Análisis del Samsung Galaxy A71: ¿todavía hay sitio para la gama media?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Galaxy A71 en la mano frente a un astillero

Lanzado al mercado a finales del año pasado, el Samsung Galaxy A71 es, junto a su hermano pequeño, el Samsung Galaxy A51 una de las apuestas más firmes de Samsung por dominar el difícil micro-universo de la gama media a lo largo de este 2020.

Desde que el año pasado Samsung anunciara la desaparición de su archiconocida serie J, la compañía ha centrado sus esfuerzos en clarificar su catálogo de dispositivos, ahora centrado en tres series principales y algunos “extras”: la serie M, dirigida a un público menos exigente y compuesta por móviles de entre 150 y 250 euros; la serie A, que actualmente experimenta una “xiaomización” con una decena de dispositivos que van desde los 150 a los 450 euros; la serie S, recién actualizada con “las joyas de la corona”, los Galaxy S20; y por último, su segmento más premium copado por los Samsung Galaxy Note, el Samsung Galaxy Fold y el recién estrenado Samsung Galaxy Z Flip.

Con todo este carrusel de móviles Samsung sobre la mesa, ¿dónde se ubica el Samsung Galaxy A71 dentro del catálogo de Samsung? Aquí hay dos claves fundamentales a tener en cuenta. Por un lado, el Samsung Galaxy A71 es la evolución natural del Samsung Galaxy A70, y por otro, se situaría en lo más alto de la serie A, siendo, en teoría, la opción más completa (y cara) de Samsung sin llegar a dar el salto a la serie S, más o menos, entre el Samsung Galaxy A80 y el Samsung Galaxy S10 Lite. Dicho esto, vamos a analizar, punto por punto, cómo ha sido esa renovación desde el A70 y cómo se comporta el nuevo A71, ¿merece su puesto en lo más alto de la gama media de Samsung?

Samsung Galaxy A70 colores

Índice de contenidos:

  • Ficha técnica del Samsung Galaxy A71
  • ¿Qué ha cambiado respecto al Samsung Galaxy A70?
  • Lo mejor del Samsung Galaxy A71
  • Lo no tan bueno del Samsung Galaxy A71
  • Así son las cámaras del Samsung Galaxy A71
  • Samsung Galaxy A71: conclusiones y opinión
  • Precio del Samsung Galaxy A71 y dónde comprarlo
  • Samsung Galaxy A71: ficha técnica de características y especificaciones

    Samsung Galaxy A71
    Especificaciones
    Dimensiones163.6 x 76 x 7.7 mm
    Peso179 gramos
    PantallaSuper AMOLED Plus de 6,7 pulgadas, resolución Full HD+
    ProcesadorSnapdragon 730 Octa-Core (2,2GHz, 1,8GHz)
    RAM6 GB
    Sistema operativoOne UI 2.0 sobre Android 10
    Almacenamiento128 GB ampliables hasta 512 GB mediante tarjeta microSD
    CámarasCuádruple cámara principal de 64 MP (F1.8) + 12 MP (F2.2) + 5 MP (F2.2) + 5 MP (F2.4); Cámara frontal de 32 MP (F2.2)
    Batería4.500 mAh con carga rápida de 25W
    OtrosDual SIM, sensor de huellas en pantalla, USB-C, jack 3.5mm de auriculares, NFC
    Fecha de salida3 de febrero de 2020
    Precio oficial469 euros

    ¿Qué ha cambiado respecto al Samsung Galaxy A70?

    Aunque entre el Samsung Galaxy A70 y el Galaxy A71 no hay ni 10 meses de diferencia, sobre el papel hay un pequeño salto en algunas especificaciones que merece la pena comentar. Sobre la necesidad o no de renovación del “antiguo” Galaxy A70, hay que tener en cuenta que, actualmente, el modelo nuevo (el A71) se encuentra en Amazon por apenas 30 euros más que su antecesor. Por eso mismo, no es de extrañar que el A70 haya desaparecido del catálogo oficial de Samsung, una compra, que en pleno 2020 y con el A71 en el mercado, no tendría demasiado sentido. Nos encontramos ante una actualización forzosa, en lo que parece, sobre todo, un intento de Samsung por armonizar la primera línea de batalla de sus móviles más populares.

    Sobre el salto en las especificaciones que comentábamos, a grosso modo destacamos sobre todo la sustitución del notch de gota de agua por el ahora más común agujero en pantalla (esta vez situado en el centro y no en una esquina), un mejor procesador (pasamos de un Snapdragon 675 al Snapdragon 730, como el del Xiaomi Mi 9T o el OPPO Reno 2), un pelín más de memoria RAM y, un avance generoso en el campo de las cámaras (pasamos de una cámara triple a una cámara cuádruple, mientras que los megapíxeles de la cámara principal crecen desde los 32 hasta los 64).

    Samsung Galaxy A70 cámaras

    En general, el Samsung Galaxy A71 aporta más una pequeña renovación del hardware del A70 que un auténtico salto evolutivo. Por lo demás, elementos como la pantalla, la batería, la conectividad o incluso las dimensiones apenas han experimentado cambio alguno. Y es que, más allá del agujero en pantalla y el nuevo módulo de cámara, parece que estamos simplemente ante una modernización de uno de los gama media más sólidos de Samsung: un movimiento simple para asentar, todavía más, la posición de Samsung en ese segmento del mercado, homogeneizando de alguna manera el diseño de sus móviles más caros, todos ellos equipados con el nuevo Infinity-O Display.

    Lo mejor del Samsung Galaxy A71

    Diseño: estilo premium y comodidad por no demasiado dinero

    El Samsung Galaxy A71 mantiene las pautas de diseño inauguradas por el Samsung Galaxy Note10 unos meses antes, del cual rescata un frontal más llamativo de lo habitual con un panel de bordes curvos y la cámara delantera ubicada en el centro, mediante el ya habitual agujero en pantalla. Eso sí, no se trata de una decisión exclusiva, ya que prácticamente todos los lanzamientos de Samsung ubicados entre la gama media-alta y la gama alta de este 2020 optan por esa solución, por lo que el “efecto wow” inicial del Galaxy A71 se diluye ligeramente: ya no tienes un gama media espectacular con soluciones de gama premium sino un dispositivo de Samsung más.

    Aún con todo, en su diseño podemos encontrar ciertos toques más premium, como un amplio módulo de cámaras rectangular que [nos recuerda sobremanera a los presentados hace poco en toda la serie de los Samsung Galaxy S20, pero que sin embargo, no terminan de estar del todo definidos ya que Samsung remata la faena con una trasera de plástico de aspecto y tacto endeble (se raya con facilidad), eso sí, muy atractiva gracias al efecto que provoca la luz al incidir sobre ella. Un efecto que surge del acabado brillante que Samsung ofrece hasta en 4 colores diferentes: negro, azul turquesa, rosa oro y blanco, este último, el modelo aquí analizado.

    Samsung Galaxy A71 sobre una mesa de madera

    Dejando a un lado los sentimientos encontrados con esa trasera “plasticosa”, el Samsung Galaxy A71 cuenta con cierto estilo premium por el que, por fortuna, no se paga un precio demasiado excesivo (recordemos que el terminal ronda los 400 euros). Añadir también, que incorpora puerto de auriculares de 3,5mm y USB-C en la parte inferior y botones metálicos en el lateral, todo ello acorde con las líneas elegantes de un diseño más propio de un gama alta que de un móvil ubicado en la zona media.

    Por lo demás, el Samsung Galaxy A71 tiene un tamaño sencillamente perfecto. Es un móvil que entra por la vista y, sorprende para bien gracias a su reducido grosor de apenas 7,7 milímetros. A mayores, gracias a sus bordes curvados y a que su peso es ligero (179 gramos) y está bien distribuido, el terminal crea un efecto “afilado” al sujetarlo en la mano, creando una especie de ilusión en el tacto de que nos encontramos ante un móvil verdaderamente fino. Además, para el tamaño que tiene (16,4 centímetros de alto y 7,6 centímetros de ancho), el panel ocupa cerca del 88% del frontal: en resumen, es un móvil grande, cómodo y “con pantallote”.

    Una pantalla que deslumbra

    Pantalla del Samsung Galaxy A71

    El Samsung Galaxy A71 monta una pantalla de 6,7 pulgadas, con una resolución Full HD+ y equipa la ya clásica tecnología SuperAMOLED de Samsung. Es un panel enorme que, como hemos señalado antes, ocupa alrededor del 88% del frontal. En mi caso, acostumbrado al panel OLED de 5,6 pulgadas y a los marcos de mi Pixel 3a, el efecto que este Galaxy A71 creaba en mí, era tan grande que en ocasiones me daba la sensación de que transportaba conmigo una pantalla inteligente en vez de un smartphone. Sacarlo del bolsillo para consultar Google Maps en medio de la calle es una gozada. Sacarlo del bolsillo para ver “un capitulillo” en el bus es una gozada. No tiene más. Si venís de un móvil pequeño o mediano o de paneles de hace 2 o incluso 3 años, el Samsung Galaxy A71 quizás proporcione uno de los mayores saltos que se puede dar por su precio.

    Por si tenéis dudas, el agujero en pantalla (algo nuevo para mí), apenas se nota. El que esté colocado en el centro es una solución precisa, ya que otorga simetría al panel y por ende, acaba pasando más desapercibido.

    Samsung ha hecho un grandísimo trabajo con el panel del Galaxy A71, lo cual no es ninguna sorpresa

    La única pega que podemos ponerle a la pantalla es que ya la conocíamos. Es decir, es exactamente el mismo panel que montaba su antecesor, el Samsung Galaxy A70, actualizado ahora con el famoso agujero en pantalla. Es cierto que el precio apenas ha variado, pero, quizás, ante la barrera psicológica de los 400 euros, esperábamos algo más de Samsung.

    Batería apta para usuarios exigentes

    En pocas palabras: es bestial. No me quedo corto si digo que muy probablemente es uno de los factores determinantes para optar por su compra. El Samsung Galaxy A71 incorpora una batería de 4.500 mAh, suficiente para alimentar su gigantesca pantalla durante un día muy completo y más. En días no demasiado ajetreados, el móvil no pide cargador hasta pasadas las 48 horas, una autonomía que sobresale con claridad por encima de la media.

    La capacidad de la batería, que es la misma que la de su antecesor, Samsung Galaxy A70, te permitirá estirar la autonomía del móvil hasta más allá de las 7 horas de pantalla. Por otra parte, incorpora una carga rápida de 25W, que repone la batería al completo en un tiempo la mar de competente: más o menos en una hora, o una hora y media como mucho. Eso sí, no incorpora carga inalámbrica y mucho menos algo como la conocida carga reversible de Samsung, extras que, al menos en el caso de la carga inalámbrica habría estado bien ver en el gama media de Samsung.

    Google Maps en el Samsung Galaxy A71

    Lo no tan bueno del Samsung Galaxy A71

    Sensor de huellas no recomendado para impacientes

    El Samsung Galaxy A71 incorpora un sensor de huellas de tipo óptico ubicado en la parte inferior de su pantalla. Para mí, se trataba de una experiencia nueva, pero en absoluto ha sido tan satisfactoria como me imaginaba que sería. Aunque se queda muy cerca, el lector no es tan rápido como un lector de huellas convencional (por si sirve de algo, mis referencias son un iPhone 8, un Pixel 3a y un iPhone SE), faltándole un pelín más de fluidez.

    De todas formas, tampoco es para llevarse las manos a la cabeza, ya que el desbloqueo mediante huella puede complementarse (y muy bien) con el reconocimiento facial que también incorpora el Galaxy A71.

    Sensaciones agridulces con Samsung One UI

    Aunque el Samsung Galaxy A71 sale al mercado con Android 10 y Samsung UI 2.0, lo más puntero en cuanto a software se refiere, el resultado puede ser agridulce para algunos usuarios, que quizás encuentren pendiente una mejor optimización del sistema.

    No es un problema grave, por supuesto, ya que el móvil va bastante fluido (por algo incorpora el Qualcomm Snapdragon 730 y 6GB de RAM), pero sí que es verdad que el usuario de ojo atento será capaz de detectar un pequeñísimo lag que surge cuando se interactúa con según qué funcionalidades del dispositivo. Lo mismo sucede con la aparición de algunos tirones, no demasiado habituales, pero que unidos al ya mencionado lag y a la timidez del sensor de huellas en pantalla enturbian un poco la experiencia de uso.

    Por lo demás, el rendimiento general está en lo esperado en un móvil de este tipo. No es un terminal que se caliente en exceso, el trabajo con varias aplicaciones es sobresaliente, puede sin problemas con los juegos más exigentes, pero… Ay esa optimización.

    En ese sentido, One UI 2.0, aún con sus exigencias, aporta características que yo, como neófito de Samsung he agradecido sobradamente. Por ejemplo, la navegación con gestos, la multiventana, la configuración de funciones rápidas, bien en el lateral de la pantalla, o bien configurando el botón físico principal… La verdad, es que con el Samsung Galaxy A71 me he llevado una agradable sorpresa: Samsung ha hecho un muy buen trabajo con su ecosistema móvil. A nivel diseño, te podrá gustar más o menos, pero no hay duda de que One UI 2.0 está pensado al milímetro para ofrecer la máxima funcionalidad posible al usuario, respetando siempre, las bases establecidas por Android 10.

    Así son las cámaras del Samsung Galaxy A71

    ¿Son las cámaras del Samsung Galaxy A71 lo mejor del dispositivo? Depende, sin duda son uno de sus puntos fuertes, pero están en un término medio que se lo pondrá difícil a aquellos usuarios con altas aspiraciones fotográficas. Si crees que tendrás la misma cámara de los nuevos S20 por la mitad de su precio, estás muy equivocado. Lo que sí aporta la cuádruple cámara del Samsung Galaxy A71 es una gran versatilidad. Sus cámaras están pensadas para jugar, para experimentar y en definitiva, para conseguir la mejor fotografía posible (pero no perfecta) en el mayor número de situaciones posible. ¿Será verdad aquello de “quien mucho abarca poco aprieta”?.

    En el módulo de cámara (que por cierto, apenas sobresale del cuerpo del dispositivo) encontramos una cuádruple cámara compuesta de una cámara principal de 64 megapíxeles y apertura F1.8, complementada con una segunda cámara de profundidad de 5 megapíxeles y F2.2, a las que se unen una cámara ultra-gran angular de 12 megapíxeles y apertura F2.2 y una última cámara macro de 5 megapíxeles y apertura F2.4. Una curiosa combinación que, aún renunciando al teleobjetivo, permite tomas de gran calidad, especialmente en exteriores y con buena luz, con unos resultados más nítidos que la media.

    cámara gran angular del Samsung Galaxy A71 en acción

    Aún con todo, hay que tener en cuenta que su cámara no está dirigida a un usuario excesivamente exigente o incluso profesional (para esto está toda la serie S20), sino más bien a un usuario todoterreno que no quiere cerrarse a nada en el campo de la fotografía móvil. En ese sentido, es especialmente gratificante el comportamiento de la lente gran angular y la lente macro, ambas con muy buenos resultados y con un grandísimo potencial para según qué situaciones. En el caso concreto de la cámara gran angular, el nivel de detalle que alcanza en sus tomas es especialmente notorio. Aquí también abrimos el melón de si habría sido mejor optar por un teleobjetivo en vez de la lente macro, la cual uno usa en ocasiones muy contadas, pero en fin, no se puede tener todo. Al final, Samsung destaca y vende (muy acertadamente, en mi opinión) las cámaras macro y gran angular como un factor diferencial del dispositivo, por lo que la no inclusión del teleobjetivo sorprende pero encaja dentro de un móvil pensado para realizar retratos, tomas de paisajes y en definitiva, una fotografía creativa y de calidad.

    Bajo estás líneas puedes ver una comparativa entre una foto tomada con el Samsung Galaxy A71 (izquierda) y otra con el Google Pixel 3a, mi dispositivo habitual (derecha). Más abajo encontrarás una galería con unas cuantas fotografías más. En general, las tomas nos enfrentan con una cámara luminosa y que consigue unos resultados con un alto contraste y unos colores un poco más vivos de normal.

    comparativa en la cámara del Samsung Galaxy A71 y el Google Pixel 3a

    ¿Qué hay de su modo retrato?

    Entrando en el modo retrato del Samsung Galaxy A71, personalmente no he notado muchas diferencias con el de mi dispositivo habitual, el Pixel 3a. Lo cual es una buena noticia porque todos sabemos cómo cuida Google el apartado fotográfico de sus teléfonos móviles. Sí que es verdad que en alguna ocasión me he encontrado con tomas no demasiado naturales (con colores muy saturados o desenfoque muy forzado) pero eso es más una cuestión de gusto que un defecto realista. En general, el bokeh está a la altura de lo que se espera, siendo no solo correcto, sino también, preciso.

    Por el contrario, cuando aplicamos el modo retrato a su cámara frontal, los resultados son notablemente inferiores: desenfoques bastante poco naturales y algún que otro susto de vez en cuando. Fuera de este modo retrato, la cámara frontal, de 32 megapíxeles está también al nivel de lo que podríamos esperar de una marca como Samsung: imágenes muy nítidas, colores vivos y la habitual bajada de calidad en las tomas nocturnas, eso sí, solventada con un resultado más que digno con un modo nocturno a la altura de las circunstancias.

    Fotografía nocturna y grabación de vídeo

    Y ya que sale a colación el tema de la fotografía nocturna, donde más problemas he tenido es justo en esa parte del plano fotográfico. No es que el Galaxy A71 flaquee más de lo normal, pero tampoco ofrece un resultado a la altura de un móvil con un precio oficial que ronda los 500 euros. Lo curioso del asunto es que según qué tomas, no quedan del todo mal, pero en cuanto entran en juego luces artificiales (como las de una farola por ejemplo), la cámara comienza a mostrar signos de debilidad. Como he dicho antes, podemos aplicar un modo nocturno en cualquiera de sus cámaras para conseguir maquillar un poco el resultado. Y sí, es verdad que la cosa mejora bastante, pero tampoco es un resultado especialmente fino, sobre todo porque la nitidez y el enfoque sufren, y mucho.

    Respecto a la grabación de vídeo, Samsung tiene dos muy buenos argumentos de venta: el gran nivel de detalle que logran sus lentes y la estabilización electrónica (esto último, siempre y cuando grabes en a 1080p, ya que el 4K tiene que prescindir de la estabilización). A mayores, en el caso del Samsung Galaxy A71, además de la grabación FullHD a 30 y 60 fotogramas por segundo y la grabación 4K a 30 fotogramas por segundo, se incorpora la posibilidad de hacer vídeos a cámara lenta en FullHD a 960 fotogramas por segundo, una característica que su hermano pequeño, el Galaxy A51, no incorpora.

    interfaz de cámara del Samsung Galaxy A71

    Samsung Galaxy A71: conclusiones y opinión

    El Samsung Galaxy A71 sale al mercado con la difícil tarea de plantar la bandera en el campo de la gama media, un segmento que ha sufrido (y mucho) los vaivenes de los últimos años, impulsados por la nueva ola de fabricantes chinos y el fuerte aumento de precios en la primera línea de batalla. En este contexto, es tremendamente difícil colar un móvil que mantenga el equilibrio entre el precio y las especificaciones.

    Quizás por eso, Samsung ha intentado, como buenamente ha podido, traer un poco de los dos mundos al dispositivo, aportando algunos de los pilares indiscutibles de la marca (rendimiento sobresaliente, panel de altísima calidad o diseño premium) pero restando, inexplicablemente, en aspectos más cruciales. Y todo ello, intentando ofrecer un precio competitivo y, en teoría, razonable.

    Es difícil saber qué parte de Samsung estás realmente pagando en el puzzle del Galaxy A71

    Por si fuera poco, el Galaxy A71 sirve de enlace y de faro para la generación presente de la serie A de Samsung: por un lado debe ser la referencia de la gama media y por otro no puede comerle la tostada a un S10 Lite que ya puede encontrarse por 599 euros. Por todo esto, su precio, en una horquilla especialmente sensible, hace que aumentemos la lupa sobre sus puntos flacos, y es que, sin ser un mal móvil, esos 469 euros pueden acabar sabiendo a poco.

    Te recomendamos | Samsung Galaxy A51, análisis: el nuevo gama media de la firma coreana tiene una asignatura pendiente)

    Precio del Samsung Galaxy A71 y dónde comprarlo

    Así son las 4 cámaras del Samsung Galaxy A71

    El Samsung Galaxy A71 tiene un precio oficial de lanzamiento de 469 euros y puede ser adquirido a través de la propia página web de la marca. Sin embargo, en estos momentos Samsung lo está ofreciendo, también desde su web por un precio limitado de 399 euros. De todas formas, es muy posible que la bajada de precio se mantenga en Amazon, donde puede encontrarse también por esos mismos 399 euros con ocasionales descuentos hasta los 389 o incluso los 379 euros.

    Si el precio se te hace mucho, siempre puedes probar con su versión inmediatamente inferior, el Samsung Galaxyb A51, la cual recorta 100 euros, principalmente en cámara y en batería.

    Samsung Galaxy A71, opinión y nota de Andro4all
    ¿Debería comprar el Samsung Galaxy A71?
    A favor
    • Diseño de gama alta con apenas un solo “pero”
    • Una cámara altamente versátil con la que no te vas a aburrir
    • Una rendimiento de batería muy superior a la media
    • Su pantalla es todo un “puntazo”
    En contra
    • Se agradecería una mejor optimización
    • La trasera de plástico no va acorde a su precio
    • El sensor de huellas en pantalla no es tan preciso y rápido como nos gustaría
    • Cuando caiga el sol, no le pidas milagros a la cámara
    Conclusiones El Samsung Galaxy A71 es un gama media más que correcto, con aspiraciones de “algo más”, aunque con un rendimiento y una cámara que quizás te haga plantearte pagar “algo menos”.

    Sigue toda la actualidad de Android en nuestro canal de Telegram oficial, ¡somos más de 50.000 miembros!

    Sigue a Andro4all

    Archivado en Análisis de móviles, Samsung
    COMPARTIR 0 TWITTEAR

    Comentarios

    Otras webs de Difoosion