, no puedo decir lo mismo del “super gran angular”, que con sus 8 megapíxeles se queda algo corto en términos de captura de detalle, además de generar unos colores no tan cercanos a la realidad como el resto de cámaras.

También merece la pena detenerse en el modo retrato, que ofrece un muy buen funcionamiento en términos de recorte del sujeto y suavidad del desenfoque. Además, se ofrece la posibilidad de modificar el efecto bokeh antes de capturar la imagen.

Por otro lado, comentar que las capturas nocturnas son, probablemente, el mayor punto débil de este sistema fotográfico. No obstante, incluso con poca luz el dispositivo es capaz de defenderse bien, y el modo paisaje nocturno nos echará una mano en aquellas situaciones en las que la iluminación brille por su ausencia.

Finalmente, es necesario tener en cuenta que si tu principal prioridad a la hora de comprar un móvil nuevo es su calidad a la hora de capturar vídeo, me temo que el X2 Pro podría no ser para ti… claro que tampoco hay muchos modelos que lo hagan mejor por menos de 500 euros. Por lo general, los vídeos grabados con el Realme X2 Pro son correctos en términos de interepretación de color y captura de audio, y no tanto en cuanto a estabilización.

Galería de fotos con el Realme X2 Pro

Cámara frontal

Retrato frontal, Realme X2 Pro

También son buenos los resultados obtenidos con la cámara delantera de 16 megapíxeles. A diferencia de otras firmas asiáticas, Realme no abusa del suavizado de rostros y preserva un buen nivel de detalle en lo relativo a los rasgos faciales. Sin embargo, el desempeño del modo retrato con este sensor no llega al nivel del de la cámara trasera, quizá por la falta de un sensor dedicado a capturar información e profundidad.

Realme X2 Pro: opinión y reflexiones finales de Andro4all

Realme X2 Pro, parte trasera y lateral

Como Redmi, Realme dio sus primeros pasos en el terreno de la gama media y baja. Y también como Redmi, su irrupción en el segmento premium no podía haber sido mejor. El Realme X2 Pro es, sin duda alguna, el móvil con la mejor relación hardware / precio de 2019, y es que ningún otro terminal puede ofrecer tanto por menos de 500 euros. Ni siquiera el propio Mi 9T Pro.

Más allá de su procesador, apartado fotográfico o autonomía, detalles como la tecnología UFS 3.0 de su memoria, los 90 Hz de su pantalla y el sistema de carga de 50W realmente marcan la diferencia frente a otros competidores dentro del rango de los 400-500 euros, y hacen de este X2 Pro el teléfono más completo que se puede comprar por ese precio.

Claro que no todo es perfecto. La experiencia que ofrece su software no es tan coherente ni intuitiva como la que ofrecen otros sistemas del estilo de OxygenOS, o incluso MIUI. Además, la pantalla peca de ciertos inconvenientes en términos de calidad y calibración, y las cámaras “tele” y “ultra wide” no ofrecen un resultado tan remarcable como el sensor principal de 64 megapíxeles.

En definitiva, si lo que buscas es el móvil con la ficha técnica más abultada posible, pero no quieres gastar demasiado, debes saber que muy pocos teléfonos actuales pueden plantar cara al X2 Pro, y si sus –pocos– inconvenientes no suponen un problema para ti, el nuevo modelo estrella de Realme debería estar en la primera posición de tu lista de candidatos.

Precio y dónde comprar el Realme X2 Pro

El Realme X2 Pro se encuentra disponible para su reserva en España desde el día 4 de noviembre, a un precio de partida de 399 euros para el modelo con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento UFS 2.1, que ascienden hasta 449 euros para el modelo con 8 GB de RAM y el doble de almacenamiento, y que finalmente llegan a los 499 euros de la versión protagonista de este análisis, con 12 GB de RAM y 256 GB de memoria interna UFS 3.0. Es posible comprar el dispositivo tanto en la página web oficial de Realme como en los principales comercios habituales, entre ellos Amazon.

Realme X2 Pro, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Realme X2 Pro?
A favor
  • Rendimiento: uno de los móviles con mejor desempeño del mercado
  • Buena autonomía y carga rápida ultraveloz
  • Sistema fotográfico versátil que ofrece resultados de muy buena calidad
  • Audio: los altavoces estéreo ofrecen una calidad de audio por encima de sus rivales, y contamos con jack de 3,5 mm
  • La mejor relación hardware / precio vista en un móvil en 2019
En contra
  • Software: ColorOS 6.1 sigue siendo un software recargado y no tan atractivo como otras alternativas
  • Inconsistencias en la iluminación de la pantalla
  • Las fotos hechas con las cámaras adicionales no llegan al nivel de calidad del sensor principal
Conclusiones Lograr adentrarse con éxito en un nuevo segmento no es fácil, menos aún cuando eres una compañía relativamente joven. Pese a ello, Realme demuestra que en el difícil segmento de la gama alta asequible aún quedaba hueco para “algo” más. Y ese “algo” no es otro que el X2 Pro, el móvil con la mejor relación hadrware / precio de todo 2019.
Puntuación

8.7Realme X2 Pro

El móvil que marca el inicio de algo muy grande.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis de móviles, Opinión, Realme X2 Pro
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion